Géneros y Sexualidades

SUBTE

8M: las trabajadoras del subte también debatimos

A raíz del Día Internacional de las Mujeres y las actividades de cara al 8M y 9M, dentro del subte también se instaló el debate sobre cómo vamos a participar en esas jornadas, y el rol que podríamos jugar para realmente conquistar las demandas del masivo movimiento de mujeres.

María Agustina Chaves

Trabajadora Subte - Línea D | @suragus1982

Sábado 7 de marzo | 12:36

El proyecto de ley de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto en el Congreso se presentó, a lo largo de los últimos 15 años, 8 veces. Durante todos esos años, y sobre todo desde la primera movilización por Ni una Menos en contra de los femicidios en 2015, y después en 2018 cuando logramos que se tratara el proyecto en el Congreso, las mujeres siempre copamos las calles. Por Educación Sexual Integral, por Anticoncepción Gratuita, y por Aborto Legal en el Hospital. Contra los femicidios y la violencia machista.

Pero la realidad mostró que para lograr estos derechos elementales, las mujeres debemos organizarnos de manera independiente de todos los gobiernos y el Estado. Históricamente tuvimos que conquistar nuestros derechos, nunca nos regalaron nada. En 2018, la enorme “marea verde” logró que se diera media sanción al proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo en la Cámara de Diputados. Aunque después un puñado de senadores junto con sectores reaccionarios como las Iglesias hizo oídos sordos a nuestro reclamo. Y si ahora se va a volver a tratar un proyecto en el Congreso, también es por la enorme pelea que seguimos dando para que no sigan muriendo mujeres por abortos clandestinos.

Desde Pan y Rosas decimos que el movimiento de mujeres debe confiar en su propia fuerza. Y dentro de ese movimiento, los sindicatos pueden ser verdaderas trincheras para que las mujeres nos organicemos.

Te puede interesar: 8 y 9M: qué unidad para conquistar el aborto legal y todos nuestros reclamos

Las mujeres en el subte

El subte siempre fue un ejemplo de lucha y organización. Las trabajadoras fueron pioneras en el avance de derechos en materia de igualdad laboral y pilares fundamentales en la organización y creación de AGTSyP (Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro), que consiguió reducir la jornada laboral a 6 horas y terminar con el trabajo precario en el subte. La independencia política de todos los gobiernos fue fundamental. Pero hoy nos encontramos con una conducción que deposita toda la confianza en el aparato estatal y el actual gobierno.

Aunque en estos meses las mujeres seguimos movilizadas, la Secretaría de Género no convocó a ninguna instancia de organización previa al 8M para discutir cómo vamos a intervenir y cuánto podríamos aportar las trabajadoras del subte a esa jornada de lucha tan importante. La única convocatoria fue a una reunión el martes 4 en el sindicato, adonde se nos informó lo que íbamos a hacer el 8 y el 9. Allí, muchas compañeras plantearon con legítima preocupación: “¿cómo hacemos para que la participación de las compañeras del subte sea masiva?”. A lo que respondemos que, mientras las decisiones se sigan tomando en una mesa chica de dirigentes de la CTA, las compañeras de base no se van a sentir fortalecidas para ser parte de estas jornadas.

El pasado 28 de febrero, el Ministerio de la Mujer convocó a una reunión adonde asistieron, entre otras organizaciones, las representantes de la Secretaría de Género de AGTSyP. ¿Pero alguna de nosotras sabemos de qué se habló en esa reunión? En la actualidad, las trabajadoras y trabajadores del subte estamos dando una dura pelea contra Metrovías y Sbase por la presencia del cancerígeno asbesto en trenes y estructuras, que nos enferma a quienes trabajamos, y también a usuarias y usuarios. ¿Se mencionó ese tema en el Ministerio? ¿Se trasladó esta problemática al colectivo de mujeres para darle fuerza? Desde Pan y Rosas lo planteamos en las asambleas de la Mutual Sentimiento, donde participan todas las organizaciones de mujeres y disidencias. Porque creemos que hay que darle visibilidad. ¿Y qué mejor que la fuerza de las mujeres apoyando este reclamo?

Lamentablemente, la dirección mayoritaria de nuestro sindicato decidió dejar de confiar en la fuerza de las mujeres organizadas, para pasar a hacerlo en el cambio de gobierno. Aunque este gobierno sigue ajustando a pedido del FMI, igual que el anterior. Aunque este gobierno, producto de nuestra movilización, va a presentar un proyecto propio de IVE que aún no se conoce, pero que viene de la mano de la alianza con las Iglesias, que llaman este 8M a una movilización con el título “Si a la Vida, Si a las Mujeres”, con una clara orientación pro-vida.

La conducción mayoritaria de AGTSyP, al igual que el resto de las direcciones de los sindicatos nucleados en la CTA, convoca a las trabajadoras a participar de manera folklórica. Sin asambleas en los diferentes sectores donde podamos debatir todas las compañeras, sean de la orientación política que sean, cuales banderas levantar, cual proyecto de IVE quieren apoyar, cuál debe ser la estrategia del colectivo para actuar. Lamentablemente, no se aprovecha el potencial y la fuerza que podríamos hacer las trabajadoras del subte sumando a nuestros compañeros en un paro activo que acompañe esta jornada. Con aperturas de molinetes en todas las cabeceras, como ya han hecho otros años los compañeros delegados de tráfico y estaciones de la línea B, que acompañen la movilización.

Desde Pan y Rosas peleamos y lo seguiremos haciendo en todas las asambleas y todos los lugares de trabajo y estudio, porque creemos un error regalarle el 8 a la Iglesia. También por la exigencia de un verdadero paro activo el 9 llamado por las centrales sindicales ¿Se imaginan si paramos todos los trabajadores y las trabajadoras del subte? ¿Les docentes, bancaries, estatales? Nuestra fuerza sería imparable.

Por eso, te invitamos este 8M y 9M a participar con Pan y Rosas y poder debatir con las trabajadoras de MadyGraf, la Comisión de Mujeres de Ansabo, las trabajadoras recientemente reincorporadas del Posadas que nunca dejaron de luchar, las docentes que pelean contra las paritarias de hambre que les quieren imponer, y todas las mujeres que queremos fortalecer el movimiento y terminar con este sistema de explotación y opresión y el patriarcado que lo sostiene.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO