TRIBUNA ABIERTA

Carta abierta de ex alumnos de la Nigelia a Santiago Berreta y al diario La Capital

La Izquierda Diario reproduce una carta de Pedro Cuello,Delfina Cuffaro, Celeste Mazzei y Cüyén Perretta, todos ellos ex alumnos de la escuela Nigelia Soria, en respuesta a una nota publicada por La Capital.

Martes 15 de agosto | 17:41

El domingo en plenas elecciones nos encontramos con una nota titulada “La fauna de la vagancia”. Desarrollada a modo de anécdota su escritor cuenta cómo fue su paso por la escuela “Nigelia Soria”. Caracteriza a los y las estudiantes en dos grupos: los que quieren progresar en el arte y los que asisten en busca de una escapatoria a las dificultades de las ciencias. Como si estudiar arte fuese tarea fácil ¿no?

Lo que nos preocupa aún más es que quien escribe acude a un medio como lo es el diario La Capital, que siempre demostró estar en la vereda contraria a la de los pibes, como cuando por ejemplo hace unas semanas publicó una nota desmereciendo con citas falsas a los alumnos del Politécnico que se posicionaron y posicionan a favor y en defensa de la educación pública. Siendo que siempre buscan una oportunidad para atacarnos no creemos que ésta sea la excepción, puede que los deseos del autor no vayan de la mano con las intenciones de la editorial.

En nuestro paso por “la Nige” en el que estábamos entre siete a diez horas por día nos vimos obligados a aprender a convivir. Convivíamos distintas y varias personalidades como personas que transitaban el establecimiento. Convivíamos los alumnos de la escuela Nigelia Soria, y los alumnos del terciario de Teatro y Títeres que hasta hoy luchan por su edificio propio. Y así también convivían los libros y los instrumentos, el diálogo y la danza, la política y el arte.

Cada paso dado era un ensayo de laboratorio, era hacer e inventar en cada momento cómo queríamos expresarnos, era cuestionarnos lo personal, era descubrir nuestros cuerpos. Puede que en ese edificio de tres pisos ubicado en la esquina de Moreno y Viamonte muchos de nosotros y nosotras hayamos encontrado esa felicidad que sólo te da la libertad, tan difícil de concebir en el capitalismo.

Recibimos, y criticamos cuando lo creímos necesario, una educación que rompe con la estructura que quiere imponernos este sistema, el aprendizaje en la Nige es un ida y vuelta, una relación en la que educadores y educandos están en el mismo puesto, un diálogo de saberes mutuos que pudimos, haciendo y deshaciendo, poner en marcha.

No creemos que la nota manche el nombre de la escuela, pero nos sentimos ofendidos por ser también ex alumnos que lo vivimos de otra forma, que tenemos otros recuerdos, otras moralejas, y otros aprendizajes. Sobre todo no podemos quedarnos callados frente a una editorial que hace caldo de cultivo con la criminalización oportuna de los pibes, dando como respuesta un disciplinamiento que buscan cargar sobre las espaldas de los establecimientos educativos, cuando estos no cumplen con los parámetros establecidos habitualmente. La Nigelia Soria enseña y genera potenciales de libertad, en una sociedad capitalista en la que el valor que nos imponen es el de producir y consumir, liberarnos y re-preguntarnos a través del arte y la política que hay más allá de todas las formalidades y del programa es algo que no podemos dejar de valorar. Esto nos permitió que la escuela no sea un simple pasaje sino la puerta a nuevos caminos, la oportunidad de intercambiar con el otro, y construir diferente. Para quienes tuvimos la suerte que transitarla, aunque sea solo un par de años, no es sólo una hoja de anécdotas borrosas guardada en el cajón abajo del diploma. Quienes la vivimos no terminamos de vivirla, porque todo eso que pasamos lo llevamos encima, en la boca y en la voz, en las manos y en los pies, en los ojos y en la mirada. Es una lástima que al autor y a los distinguidos lectores del diario la capital no le quede más que una caja de cigarrillos. No saben de lo que se pierden.

Pedro "Pepi" Cuello estudiante de Historia en la UNR
Delfina "Delfo" Cuffaro estudiante de Derecho en la UNR
Celeste "Cele" Mazzei estudiante de Psicología en la UNR
Cüyén "Cuyi" Perretta estudiante de Psicología en la UNR








Temas relacionados

Rosario   /    Santa Fe

Comentarios

DEJAR COMENTARIO