ROSARIO

Cambalache en el Concejo Deliberante y traspiés de la centroizquierda

Los bloques del FPCyS y del FpV se dividieron en el marco de una votación laberíntica para elegir a las autoridades del Concejo Deliberante. Ciudad Futura y el Movimiento Evita votaron autoridades de la UCR y el PRO.

Cecilia Rodríguez

@cecilia.laura.r

Viernes 11 de diciembre de 2015 | Edición del día

Tal como lo indica la poco democrática tradición, la presidencia del Concejo Deliberante corresponde a la fuerza mayoritaria, en este caso, al Frente Progresista Cívico y Social que gobierna la ciudad de Rosario y la provincia de Santa Fe. Lo que no indica la tradición es qué hacer cuando la fuerza mayoritaria es un cambalache de facciones enfrentadas y asociadas a la vez, por un cargo que solo puede ocupar una.

Esto es lo que se vivió en la votación de autoridades del Concejo. Por un lado, se presentó Daniela León, la ganadora, de la fracción de la UCR que, sin dejar de integrar el Frente Progresista, también integra Cambiemos, que es supuestamente opositor al Frente Progresista.

Por el otro, se presentó María Eugenia Schmuck, también de la UCR. Su currículum incluye haber sido candidata con Boasso, que terminó de candidato a Vicegobernador de Del Sel. Si bien Schmuck había enfrentado a la Intendenta Mónica Fein en la interna del Frente Progresista, rápidamente se convirtió en ferviente oficialista del régimen narcopolicial, integrando, de la mano de Pablo Javkin, la Secretaría de Gobierno de la Municipalidad. En resumen, la presidencia del Concejo estaba disputada por una oficialista opositora y una opositora oficialista. Ambas de la UCR. Grandes diferencias.

El gobierno de Mónica Fein, que venía de integrar al sector de Schumck al ejecutivo, no tuvo fidelidad ni por dos meses. Pactó que su bloque votara a favor de Daniela León, a cambio de que el sector de Cambiemos votara a favor del presupuesto.

Vaya a saber cómo, en este toma y daca entre “el gorilaje”, el progresismo kirchnerista tomó partido por uno y otro sector. Eduardo Tonioli del Movimiento Evita y Marina Magnani de La Cámpora, votaron por el “mal peor”, la macrista Daniela León. Parece que lo de “amor si, Macri no” lo dejaron en la puerta del Concejo.

Por otra parte, el Partido de la Ciudad Futura (PCF), junto con otro sector del Frente para la Victoria, votaron por María Eugenia Schmuck. Pero sin privarse de nada, también abandonaron la campaña “No, Macri No” y la cambiaron por la consigna “Si, Macristas Si”: dieron su voto a Carlos Cardozo, del PRO, que asumirá como Primer Vicepresidente del Consejo. Esta votación tuvo, además, otro ribete bizarro: el propio Cardozo se abstuvo de votarse a sí mismo. Los compañeros del PCF apoyaron más a Cardozo que Cardozo mismo. Correctamente, la concejala Celeste Lepratti del PSF se negó a votar a este miembro de Cambiemos, aliado de Reutemann, nada menos que el asesino de su hermano, Pocho Lepratti.

Llamativamente, Caren Tepp, la concejala del PCF, fue votada por unanimidad para ocupar la Segunda Vicepresidencia. Ni un solo macrista se abstuvo.

En este Consejo ya no se sabe quién es oficialista u opositor. La febril campaña polarizada, tanto del Frente Progresista de Lifschitz contra Del Sel, como del kirchnerismo contra Macri se esfumó en la primera sesión del Concejo, con acuerdos y alianzas transversales para “todas y todos”.

Con estos métodos laberínticos, a espaldas de las mayorías populares, se garantiza un Concejo de pactos mutuos para votar un presupuesto de ajuste contra los trabajadores y el pueblo. Mientras, la casta política privilegiada sigue cobrando sus abultados sueldos, que les permiten acceder a la salud y educación privadas, pagar autos y choferes, mientras para los trabajadores hay aumentos de impuestos y tarifas, un boleto que no deja de aumentar, y una salud y educación en crisis.

Nunca fue más vigente la pelea que da el Frente de Izquierda para que todo legislador cobre como una maestra. Nicolás Del Caño fue reconocido en todo el país por renunciar a su dieta de diputado y donarla para las causas populares. Este profundo cuestionamiento a una “democracia para pocos”, que lamentablemente no es tomado por el PCF y el FSP, es el punto de partida elemental para sentar una posición verdaderamente independiente de la rosca y el circo donde se dan la mano peronistas, socialistas y macristas.







Temas relacionados

Concejo Deliberante   /    FpV   /    Centroizquierda    /    PRO   /    Rosario   /    Santa Fe

Comentarios

DEJAR COMENTARIO