Sociedad

LEDESMA

Barrios de Fraile Pintado hace tres días sin agua potable

En esta localidad en los meses de constantes precipitaciones y cuando crece el caudal del rio Ledesma, se generen problemas en la toma de agua y la planta potabilizadora, lo que lleva a que varios barrios se queden sin suministro de agua. Pese a la bomba de agua que instaló el gobierno de Morales, hace tres días que los vecinos no cuentan con el servicio esencial.

Miguel López

Concejal del PTS-FIT en Libertador Gral. San Martín-Ledesma

Jueves 21 de enero | 11:01

Es recurrente que, en esta localidad en los meses de constantes precipitaciones, cuando crece el caudal del rio Ledesma, se generen problemas en la toma de agua y la planta potabilizadora, lo que lleva a que varios barrios se queden sin suministro de agua. Pese a la bomba de agua que instalo el gobierno de Morales, hace tres días que los vecinos no cuentan con el servicio esencial.

Ante la situación de la falta del suministro de agua potable, los/as vecinos/as de los barrios, sobre todo los que están ubicados en la zona oeste del ejido urbano (B° Presentación Mora, 18 de febrero, 50 viviendas, 26 viviendas, y 12 viviendas), recolectan agua en baldes y tachos, aprovechando los pocos momentos en los que la bomba recientemente reparada por el gobierno, en una obra valuada en un millón y medio de pesos, permite que llegue el agua.

Esta manera que encuentran los/as vecinos/as para juntar agua en tiempos de escases por falta de obras públicas, trae aparejado el problema de que los tachos, baldes y bidones, en poco tiempo se conviertan en reservorios de larvas de la especie de mosquito vector del dengue, enfermedad infecto contagiosa que el año pasado golpeo duramente a la población de Fraile Pintado, con más de 1500 contagios. Ya que según los registros y estudios de esta enfermedad endémica en la zona es en los meses de diciembre, enero, febrero y marzo, cuando se dan los picos más altos de contagios.

Los comercios y comedores tienen clausurado los baños por la falta de agua, lo que trae aparejado un problema en la higiene y desinfección de estos lugares prestadores de servicios de suministro de alimentos y bebidas.

El hospital Zegada también padece esta situación de falta del servicio esencial de agua potable, porque no tiene una instalación independiente que ante estas contingencias permita que el nosocomio pueda seguir contando con agua para que no se altere la atención sanitaria de la población. Esta situación crítica hace que el hospital corra el riesgo de convertirse en uno de los principales focos de contagio de diferentes enfermedades y sobre todo de coronavirus, por no contar con este recurso esencial para desinfección de la superficie, higiene de los pacientes y asepsia de los trabajadores de la salud.

La exposición al contagio de covid-19 en Fraile Pintada esta hoy al orden del día, por falta de obras públicas básicas y esenciales de ingeniería hídrica y una nueva planta potabilizadora, que son responsabilidad de este gobierno de signo radical, de Iván Poncio, y del gobierno peronista de Omar Carrasco que lo antecedió, porque la problemática de la carencia de agua potable en verano es una cuestión de larga data, un problema estructural y un flagelo que lo padece la población trabajadora de la localidad.

Esta realidad de brutal en materia de condiciones de vida del pueblo trabajador de Fraile Pintado deja expuesto a un gobierno municipal radical que solo ha intentado poner un parche, con reparación de la bomba de agua, que no resuelve el problema de fondo, ya que esta obra anunciada con bombos y platillos solo está permitiendo en estos momentos que los barrios del este del ejido urbano (B° Plan Fil, Jubilados, Santa Rita y Virgen del Valle) tengan agua por momentos pero con muy baja presión, y barrios enteros de oeste estén hace tres días sin agua, viviendo en base a la compra de bidones de agua envasada o de la solidaridad de otros vecinos que aunque sea tienen por momentos baja presión de agua y pueden juntar el líquido elemento en bidones y baldes.

El gobierno provincial que administra Agua Potables de Jujuy brinda un pésimo servicio a la comunidad de Fraile Pintado, en tiempos de constantes precipitaciones dejándola sin agua y a lo largo del año suministrando un agua de muy mala calidad, centralmente turbia, lo que también da cuenta de falencias en la planta potabilizadora. Pese a esto, Agua Potable de Jujuy a aplicado también un tarifazo contra la población, ya que subió el costo del servicio esencial a la par del aumento brutal que aplicaron contra el bolsillo popular las empresas privatizadas de energía eléctrica y gas natural, EJESA y GASNOR.

Así como el pueblo de esta localidad del dpto. Ledesma se manifestó masivamente contra los tarifazos hace algunos años, es clave que los trabajadores azucareros, tomateros, del comercio, cargadores, feriantes, ambulantes y los vecinos de los barrios populares de Fraile Pintado, se organicen y se movilicen para que el gobierno provincial y municipal realicen las obras publicas necesarias en la toma de agua y planta potabilizadora que permitan que la comunidad tenga pleno acceso al agua potable, y que no quede constantemente expuesta a la falta del suministro de este recurso esencial para la vida, alimentación, higiene y desinfección, más en tiempos de pandemia del covid-19, en los que dejar sin agua potable a la población durante varios días es literalmente condenarla a contagios y muertes evitables y prematuras, lo que decanta en un crimen social de las autoridades de los gobiernos de turno contra las mayorías populares que habitan la localidad.







Temas relacionados

Fraile Pintado    /    agua potable   /    Corte de agua   /    Jujuy   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO