Juventud

PERIODISMO NARRATIVO

Cómo te cambia la vida la obra social: si la salud es un negocio cuidarse es un lujo

Relato en primera persona sobre el acceso a un derecho básico por primera vez en la vida. La precarización en la prepandemia.

Soledad Flores

Periodista y escritora

Lunes 26 de octubre | 14:06

Lo mejor de cuando dejás de ser una precarizada es la obra social. Yo tomé dimensión de lo mucho que me había cambiado la vida, el día que me preguntaron si el turno me venía bien un viernes. ¿A mí me está preguntando señora? Y sí, me estaba preguntando a mí, en el consultorio donde por primera vez vi a un oftalmólogo. Le dije que sí, que me convenía el viernes porque mi jefa no va a la oficina.

Te puede interesar: "Esto es diabetes, nena": crónica sobre salud pública y precarización en prepandemia

Y no había ido a cualquier oftalmólogo. Había ido al mismo que mi jefa. Me recomendó su odontóloga, pero yo estoy contenta con la que conocí el otro día. Busqué una que estuviera cerca de mi casa y la llamé. La ginecóloga también me cayó excelente y lo mejor de todo fue que me hizo el pap una mañana que le caí sin turno. Qué decir del lunes que me llegó una medicación al escritorio...Ese día dije bueno, señoras y señores, esto es la vida con obra social.

Te lleva un mes capaz darte cuenta que la tenés que aprovechar rápido, de golpe, por las dudas que te dure poco, por las dudas que se vaya todo a la mierda. Antes de que se les ocurra echarte. Te lleva un tiempo darte cuenta que tenés derecho a usarla.

Entonces te empezás a sacar turnos para todo y atendés todo eso de vos que dejabas siempre para más adelante, porque sin plata y sin obra social, cuidarse es un embole.

Podés leer: IFE 4: “Si no me lo dan, no voy a poder pagar más el alquiler”

Cuando decís la base está y lo central lo tenés controlado, ahí viene lo mejor. Ahí ya te cebás un poquito. Una piba de mi laburo me contó de un tratamiento que hizo por los dolores de espalda y yo dije ¿por qué no? Tengo que ver a una kinesióloga. Voy a mirar la cartilla. Ahí es cuando una siente que se está dando un verdadero lujo.

Cuidarse la espalda, el cuello. Después de tantos años de niñera y empleada doméstica. Después de tantas horas en comercio parada. Un tiempo combiné tres changas: de lunes a viernes hacía 5 horas en comercio. Después, algunos días a la semana me iba a laburar de bachera a una cafetería, unas cuatro horitas más. Los fines de semana trabajaba de moza en un restaurante. Iba los viernes y los sábados a la noche y algún domingo a la mañana. No podía conseguir un trabajo que me permitiera pagar el alquiler y comer sin pedir prestado.

Ninguno de esos trabajos, obviamente, era en blanco. No podía ni salir. No tenía porro. En ese tiempo, no sé cómo mierda hacía: dos o tres veces a la semana salía a correr. A veces me iba después de la cafetería.

Casi dos años después conseguí un trabajo de 9 horas en una oficina. Obviamente, te dan beneficios pero te roban la mayoría de las horas de tu vida. Me cuesta hacerme tiempo para correr. ¿Vos querés todo nena? me han dicho.

Leé también: Joaquín: el pibe de 15 años, peón rural y estudiante que la Policía fusiló en un cumpleaños

Por supuesto, lo quiero todo. Nos roban la posibilidad de pensar todos los días cómo sentirnos un poco mejor. No se puede seguir viviendo sin pensar que tenemos ese derecho. Quisiera que todas esas caras que vi pasar estos últimos diez años por al lado mío, en el call, en los comercios, en los restaurantes, en los depósitos, realmente quisiera que toda esa gente pudiera pensar qué hacer para sentirse un poco mejor cada día.

Me organizo porque sé que nuestras vidas valen más que sus ganancias y porque me rehúso a aceptar que la juventud cargue esta crisis sobre su espalda.

Ver esta publicación en Instagram

👉📣 Lxs estudiantes de la @juvpts nos acercamos a la recuperación de tierras de Guernica para traer nuestra solidaridad a las flias que sufrieron las consecuencias del temporal de anoche 😡 Sabemos que el problema no es solo la lluvia, sino que detrás hay responsables claros de que las flias estén pasando por esta situación, la justicia que no permite el ingreso de materiales para construir, Berni, Larroque y Kicillof que garantizan q la bonaerense y gendarmería no dejen ingresar nada al predio impidiendoles que puedan construir sus casas, y encima les ofrecen estar 6 meses más en estas mismas condiciones, en terrenos provisorios, ninguno de los responsables políticos quiere darle una solución definitiva a las flias de Guernica q pelean por tierra y vivienda YA! ✊ Las familias de Guernica nos necesitan, rodeemos de solidaridad a estás familias. Acerca tu donación o hablanos para cordinar! ✊🔥 Abajo toda orden de desalojo, tierra y vivienda ya! # Sumate a solidarizarte con las familias de Guernica, hablanos al: +54 9 11 2386-6820 #Guernica #GuernicaNiDesalojoNiExtorsion #GuernicaTierrayViviendaYa https://www.instagram.com/p/CGqCk-XpU5d/?igshid=biqjw9zj01su

Una publicación compartida de ᴊᴜᴠᴇɴᴛᴜᴅ ᴅᴇʟ ᴘᴛs // ғɪᴛ-ᴜɴɪᴅᴀᴅ (@juvpts) el

***

Marzo de 2019







Temas relacionados

Prepandemia   /    Red de Trabajadores Precarizados   /    Cuarentena   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    Juventud precarizada   /    Precarización laboral   /    Salud pública   /    Obras Sociales   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO