Sociedad

ZONA SUR DEL GRAN BUENOS AIRES

Cientos en las calles por verdad y justicia por Anahí

Familiares, amigos y compañeros de la joven Anahí Benítez se movilizaron desde la Escuela Normal Antonio Mentruyt hasta los tribunales de Lomas de Zamora para exigir verdad y justicia. Reproducimos declaración de la comunidad educativa de la Ensam.

Lunes 4 de septiembre | Edición del día

1 / 3

El lunes 4 de septiembre, familiares, amigos y compañeros de Anahí Benítez, realizaron una nueva movilización hacia los tribunales de Lomas de Zamora para exigir verdad y justicia. desde las 12 del medio día comenzó la concentración en la puerta del ENSAM, donde fueron llegando organizaciones sociales y políticas de izquierda, y estudiantes de otras escuelas de la zona. A las 13:00 se partió hacia los tribunales por la calle Larroque. Más de 3 cuadras repletas de jóvenes estudiantes y docentes, con el Ceesam, el centro de estudiantes del colegio Nº102 y el Ceilz a la cabeza, comenzaron la caminata de unos 2 kilómetros.

Se realizó un muy emotivo acto en la puerta de los tribunales, con una fuerte presencia de medios de comunicación. Luego se volvió hasta la Eenam, donde se desconcentró.

Reproducimos el comunicado que armó la comunidad educativa de la Ensam, y que leyeron en la puerta de los tribunales, junto a las decenas de adhesiones:

"El colectivo “Comunidad Educativa del ENSAM contra la violencia institucional, acompañando al Centro de Estudiantes, y a toda la gran familia del Normal, vuelve a movilizarse en busca de verdad y justicia por Anahí Benítez.

Hace un mes recibíamos la peor de las noticias, nuestros esfuerzos por recuperar a Anahí con vida habían sido en vano. Durante una semana habíamos empapelado las estaciones de tren, los muros, los comercios, con la sonrisa de Ana. Habíamos inundado las redes, viralizado su imagen, su arte, su compromiso. Habíamos logrado que los medios tomaran nuestra búsqueda como propia.

Ese 4 de agosto, nos golpeó con fuerza. Las esperanzas dieron paso a la tristeza de saber que Anahí nunca más volvería a estar con nosotros, que ese banco en el salón quedaría vacío por siempre, que nuestro solitario esfuerzo en la búsqueda no había sido suficiente. Durante días, la familia del Normal se cerró sobre sí misma, sobre su angustia, tratando de encontrarle explicaciones a lo inexplicable, buscando contener a los más cercanos a Ana, intentando el imposible de retornar a la normalidad. Luego la angustia dio paso a la bronca. Bronca porque entendíamos que se pudo hacer más para hoy tenerla con nosotros. Bronca por que expusieron su intimidad frente a los medios. Porque sometieron a sus compañeros y amigos, destrozados por la falta de su amiga, a una presión judicial y mediática innecesaria.

Hoy, la gran familia del Normal, se vuelve a poner de pie, acompañados por todos aquellos que vivieron la desaparición y asesinato de Anahí en carne propia, venimos a exigir justicia. No queremos que la bronca que sentimos se vuelva odio, sed de venganza. Queremos devolverles a nuestros chicos la esperanza de que es posible vivir sin miedo. Queremos regresar a nuestra labor, poder retomar nuestras tareas escolares sabiendo que no habrá impunidad, que pagarán el delito los responsables. Que por fin surgirá la verdad.

Es por eso que una vez más nos reunimos aquí, para exigir:

• Que de una vez por todas surja la verdad, porque sin verdad no hay justicia, y sin justicia, no hay posibilidad de cerrar las heridas, de evitar caer en la búsqueda de venganza, de volver a creer.

• Que la justicia condene a los responsables luego de una investigación seria y confiable, respetuosa de los derechos y garantías constitucionales. No queremos ver que el día de mañana haya impunidad por errores de procedimiento, por violación de los derechos de los acusados.

• Que se investiguen las responsabilidades de aquellos que desde la estructura del Estado, revictimizaron a Anahí, exponiendo innecesariamente su intimidad, juzgándola por su vida adolescente, sin necesidad, cuando ya no podía defenderse. Así como las responsabilidades que llevaron al hecho inadmisible de no encontrar a Anahí durante los cuatro días que permaneció cautiva.

• Que la causa no siga siendo un festival de trascendidos en la que la culpa va migrando de unos a otros, en un perverso recorrido que va arruinando vidas y sembrando desconfianza.

• Que se elabore un protocolo adecuado para tratar este tipo de casos, y que la justicia actúe en consecuencia con quienes se aparten del mismo.
Por los puntos mencionados, por el compromiso y esfuerzo que toda la Comunidad del ENAM puso en marcha en la búsqueda de su compañera, queremos respuestas, queremos respeto y profesionalismo a la hora de investigar su muerte.

Se educa con la palabra, pero también con el ejemplo. Nuestros chicos tienen que aprender que verdad y justicia van de la mano, que la impunidad no tiene lugar en nuestra sociedad.

Exigimos verdad y justicia por Anahí, y sepan que nuestro grito seguirá retumbando en los muros, las redes, los medios, hasta que se haga realidad".

Te puede interesar: Convocan a nueva movilización por verdad y justicia por Anahí






Temas relacionados

Anahí Benítez   /    Lomas de Zamora   /    Provincia de Buenos Aires   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Sociedad   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO