Medios de comunicación

MEDIOS Y POLÍTICA

Echaron a Víctor Hugo Morales de Radio Continental y Canal 9

El empresario mexicano que maneja las emisoras habría arreglado con Macri levantar los programas que encabeza el conductor, a quien le informaron del despido 20 minutos antes de empezar “La Mañana”.

Daniel Satur

@saturnetroc

Lunes 11 de enero de 2016 | Edición del día

Echan a Víctor Hugo de Radio Continental - YouTube

[VIDEO] Así ingresó Víctor Hugo al estudio de Continental para denunciar el levantamiento de su programa

“Perdón por la intromisión, ¿cómo va?”, dijo Víctor Hugo a Paulino Rodríguez, quien está reemplazando a Nelson Castro por estos días en la conducción del programa que va de 6 a 9. Eran las 8:38 y Rodríguez quedó mudo ante la interrupción de Morales. “Me están echando de la radio”, agregó el conductor uruguayo y enseguida desde la sala de operación cortaron el micrófono y fueron a la tanda.

Fue la tanda más larga, de más de cuatro minutos. Es que la gerencia de la radio, que lo “atajó” con un escribano 20 minutos antes de que debiera comenzar su programa, no pensaba que Morales se fuera a meter tan rápido dentro del estudio a modo de “resistencia”. Por eso mientras resolvían como solucionar la situación, al aire se escuchaban publicidades e, irónicamente, el spot que dice “ya llega La Mañana con Víctor Hugo”.

Finalmente Rodríguez volvió al aire y le dio la palabra al conductor, que explicó la situación.

“Me echa la troika Clarín, Cambiemos y Poder Judicial”

“Algo pasó. Yo tuve la suerte de venir hoy antes de lo habitual a la radio (…) Después de que estaba aquí me llegó la versión de algo que estaba sucediendo abajo de la radio y que efectivamente pudimos corroborar (…) Como ya me echaron una vez de la radio empecé a sospechar, por experiencia, que me estaban tendiendo la habitual trampa que se hace cuando no quieren que un profesional siga en una radio. Abajo estaban con un escribano y con fuerzas de seguridad, o esas personas que si te ponés muy pesado y querés entrar de cualquier manera te lo impiden. Por eso me quedé acá arriba. En algún momento vienen a buscarme. Vino uno de los directivos de la radio que, evidentemente, no me pudo decir la verdad (…) Pero eso corroboraba que me estaban queriendo echar”. Así arrancó Morales la intervención minutos antes de que debiera comenzar su programa habitual.

Y siguió. “Quiero decirle a la audiencia que me echan de la radio. Que no voy a poder hacer mi programa desde las 9 de la mañana. Que trataré de buscar vías de comunicación. Y que esto está en el contexto de una situación agobiante, asfixiante, terrible para la democracia y para la libertad de expresión en la República Argentina. Mauricio Macri, que no es nada más que la máscara de Héctor Magnetto y el Grupo Clarín se han hecho cargo del país. Yo he sobrevivido en los últimos tiempos a todo tipo de ataques, a una sentencia jurídica que es una vergüenza (…) A tal extremo que, antes de las elecciones yo mismo le había dicho a la radio que con la tercera parte del sueldo no podía vivir, que o me buscaban un arreglo mejor o me pagaban todo el año y yo me iba. Pero llegaron las elecciones y yo me di cuenta de lo que exactamente iba a suceder, que es esto que está pasando ahora: que en el país, si no te disciplinás a lo que las empresas quieren escuchar, no se puede trabajar”.

Las razones de VH

En el estudio mantenían un silencio mortuorio. Y el conductor explicó esa relación entre las empresas de medios y sus periodistas contratados. “En estos momentos las empresas, más allá de las simpatías que puedan tener por mí hasta los directivos que me están echando, están atadas a la necesidad de la pauta que maneja solamente un gobierno. Que es un gobierno tripartito, una troika compuesta por Clarín, Cambiemos y una pata del poder judicial. Ellos están gobernando por encima de todos los valores que antes proclamaban sobre la república y la democracia. Se han reído de todo. Y yo vengo a ser una especie de culminación, o de frutilla sobre el postre de toda esta desvergüenza con la que han traicionado a la democracia y a la libertad de prensa”.

Curiosamente Víctor Hugo dijo no juzgar “tan severamente” a la empresa que lo está echando. Se refiere al español Grupo Prisa (dueño formal de Continental) y a Remigio González González, el mexicano que hace años maneja Canal 9 y a mediados de 2015 compró varias acciones de la radio (aunque en los papeles al frente de las operaciones está el argentino Carlos Lorefice Lynch). En ese sentido Morales dijo que lo echan porque “esta empresa está atada a la necesidad de la pauta publicitaria y la maneja solamente un gobierno, tanto la del país, la de la provincia de Buenos Aires como la de la Ciudad de Buenos Aires. No hay medio de comunicación que pueda sobrevivir sin esa pauta publicitaria. Por eso están todos desesperados y negociando”.

Finalmente Morales dijo que “lo que viene es un periodismo absolutamente alineado con los intereses de la empresa (…) y lo que saben es que no se pueden meter con Macri porque tienen cuatro años de un verdadero cepo moral y ético por el que no van a poder llevar adelante una tarea”.

La explicación de Continental

Mientras Morales hablaba al aire, sobrepasando los deseos de la gerencia, las autoridades de la radio escribían un comunicado que minutos después harían público. Allí explica las “razones”, muy poco creíbles, del despido del conductor.

“Radio Continental comunica que desde del día de la fecha ha decidido resolver el vínculo que mantenía con Víctor Hugo Morales -quien conducía los programas "La Mañana" y "Competencia"-, debido a reiterados incumplimientos contractuales que alteraron el normal desarrollo de las emisiones. En los próximos días daremos a conocer la nueva programación de la radio, ratificando nuestro compromiso de informar y entretener con responsabilidad y profesionalismo”.

Último minuto

Morales, dando cuenta de que estaba apropiándose del aire del programa anterior, le pidió a los conductores que le permitieran usar el primer minuto de las 9 de la mañana para hablar con su audiencia. “Pido que sean benevolentes y no me saquen del aire como ocurrió cuando entré al estudio. Entré porque a 20 minutos de empezar me dijeron que no podía hacer mi programa. Fue mi único refugio, como siempre. Estábamos reunidos con Cynthia que, como no tiene más su programa en Radio Nacional, víctima también de lo mismo que está sucediendo en la República Argentina con este gobierno”.

“Me da muchísima pena retirarme de esta forma”, dijo. Y ya entrado en horario de su programa, lanzó que “a la opinión pública le digo que esto es lo que en estos momentos hay en la República Argentina. Qué vergüenza que hayan dicho lo que dijeron del gobierno anterior respecto a la libertad de expresión. ¿Qué periodista tuvo que dejar de trabajar en estas condiciones, que no le permitieran siquiera hacer uso del micrófono que tuvo durante 30 años?”

“Entonces listo, me despido (…) Gracias a todos los amigos por todos estos años de tanta protección, de tanta audiencia. Fíjense ustedes hasta dónde llega la crueldad y la ruindad de un gobierno que va contra la libertad de expresión. El que yo hago entre als 9 y la 1 de la tarde es el programa de mayor audiencia que tiene Continental. Y estamos en un año en el que, justamente, todo se prestaba para que duplicáramos o triplicáramos la audiencia cuando la gente se diera cuenta de que ese era un refugio para la gente”.

Nuevo gobierno, mismos métodos

Así volvió la publicidad y la música. Y pasadas las 9 y diez Jorge Elías, uno de los columnistas de La Mañana de Víctor Hugo, se hizo cargo del aire, sin salir de su consternación. Lo primero que leyó al aire fue, justamente, el comunicado oficial de la empresa. Quienes se fueron con Víctor Hugo fueron Cynthia García, Adrián Stoppelman y otros miembros del staff.

Luego, por radio Del Plata, Víctor Hugo hablaría por teléfono comentando lo sucedido. Allí avisó que realizará una demanda judicial contra Prisa y González González por este atropello, confiando incluso en que los argumentos esgrimidos por las autoridades de la radio son “pan comido” para su abogada.

En esa entrevista confirmó que Bajada de Línea, su programa dominical de Canal 9, tampoco seguirá al aire por decisión de González González.

Vale recordar que Canal 9 fue adquirido por el empresario mexicano durante la gestión de Cristina Kirchner, en una operación totalmente irregular que ni siquiera contó con la aprobación de la AFSCA. Y que a su vez la situación de “apriete” político provocada por la distribución de la pauta oficial, correctamente denunciada por Víctor Hugo el día de su despido de Continental, no difiere en lo más mínimo de lo que sucedió durante los 12 años de kirchnerismo. De hecho el gobierno kirchnerista aportó una enorme masa de dinero en concepto de pauta oficial a Canal 9, que mientras arreglaba sus negocios ocupaba la pantalla con varios programas ultraoficialistas como Bajada de Línea, Duro de Domar y TVR.

Lo que sucedió es que desde el 10 de diciembre hubo un cambio de signo en la administración de gobierno, y con ello las consecuencias previsibles.

Enterada del levantamiento del programa de Víctor Hugo, la diputada nacional del PTS/FIT Myriam Bregman repudió el hecho.

La Izquierda Diario se solidariza con todos los trabajadores de prensa, de radio y de TV que, producto de los reacomodamientos políticos de las empresas de medios, ven peligrar sus puestos de trabajo e incluso algunos ya fueron despedidos.

En ese marco, este diario se suma a la denuncia del atropello contra el programa de Víctor Hugo Morales, sobre todo cuando las razones del levantamiento del programa son eminentemente políticas, acordadas entre el gobierno de Mauricio Macri y las corporaciones periodísticas aliadas. No puede soslayarse el precedente nefasto que sienta semejante ataque a la libertad de expresión.

Enfrentar estos atropellos no debería pensarse como una salida individual ni de puja entre personalidades ni “trayectorias”, sino apostando a la movilización de los trabajadores y trabajadoras de prensa, periodistas y técnicos, contra las medidas tanto de empresarios como de las administraciones estatales. Los sindicatos de medios deberían ponerse a la cabeza de la defensa de los puestos de trabajo y de los espacios de expresión. Como primera medida, obviamente, deberían producirse asambleas en todas las radios, los canales y los diarios para discutir la situación general y resolver las medidas de lucha para enfrentar todo tipo de ataques.







Temas relacionados

Grupo Continental   /    Radio   /    Mauricio Macri   /    Víctor Hugo Morales   /    Despidos   /    Medios de comunicación   /    Televisión   /    Mundo Obrero   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO