Internacional

EUROPA

El mapa de la extrema derecha en Europa

En toda Europa crecen las tendencias de la ultra derecha, con discursos xenófobos, racistas, homófobos y nacionalistas. La cuestión de los inmigrantes y la relación con Europa, en el centro del debate.

Josefina L. Martínez

Historiadora | Madrid

Diego Lotito

Madrid | @diegolotito

Sábado 1ro de noviembre de 2014 | Edición del día

La crisis económica mundial que actualmente tiene en Europa su epicentro, junto con la profunda crisis de los regímenes políticos, han sido caldo de cultivo para el crecimiento de partidos y fuerzas por izquierda y por derecha de los “centros” políticos tradicionales (socialdemócratas, conservadores y liberales) que han gobernado en las últimas décadas.

En las últimas elecciones al parlamento europeo, del 25 mayo de 2014, fuerzas de extrema derecha resultaron ganadoras en importantes países como Francia, Reino Unido y Dinamarca.

Por izquierda se puede destacar el acelerado crecimiento de la intención de voto a Syriza en Grecia, Podemos e Izquierda Unida en el Estado español (los países más afectados por la crisis), entre otros.

Una polarización política creciente, en una situación de grave crisis social, con millones de parados, precariedad laboral y caída del nivel de vida de grandes franjas de la población.

En este informe realizamos un mapeo de las fuerzas políticas que con discursos y campañas de extrema derecha han conseguido un considerable aumento de su caudal electoral, con presencia en el Euro parlamento y en las cámaras legislativas nacionales. También existen múltiples grupos extraparlamentarios, aunque más minoritarios, que realizan acciones violentas contra inmigrantes, homosexuales o activistas de izquierda.

Este “Mapa”, como una “fotografía” de una realidad mucho más dinámica y compleja, es provisional y parcial, pero permite una visión general del fenómeno de la ultra derecha europea.

En la clasificación del mapa ubicamos un primer grupo de países donde las formaciones de extrema derecha superan el 20% o incluso el 30% de los votos.

Un grupo de partidos de extrema derecha han conseguido salir primeros en sus países en las elecciones para el parlamento Europeo del 25 de mayo del 2014. Se trata del Frente Nacional de Marine Le Pen en Francia, el UKIP de Nigel Farage en Reino Unido, el Partido Popular Danés de Kristian Thulessen Dahl en Dinamarca. Este último, tuvo declaraciones que generaron mucha polémica, cuando propuso pagar a los extranjeros con residencia legal en Dinamarca para que renuncien a ella y abandonen el país.

En Polonia, el partido Ley y Justicia de Jaroslaw Kacynski obtuvo un 31%, en un empate técnico con el ganador (el conservador Plataforma ciudadana). En Austria el FPO-Partido de la Libertad alcanzó un 20,1% para el parlamento europeo, mientras que el Partido Popular Suizo de Toni Brunner llegó al 26.6% en las elecciones del 2011. Luzi Stamm, vicepresidente de ese partido afirmó que “los suizos se dan cuenta de que no se puede dejar entrar a todo el mundo”, y quieren limitar libre circulación.

El discurso de Marine Le Pen es también fuertemente antiinmigrante: “Ya no hay sitio para los inmigrantes en Europa. Europa ya no tiene los medios de responder a sus necesidades.”

El británico Nigel Farange del UKIP no se quedó atrás, cuando dijo que si una persona vive en Londres se preocuparía si "un grupo de hombres rumanos se mudan al lado de casa” y añadió que muchos inmigrantes se ven "forzados a una vida de crimen". "No deberíamos estar en una unión política con Rumanía, con una puerta abierta a todos sus ciudadanos".

La mayoría de estos partidos también son antieuropeos y apuestan a una salida del euro y el regreso a monedas nacionales.

El danés Dahl, al igual que la mayoría de los dirigentes de la extrema derecha, ven su enemigo en la religión musulmana y los extranjeros. Sus pilares ideológicos son la monarquía, la Iglesia y la familia. Y es contrario a mantenerse en la UE.

Estos partidos también son fervientemente homófobos, como expresó Marine Le Pen en una entrevista en el programa español La sexta noche, en marzo, 2014: “Creo que el matrimonio está reservado para una mujer y un hombre. Que es así cómo se han construido nuestras sociedades, que es lo que ha preservado el equilibrio de nuestra civilización.”

Según encuesta de junio del 2014, el grupo de extrema derecha Nuevo Congreso de Derecha se ha convertido en la tercera fuerza política de Polonia. Su dirigente, Janusz Korwin-Mikke ha dicho que Adolf Hitler” probablemente no estaba al corriente del Holocausto” y que las mujeres no deberían tener el derecho a votar porque “son menos inteligentes que los hombres”.

Como ocurre también en otros países europeos, en Polonia hay grupos de extrema derecha extraparlamentarios que realizan acciones violentas contra inmigrantes y homosexuales. Todos los 11 de noviembre miles de personas convocadas por grupos de extrema derecha se movilizan para conmemorar el día de la independencia de Polonia.

En un segundo grupo señalado en el mapa se encuentran los países donde la extrema derecha ha alcanzado resultados electorales entre el 10 y 20% en las últimas elecciones.

En Holanda, el Partido por la Libertad (PVV) de Geer Wilders, con un 13.2% y 4 eurodiputados (cuenta con 15 diputados de 150 en su país).

En Hungría, el Jobbik (Movimiento por una Hungría Mejor) obtuvo en las elecciones del 25M un 14.68% y 3 eurodiputados. Su dirigente es Gabor Vona y en las elecciones húngaras del 2014 llegó al 20.7%.

En Rusia, el Partido Liberal Demócrata de Rusia liderado por Vladimir Zhirinovsky tuvo un 12.5% en las elecciones del 2011, obteniendo 56 diputados de 450.

Los Demócratas de Suecia llegaron el pasado mes de mayo a un 9.7% para la cámara europea, mientras en las elecciones nacionales de este año superaron esa cifra, llegando al 13%. Su principal referente es Jimmie Akesson.

También en el norte europeo, en este caso Noruega, el Partido del Progreso (FrP) de Siv Jensen sedujo al 16.3% del electorado en el año 2013, consiguiendo 29 diputados de 169. Y los Auténticos Finlandeses de Peruss concentraron el 12.9%, con 2 eurodiputados.

En un tercer grupo colocamos a los países donde los ultra derechistas no superaron el 10% de los votos en las últimas elecciones, como Grecia, Italia, Bélgica, Bulgaria, Rumania y Alemania.

Aurora Dorada en Grecia ha sido una de las formaciones con más repercusión internacional, en medio de la grave crisis económica y social. Con su discurso nacionalista, antieuropeo y antiinmigrante, obtuvo el 9.38% de los votos para las europeas, metiendo 3 eurodiputados. Nokolaos Mijaloliakos es su referente principal. En las elecciones del 2012 había obtenido un 7 %, con 18 diputados sobre 300.
En Italia la Liga Norte atrajo el 6.15% de los votos para las elecciones europeas, teniendo ahora 5 eurodiputados. Con la dirección de Roberto Maroni, en las elecciones del 2013 tuvieron el 4.8%, 18 diputados de 630.

En Bélgica, el Partido Vlaams Belang de Gerolf Annemans cuenta con 1 eurodiputado, con el 4.14%. Tiene 12 diputados en Bélgica, sobre un total de 150
ATAKA, Unión Nacional Ataque, es la fuerza ultra con más peso electoral en Bulgaria. En las elecciones europeas no superaron el 2.97%, mientras que en las del 2009 habían llegado al 9.4%. Su figura es Volen Siderov.

El Partido de la Gran Rumania en las elecciones del 25M tuvo una cifra parecida, con el 2.7%, bajo la dirección de Corneliu Vadim Tudor.

Peruss, o Auténticos Finlandeses, por su parte, subió al 12.9%, metiendo 2 eurodiputados, mientras que en las elecciones de 2012, encabezados por Timo Soini, consiguieron 39 diputados de 200 con el 9.4%.

Finalmente, en Alemania el Partido Nacional Democrático Alemán (NPD) en las europeas no superó el 1.0%, pero aun así se quedó con 1 eurodiputado.








Temas relacionados

Holanda   /    Nazis    /    Hungría   /    Extrema derecha   /    Homofobia   /    Xenofobia   /    Grecia   /    Rusia   /    Europa   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO