POLÍTICA NACIONAL

Demagogia de fin de año: diputados congelarán sus dietas de $ 180.000 por seis meses

Sergio Massa firmó la resolución este viernes. El macrismo ya lo había propuesto. Un gesto vacío de una casta que enriquece gobernando para el gran empresariado.

Viernes 27 de diciembre de 2019 | 20:52

La demagogia no se toma vacaciones. Este viernes Sergio Massa firmó una resolución por la cual diputados y diputadas nacionales verán congeladas sus dietas por seis meses.

La decisión llego luego de los fuertes cuestionamientos que recibió el oficialismo durante la discusión de la llamada Ley de Solidaridad Social.

Como se recordará, esa norma plantea el congelamiento de la movilidad jubilatoria por un plazo de 6 meses. La medida tiene un claro sesgo de ajuste, orquestado en función de garantizar “equilibrio fiscal” ante el FMI y los grandes acreedores internacionales.

En la votación que terminó en la madrugada del viernes 20/12 quedaron exceptuados los regímenes jubilatorios de privilegio de expresidentes, vicepresidentes, jueces y fiscales.

Te puede interesar: Tras las críticas, Fernández se ve obligado a proponer eliminar jubilaciones de privilegio

Luego de los fuertes cuestionamientos, Alberto Fernández se vio obligado a anunciar que la discusión sobre esas jubilaciones de privilegio sería incluida en las sesiones extraordinarias. Sin embargo hasta el momento no se conoce proyecto alguno ni fecha de discusión.

En la resolución firmada por Massa se señala que “resulta imprescindible transitar el camino de la austeridad en la función pública, guiados por la ética de la solidaridad y promoviendo políticas acordes a la realidad”.

Sin embargo, se trata de un acto completamente demagógico que no cuestiona ningún privilegio ni significa ningún ahorro en términos de gasto.

Actualmente los diputados nacionales reciben alrededor de $ 180.000 por mes. Ese monto equivale a seis veces lo que cobra la mitad de la clase trabajadora argentina. A eso hay que sumar otros ingresos posibles, como el “desarraigo” para quiénes tienen domicilio a más de 100 km. de la capital del país.

Es decir, el “congelamiento” no es más que un mecanismo político para hacer demagogia. Algo recurrente en una casta política que se enriquece gestionado el Estado o legislando en función de los intereses del gran empresariado.

Desde hace años, el Frente de Izquierda es la única fuerza que realmente cuestiona esos privilegios. El diputado Nicolás del Caño (PTS-FIT) ha planteado en más una ocasión la propuesta de que todo funcionario y legislador gane como una maestra.

La Cámara de Diputados de la nación no fue el único lugar donde hubo este despliegue de demagogia este viernes. El Concejo Deliberante de la ciudad de Córdoba también aprobó la misma resolución.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO