Sociedad

TUCUMÁN

El empresario Emilio Luque le deseó mucha suerte a Angel “El Mono” Ale

Previa lectura de los fundamentos de la sentencia al clan Ale, el empresario tucumano Emilio Luque saludó afectuosamente y deseó “mucha suerte” a Ángel Ale, condenado por liderar una asociación ilícita para el lavado de activos provenientes de la usura, narcotráfico y trata de personas.

Jueves 22 de marzo | Edición del día

Pasó inadvertido, pero en medio de una entrevista que le realizaba a Ángel “El mono” Ale, quien se predisponía a ingresar al Tribunal Oral Federal para escuchar las más de 900 páginas que detallan los fundamentos de la sentencia que lo condena a prisión, el empresario Emilio Luque se detuvo a saludar afectuosamente y desearle “mucha suerte” a quien es señalado como principal responsable de liderar una banda mafiosa dedicada a la trata de personas y por la desaparición de Marita Verón hace más de 16 años.

Tras el escandaloso fallo absolutorio de 2012 a los 13 imputados que integraron la banda que lideraba la Chancha Ale, la Corte Suprema de Justicia de Tucumán revocó el fallo y dejó firme, un año después, la sentencia a prisión para 10 de los imputados.

En diciembre de 2016, a instancias de la denuncia presentada por Susana Trimarco, se inicia el juicio a los miembros del "Clan Ale", Ruben “La Chancha” y Angel “El Mono” Ale.

En diciembre del año pasado los hermanos Ale fueron condenados a prisión domiciliaria –hasta que quede firme la sentencia- y a pagar una multa de 8 millones de pesos por liderar una asociación ilícita para el lavado de activos provenientes de usura, extorsión, explotación económica del ejercicio de la prostitución y comercio de estupefacientes.

Emilio Luque fue uno de los testigos de la causa, a quien se le tomó declaración en septiembre del año pasado por haberse encontrado en el domicilio allanado de los imputados documentación firmada por el empresario vinculada al Club San Martin.

Recordemos que el supermercadista fue electo presidente del club en 2011, tras la renuncia de Rubén “La Chancha” Ale.

En su declaración sostuvo que durante la presidencia de la Chancha Ale, “apoyaba al club desde mi condición de comerciante con algún adelanto para pagar los sueldos de los jugadores que se me devolvía días después sin ningún interés”.

¿Por qué este exitoso empresario prestaría gratis su dinero a Ruben “La Chancha” Ale? Difícilmente podamos saberlo.

En la trama de esta historia, por la que han desfilado funcionarios, policías, sindicalistas, y empresarios, el fútbol, los negocios, la política y el gran delito aparecen estrechamente vinculados.








Temas relacionados

Tucumán   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO