Géneros y Sexualidades

TUCUMÁN

Conmovedora manifestación para exigir justicia por Ana Ríos

Con un gran número de sus compañeras y compañeros de Veterinaria, unas 200 personas reclamaron por el femicidio de la joven.

Juan Lobo

@CanisLupus1917

Martes 3 de abril | 22:22

Desde las 10 se produjo un importante corte frente a los Tribunales Penales reclamando justicia por el femicidio de Ana Ríos. Familiares y amigos desmienten la versión que habla de un suicidio y reclamaron una investigación seria y, por sobretodo, que la carátula de la causa se contemple como femicidio. Señalan como responsable a su novio Facundo Guerrero. El joven, estudiante de Filosofía y Letras, ya había sido denunciado por Ana por agresiones y violencia. En el transcurso de la tarde, Guerrero quedó detenido. Quienes se manifestaron señalan que la familia de Guerrero tiene influencias y medios para intentar encubrirlo.

De la movilización participaron un nutrido número de estudiantes de Veterinaria, la carrera que Ana había terminado de cursar. Fueron numerosas las personas que rompieron en llanto cuando tomaban el megáfono para dar testimonio de cómo era Ana y de por qué consideran inverosímil la versión de un suicidio.

Sus propios compañeros del bar donde trabajaba fueron los primeros en desbaratar esa coartada. “Quería zafar ya de todas las materias para volver a su provincia (Jujuy). Estaba muy abocada a su trabajo y a todo lo que sea el tema de los animales. Lo que ha pasado con Ana no lo podemos creer, por eso estamos acá para poder ver que se haga justicia, porque no puedo creer que Ana se halla suicidado. Esa no me la creo”, sostuvo un compañero del bar donde trabajaba.

Una profesora dijo unas palabras en representación del cuerpo docente: “Estuvimos el miércoles con Ana, ella tenía proyectos: había planificado su año y había pensado como iba a seguir colaborando con las actividades de la facultad. Por eso quiero que quede bien claro que Ana era una persona feliz, que contenía a todos los demás, que nunca tenía una mala palabra, una mala predisposición, una mala intención en ninguna de las actividades que realizaba. Participo del proyecto de hospital, si una persona no se presentaba ella se tomaba el trabajo de buscarla. Era una trabajadora incansable. Sus compañeros saben que era una personita de luz. Es un gran dolor que nos hayan arrancado a Ana. Ella estaba en todos los proyectos y actividades, se hacía tiempo para todo. No puedo permitir que esto quede impone vamos a seguir hasta que se haga justicia. Que quede bien claro que esto fue un femicidio”.

Otra docente contó que “no debemos permitir que se naturalice la violencia, los golpes, no podemos permitir que la violencia de género esté entre nosotros, hoy es Ana, que no haya más Anas en Tucumán”.

Por último habló su hermano quién se mostró agradecido por el apoyo de compañeros y amigos. “Quería agradecer el apoyo que tuvimos en estos momentos difíciles, queremos justicia y que se esclarezca lo que se pasó, les agradezco a todos que estén apoyando esta causa”, dijo. En Jujuy, la provincia natal de Ana, se realizó por la tarde una importante movilización.


Movilización realizada en Jujuy, provincia de donde era oriunda Ana.








Temas relacionados

Universidad Nacional de Tucumán   /    Femicidio   /    Tucumán   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO