×
Red Internacional
La Izquierda Diario

BAHÍA BLANCA - LOPEZ Y MALDONADO. Bahía Blanca marchó por López y Santiago: balance de una jornada de lucha

50 días sin Santiago y 11 años sin López ¿Dónde están? Una lucha contra la impunidad de ayer y de hoy que sigue llenando las calles.

Miércoles 20 de septiembre de 2017 | Edición del día

Ante las grandes movilizaciones por Santiago que dejaron en «offside» el corcet mediático y las maniobras del gobierno de Macri y Bullrich, la sensibilidad por la lucha contra la desaparición forzada vuelve a aflorar como expresión de una profunda tradición sentada por los organismos de derechos humanos en Argentina.

La sensibilidad a flor de piel en miles y miles de jóvenes choca de lleno y a diario con la continua criminalización y culpabilización que producen industrialmente los medios. El gobierno y sus voceros quieren generar un nuevo consenso de derecha sobre los derechos humanos, que no adjudique al Estado y gobierno de turno la responsabilidad ante un desaparecido en represión, sino que apunte directamente sobre la víctima y la haga responsable de su destino.

Este “golpe de prensa” en conjunto con los conocidos “trolls” macristas llegaron a implantar la duda de la misma existencia de Santiago Maldonado, reversionando la tan recordada respuesta de Videla ante la pregunta por los desaparecidos, cuando dijo que «no tiene entidad, no esta, ni muerto ni vivo».

En respuesta a esta ofensiva, la lucha continúa multiplicándose ya no sólo en las calles, sino que llegó a las escuelas, universidades y lugares de trabajo con stickers, carteles, campañas de fotos, frases escritas al azar que preguntan ¿Dónde está Santiago Maldonado? Las jornadas culturales, festivales, pintadas forman parte de un repertorio que a través del arte, la música, discusiones políticas y talleres mantiene viva la pelea por Santiago.

Te puede interesar: Escrachan pintada por Santiago Maldonado en la UNS

Este Lunes en Bahía Blanca nuevamente cientos salimos a las calles para exigir la aparición con vida de Santiago, y para que no se convierta en un nuevo Julio López: no queremos más monumentos a la impunidad. De la movilización participaron CTA, Suteba, Aduns, Judiciales, Centros de Estudiantes de Humanidades y Avanza, PO y PTS en el Frente de Izquierda, CR, MST, CxPST, Pueblo en Lucha, agrupaciones docentes como La Marrón y Tribuna Docente, y estudiantiles como TESIS XI, Cardumen y la UJS. Luego de la lectura de un poema de una amiga de Santiago y la intervención de miembros de la comunidad mapuche, más de 400 personas marchamos por la ciudad.

Ausencias que hablan

En la movilización fue notorio el faltazo de las organizaciones políticas y de DDHH ligadas al kirchnerismo y el PJ. Brillaron por su ausencia La Cámpora, Movimiento Evita, Hijos, APDH y Patria Grande. Tampoco fueron de la partida los principales candidatos de Unidad Ciudadana, como Carlos Quiroga y Rodolfo Lopes. La CGT dirigida por la UOCRA, columna vertebral del proyecto electoral kirchnerista en la ciudad, optó por pasar a cuarteles de invierno, más preocupada por tener que responder a las acusaciones de coimas y aprietes en las obras de la región que en poner todo su peso en las calles contra la impunidad de ayer y de hoy.

Nada más lejano a la realidad que los dichos de Matías Moreno (ex Director Nacional de formación en DDHH), de que “A López lo desaparecieron como respuesta a la política de DDHH del gobierno de Nestor Kirchner”. Más bien la segunda desaparición de López mostró los límites del discurso oficial.

La rotunda negativa a abrir los archivos de la dictadura obligó a los testigos y los ex detenidos-desaparecidos sobrevivientes a exponerse testificando ante los genocidas como Etchecolatz. También hay que dejar en claro que el kirchnerismo dejó intactos a los más de 9 mil policías que continuaban a esa fecha en funciones desde el período 76/83. Se evidenció asi la negativa del gobierno a ir a fondo contra el aparato represivo en su objetivo de recomponer al Estado luego de la crisis del 2001 y relegitimar a las repudiadas fuerzas de seguridad.

Hoy más que nunca la lucha por Santiago no puede ser parte de la especulación electoral. ¿Por qué Cristina no pone la “Unidad Ciudadana” al servicio de la movilización y la organización para encontrar a Santiago con vida? Esa es la resolución que no tomaron los dirigentes del movimiento y las agrupaciones kirchneristas.

También sabemos que hay cientos y cientos que se sienten identificados con el proyecto político de CFK y se hacen la misma pregunta. Pero lejos de quedarse solamente con eso movilizan y se organizan. A ellos y ellas queremos invitarlos a un franco debate ¿Se imaginan paralizar las universidades, escuelas, fábricas en simultáneo para exigir la aparición con vida de Santiago? Sería un golpe directo al montaje del gobierno.

Si el kirchnerismo como fuerza política no se suma con todo su peso a las movilizaciones y jornadas por Santiago en parte es por una definición política “de no hacer olas” con un caso que cuanto más lo impulsan más contradicción les genera. Cuánto más vemos a Maldonado más pensamos en López y, lejos de asumir las responsabilidades políticas del encubrimiento en la causa, prefieren no hablar del tema.

Quienes integramos el PTS en el Frente de Izquierda nos jugamos con todo a esta pelea, porque la impunidad de ayer es la que mantiene la impunidad de hoy. Estamos desde el primer día impulsando una campaña por su aparición, ponemos toda nuestra fuerza en cada movilización e impulsamos actividades y comités junto a jóvenes, docentes y trabajadores independientes en lugares de estudio y trabajo.

Ampliar la unidad en las calles para hacer más fuerza

Las movilizaciones por Santiago Maldonado, y las que se realizan cada año por López, son parte de una tradición que desde el PTS en el Frente de Izquierda queremos mantener y profundizar. Desde nuestro surgimiento en Bahía Blanca en el 2000, nos sumamos a las marchas de los 24 de Marzo, de repudio a genocidas como Massot, desde el inicio a los actos de los juicios, y desde el 18 de septiembre de 2006 a cada convocatoria por la aparición de Julio López, siempre con absoluta independencia del gobierno de turno y los partidos patronales.

La unidad en las calles no puede ser producto de no discutir las responsabilidades políticas. Es por eso que nos parece un error la resolución tomada por la CTA y la Comisión de Apoyo a los Juicios, que una vez más de forma unilateral e inconsulta cerraron el micrófono y negaron la posibilidad de leer el documento del Encuentro Memoria Verdad y Justicia. Una política que termina debilitando y quitandole filo al reclamo que está en boca de un gran sector de la población. Es por ello que al finalizar la marcha, las organizaciones que impulsamos la constitución del Encuentro Memoria Verdad y Justicia en la ciudad compartimos el documento que cerraba el acto de Plaza de Mayo en ese mismo momento.

Para lograr la aparición con vida de Santiago y justicia por Julio López necesitamos ampliar y profundizar el arco de solidaridad. Tenemos que poner en las calles una gran fuerza movilizada de manera independiente de los gobiernos que garantizan la impunidad de los genocidas de ayer y los represores de hoy. Llamamos a todas las organizaciones de DDHH, sociales y políticas, a los sindicatos como SUTEBA, CTA, ADUNS, ATE, a los centros de estudiantes y organizaciones de pueblos originarios, a poner en pie el ENMyJ e impulsar un gran acto y movilización para el 1 de Octubre, que involucre instancias de discusión, organización y construcción de documentos, pronunciamientos, y acciones necesarias porque queremos que Santiago Maldonado aparezca YA, porque vivo lo llevaron, vivo lo queremos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias