Mundo Obrero

MENDOZA

Debate en el Sute: ¿Cómo enfrentamos el ajuste?

Las familias de nuestras niñas y niños, jóvenes estudiantes no pueden sostener ni siquiera la canasta escolar, las escuelas cada vez mas deben ocuparse de resolver el hambre de los estudiantes por sobre las acciones pedagógicas. ¿Cómo hacemos para enfrentar esta crisis?

Laura Espeche

Secretaria Acción Social, SUTE Mendoza - Corriente Nacional 9 de Abril

Marisol Ruiz

de la secretaría de Acción Social, SUTE Mendoza - Lista Bordó/FURS

Viernes 5 de abril | 14:31

En el país se viven tiempos duros. Hay una crisis brutal que golpea el bolsillo de todos los trabajadores y trabajadoras y quieren ir por más. Ante esto el sector de la educación no es ajeno: en los pasillos de las escuelas se dialoga una y otra vez sobre la dificultad para llegar a fin de mes. A los problemas de un salario insuficiente, producto de años de depreciación de nuestros ingresos, se suman todo tipo de ataques a la educación pública. Las familias de nuestras niñas y niños, jóvenes estudiantes no pueden sostener si quiera la canasta escolar, las escuelas cada vez más deben ocuparse de resolver el hambre de los estudiantes por sobre las acciones pedagógicas. Esa situación se vive a diario.

Frente a estas situaciones la pregunta que se repite es: ¿Cómo hacemos para enfrentar esta crisis? Desde la Corriente nacional 9 de abril/lista Bordó, como parte de la conducción del SUTE, venimos planteando que hay una salida para enfrentar a Macri, el FMI y los gobernadores. La salida consiste en recuperar la fuerza de los 60.000 trabajadores de la educación y con esa fuerza organizada construir desde las escuelas un plan de lucha para ganar, empezando por organizar cientos de nuevos delegados y activistas desde abajo en toda la provincia. Esa fuerza será un gran impulso para el conjunto de la comunidad educativa y los trabajadores. Plantearse esa tarea es prioritaria e implica recorrer escuelas, debatir, intercambiar propuestas, construir un fondo de lucha para hacer frente a los descuentos y hablar con cada compañera/o sobre la urgencia de organizarnos frente al ajuste. Pero también implica, discutir profundamente la orientación del sindicato.

Desde nuestra agrupación venimos insistiendo que, a nivel nacional, las direcciones sindicales han jugado un papel traidor, conteniendo la bronca que se expresa por abajo y sirviendo de contención, allanándole el camino a Macri y los gobernadores para aplicar el plan del FMI.

Te puede interesar: Abajo el ajuste: la 9 de abril se prepara para enfrentar las políticas del FMI

Por su parte, el kirchnerismo no se queda atrás. Donde gobiernan aplican el mismo ajuste que Macri. Para las elecciones militan la unidad con el PJ de Manzur, Solá, Bermejo, el sojero Perotti en Santa Fé y bajaron sus listas en Córdoba para favorecer a Schiaretti, el amigo de Macri. Y han dejado bien claro su plan: sentarse con el FMI para renegociar la deuda a cambio de mayores ajustes, reformas laborales y previsionales, y profundización del saqueo. Sostener el plan del FMI es su perspectiva, mientras miles y miles se hunden en la pobreza.

Pero nosotros y nosotras tenemos otro plan: hay que organizar la fuerza para derrotar el plan del FMI, Macri y los gobernadores. Hemos planteado que el SUTE debe fortalecerse con un programa de independencia política de los partidos patronales. Hay que superar a esas direcciones que militan a capa y espada la paz social, hay que ser alternativa, por eso hay que ser bien claros en la denuncia a esas burocracias que no se plantean enfrentar seriamente al gobierno y es por ello que les exigimos paro y plan de lucha para que la fuerza de millones se exprese en las calles.

Un debate sobre la marcha de la CGT y la UIA el 4 de Abril

En el marco del 4 de Abril, aniversario de la muerte del maestro Carlos Fuentealba, la CTERA convocó a una jornada nacional de lucha sin paro. En el mismo día, la CGT convocó a una marcha por el “Empleo y la Industria” a nivel nacional. En Mendoza, esta acción se vio reflejada en la convocatoria de la CGT que incluyó a sectores del empresariado local como APYME con un programa alejado de las demandas y necesidades de los trabajadores y a favor de las patronales.

En el último plenario del SUTE se había votado movilizar el 4 de Abril en memoria y exigencia de justicia por Fuentealba y contra la impunidad. A raíz de esto se abrió una discusión en el secretariado del SUTE sobre la participación o no en la marcha convocada por la CGT.

También podes leer: Del Caño: “Los que hoy tienen discursos rimbombantes le votaron todas las leyes a Macri”

Desde nuestra Corriente planteamos la necesidad de realizar una acción por Fuentealba que reflejara lo votado en el plenario, pero no así participar de esa marcha de la CGT que incluía a sectores patronales y que no había sido votado en los organismos del sindicato. Propusimos hacer un acto propio que expresara claramente este posicionamiento político.

Lamentablemente, las agrupaciones Marrón Silvia Núñez y Verde (orientada por el PCR-CCC) no acordaron con esta propuesta y se terminó acordando convocar al km0, un acto en el mismo lugar de concentración de la CGT.
Allí hicimos nuestro homenaje a Carlos. Ya en la marcha, el SUTE no puso su bandera grande, pero sí estuvo nuestro logo y firma en la bandera de arrastre del FUE (Frente de Unidad Estatal) y allí marcharon con las direcciones burocráticas, sin diferenciación política con el programa y contenido de la marcha. Que la agrupación impulsada por el PCR haya marchado con la burocracia sindical no nos extraña, ya que su partido se incorporó a las listas del PJ. Pero consideramos que la agrupación Marrón comete un grave error político que, lejos de echar luz sobre cómo enfrentar el plan del FMI, se diluye en un frente con la burocracia sindical.

Desde la Corriente Nacional 9 de Abril creemos que los sindicatos deben fortalecer una posición política de independencia de clase ante la crisis en curso, contra estas direcciones que solo buscan descomprimir la bronca para aportar a la transición ordenada hacia las elecciones apoyando candidatos patronales que no significan ninguna alternativa para los trabajadores. Ellos dan tregua mientras la vida de los trabajadores se deteriora por los tarifazos, la pérdida del salario por la inflación y los despidos, mientras la mitad de los chicos y chicas está en la pobreza. Nosotros y nosotras necesitamos poner en pie un programa político que evite que seamos nosotros/as quien paguemos esta crisis.







Temas relacionados

SUTE   /    Corriente Nacional 9 de Abril   /    Docentes   /    Mendoza   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO