Mundo Obrero

NACIONAL

Despidamos

El macrismo rechazó y bloqueará los proyectos que se discuten en el Congreso para frenar los despidos. Confirmación de una política de ajuste sobre el pueblo trabajador.

Jueves 21 de abril de 2016 | Edición del día

Menos de tres horas de debate les tomó a los diputados integrantes de la Comisión de Legislación de Trabajo de la Cámara de Diputados acordar ayer la firma de un dictamen para que avance un proyecto de prohibición de despidos en el Congreso.

El dictamen favorable se logró luego de consensuar casi una decena de proyectos de distintos bloques de la oposición. El final de la película está cantado: Cambiemos frenará el proyecto en la siguiente comisión por la que tiene que pasar el dictamen para estar listo para ser llevado al recinto, la Comisión de Presupuesto y Hacienda en manos de Luciano Laspina del PRO.

El proyecto consensuado establece prohibir los despidos, de manera retroactiva, desde el 1° de marzo 2016 hasta el 31 de diciembre de 2017, habilita la doble indemnización hasta esa fecha y obliga a reincorporar a los cesanteados desde marzo pasado. Recibió el apoyo del Frente Renovador, el FpV, el PS y el Bloque Justicialista, aunque uno de sus máximos representantes en la comisión, Oscar Romero del SMATA, pegó el faltazo. Myriam Bregman, del PTS-Frente de Izquierda, señaló que no obstante tener un proyecto propio de prohibición de despidos que contempla a los trabjadores no registrados y la estatización de toda empresa que cierre, "consideramos que es progresivo el dictamen consensuado que se está tratando hoy (por ayer, NdR) y lo vamos a apoyar por la grave situación que están viviendo miles de empleados estatales y privados".

Los representantes de Cambiemos, cuyo vocero fue el diputado Daniel Lipovetsky (PRO), hicieron todo lo posible para dilatar la firma del dictamen, como la propuesta de que participen “especialistas” del debate en la comisión para “pensar medidas para promover el empleo”. Uno de los propuestos era el ministro Jorge Triaca, justamente quien niega el ajuste y es uno de los principales responsables de los despidos de miles de trabajadores estatales. “Especialista en despidos” sería su caso.

Finalmente, los diputados del PRO, la UCR y la CC presentarán un dictamen de rechazo.

En la cámara alta también se emitió una iniciativa que logró consenso entre diversas fuerzas. En este caso, también Cambiemos fue parte de la oposición.

El dictamen salió de la Comisión de Trabajo y Previsión Social. En el Senado el proyecto solo prohíbe los despidos por 6 meses pero sin retroactividad. Así, el trabajador, en caso de aprobarse la norma, podría optar por la doble indemnización o pedir ser reincorporado mediante una acción sumarísima.

La discusión en Diputados

El debate lo inició la diputada Myriam Bregman (PTS-FIT), quien abrió la discusión planteando que “está claro que a Cambiemos no le preocupa lo que se discuta hoy en esta reunión, porque, si avanza un proyecto de consenso de emergencia ocupacional, lo piensan parar en la Comisión de Presupuesto. Por eso nosotros volvemos a insistir con lo que ya dijimos en la reunión con la dirigencia sindical a fines de marzo: la necesidad urgente de hacer una sesión especial para tratar la prohibición de los despidos. No queremos que este dictamen se convierta en papel mojado. Vayamos a una sesión especial, los números están para conseguirlo tanto en Diputados como en el Senado”.

Luego, diputados de diversas bancadas fueron aportando argumentos a favor y en contra del proyecto. Una de las más fervientes opositoras fue la diputada jujeña de la UCR, Gabriela Albornoz, quien insistió en trabajar en un "dictamen donde no se afecten principios constitucionales". Además se quejó porque no fue invitada a la reunión con la dirigencia sindical hace algunas semanas en el Congreso e intentó descalificar la propuesta opositora por estar guiada por "ideología política". Entre la indignación y la risa, los diputados opositores hacían fila para anotarse y responderle a la jujeña.

Facundo Moyano (FR) también dio la nota cuando recordó que los despidos no empezaron con el actual Gobierno y le recordó a los diputados kirchneristas que Oscar Romero y Julián Domínguez habían traído a integrantes del SMATA en el año 2014 al recinto de la Cámara de Diputados para agredir a Nicolás del Caño, quien acompañaba a los despedidos de la autopartista LEAR en su lucha.

Asimismo recordó los despidos y el vaciamiento en la ex Donnelley, hoy gestionada por sus trabajadores bajo el nombre de MadyGraf. Hay que señalar que fue la lucha de los trabajadores la impuso esa salida, no la actuación del gobierno nacional.

Esto marca también la doble vara del kirchnerismo. El FpV hoy se ubica exigiendo el fin de los despidos pero durante los años en que tuvo mayoría en ambas cámaras legislativas, también se negó a tratar un proyecto similar, presentado en ese caso por Nicolás del Caño (PTS-Frente de Izquierda) junto a otros legisladores del mismo signo político.

Por su parte, el Frente Renovador adopta una pose opositora en este tema mientras acaba de garantizar con su voto, hace pocas semanas, la aprobación del acuerdo con los fondos buitre. Otra coincidencia con la mayoría kirchnerista del Senado.

Al finalizar la reunión Alberto Roberti (Bloque Justicialista), presidente de la Comisión, anunció que mandarán una nota al presidente de la Comisión de Presupuesto para pedir el urgente tratamiento del proyecto.

A Roberti no sólo le contestó el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, casi en simultáneo por televisión, sino también el propio Luciano Laspina, que giró -a las pocas horas- una citación de la Comisión para el 3 de mayo, sin el proyecto en el temario.

La izquierda estaba en lo cierto

Desde hace por lo menos tres semanas desde el Frente de Izquierda se viene planteando, tanto en la reunión con los dirigentes sindicales como en la sesión convocada para revalidar los DNU de Macri, que es urgente hacer una sesión especial para discutir cómo frenar los despidos.

Así lo definió Myriam Bregman al iniciar la Comisión este miércoles: “No se puede esperar un día más, no podemos estar pendientes de los ritmos políticos de aquellos que niegan los despidos, como el ministro Triaca. La sesión especial es la salida inmediata que tenemos para frenar los despidos y no ser corresponsables de la cantidad de trabajadores que están quedando día a día en la calle todos los días”.

Es precisamente a esto que se vienen negando el conjunto de los bloques que se ubican en la oposición a Cambiemos, incluidos el Frente Renovador y el FpV. Su denuncia contra el avance de los despidos no se condice con una actitud que impide que -como señaló Bregman- la prohibición de los despidos se pueda votar de manera inmediata.

A pesar del discurso gubernamental, la cuestión de los despidos no cesa de crecer, como se informó ayer en este medio.

Este miércoles volvió a quedar en evidencia cuando hasta el SMATA salió a la calle a reclamar contra los despidos y en “defensa de la industria nacional”, después de años de inacción y complicidad con despidos y suspensiones. Lo mismo muestra el anuncio de Antonio Caló de una movilización el próximo 5 de mayo, como parte de un plan de lucha.

En ese marco, a pesar de los discursos, las centrales sindicales sostienen una tregua con el gobierno que permite el crecimiento del desempleo. Esa denuncia y la exigencia de un necesario plan de lucha contra el ajuste es lo que viene planteando la izquierda.







Temas relacionados

FIT   /    Myriam Bregman   /    Nicolás del Caño   /    UCR   /    Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS)   /    Mundo Obrero   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO