Sociedad

EPEC / Convenios con empresas

EPEC: Subsidios en energía para las empresas y ataques a los trabajadores

Importantes automotrices perciben subsidios equivalentes al 25% de la demanda de energía eléctrica. Es el en marco de Programa de Promoción y Desarrollo Industrial de la provincia que data desde el año 2003.

Jueves 26 de abril | Edición del día

El gobierno provincial abrió un ataque al Convenio Colectivo de los trabajadores de Luz y Fuerza con la excusa del déficit de la empresa provincial de energía, pero mantiene convenios con numerosas empresas en la provincia. Entre ellas, las multinacionales automotrices se llevan la mejor parte: el gobierno les subsidia el 25 % del consumo total de energía eléctrica.

Estos beneficios que perciben empresas con ganancias millonarias contrastan con la realidad que sufren los usuarios en los últimos años. Es que la boleta de EPEC no dejó de subir desde el año 2008 para los hogares: desde ese entonces, los incrementos representan un acumulado cercano al 700 %. Para el mismo período, el índice de precios al consumidor calculado por la Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia creció 384 %.

En el año 2003, la Provincia sancionó la ley 9.121, que creó el “Programa de Promoción y Desarrollo Industrial de Córdoba”. La misma se amplió en el año 2009 con la ley 9.727, que estableció el objetivo de “promover el desarrollo, la competitividad y la innovación de las empresas dedicadas a la actividad industrial o actividades conexas -a criterio de la Autoridad de Aplicación-, que se encuentren radicadas o se radiquen en la Provincia de Córdoba”. Además de grandes beneficios impositivos, establece un subsidio por 5 años de los consumos eléctricos incrementales -con excepción de las empresas electro-intensivas- en un porcentaje equivalente al 25 % para los 2 primeros años; 15 % para el tercer y cuarto año, y 10 % para el quinto año.

Hasta el año pasado, cuando la ley 9.727 fue prorrogada hasta el 2021, 193 empresas estaban cubiertas por el Régimen de Promoción Industrial.

Si bien este régimen está orientado al fomento del desarrollo industrial de los “departamentos del norte y el oeste cordobés, y de las economías regionales del resto de la Provincia”, actuó como cobertura legal para el establecimiento de convenios puntuales con grandes multinacionales como Fiat, Renault, Volkswagen, Nissan, Lear y otras.

En todos los casos, los convenios establecen subsidios del 25 % de la demanda y consumo de energía eléctrica. En algunos casos el subsidio se extiende por un plazo de 3 años y, además, se facilitan las gestiones con la empresa provincial de energía para la instalación de equipamiento e infraestructura que garantice el suministro de energía. No hay que perder de vista de que se trata de grandes volúmenes de energía subsidiados que las empresas se estarían ahorrando de pagar. Por supuesto que dichos convenios también incluyen beneficios impositivos y las tarifas de otros servicios, además de subsidios por cada empleado que la firma se comprometiera a tomar.

Lejos están estas compañías de ser “pequeñas empresas”. En el 2017, las ganancias operativas globales de Renault crecieron un 17 %, llegando a 4.000 millones de dólares. Volkswagen, por su parte, ganó el año pasado 5.350 millones de dólares, un 50 % más que en el 2016. En el mismo período, los beneficios netos de Fiat Chrysler fueron de 5.230 millones de dólares, duplicando los del 2016. Ganancias que crecen a un ritmo muy distinto al 15 % que quiere imponer el gobierno nacional en las paritarias de este año.

Por otro lado, si bien en los convenios los empresarios “prometen” tomar cierta cantidad de trabajadores, ninguna de ellas se privó de suspender y despedir trabajadores, además de aplicar todo tipo de convenios flexibilizadores con el único fin de mejorar su rentabilidad. En ningún caso los beneficios por parte del Estado fueron suspendidos.

Si bien es imposible descubrir a qué monto ascienden estos subsidios y beneficios a distintas empresas, el gremio de Luz y Fuerza estima que, en el 2017, las bonificaciones de la tarifa a grandes comercios e industrias ascendió a $ 600 millones. Así lo denunció Gabriela del Bosque, subsecretaria de prensa de Luz y Fuerza, en la conferencia de prensa que dieron desde el sindicato el pasado jueves. Este monto equivale a la mitad de lo que EPEC espera “ahorrar” por año con las modificaciones en el convenio de los trabajadores.

Como ya ha sido publicado en La Izquierda Diario, los principales componentes del fuerte déficit de la empresa provincial son la deuda con CAMMESA y las obligaciones en dólares. El directorio de la empresa EPEC y el gobierno de Schiaretti quieren enfrentar el déficit financiero atacando los convenios laborales y reajustando los contratos con las empresas tercerizadas.

Mientras tanto, los usuarios seguirán pagando una de las boletas más caras del país sin una mejora en el servicio, y las empresas multinacionales, como las automotrices, van a mantener los beneficios. Un verdadero régimen de privilegios para los empresarios amigos.







Temas relacionados

Juan Schiaretti   /    Luz y Fuerza   /    Epec   /    Córdoba   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO