Internacional

MEDIO ORIENTE

El origen de la división entre sunnitas y chiítas

La escalada en la tensión entre Arabia Saudita e Irán, que recrudeció durante el fin de semana, vuelve a traer a primer plano un conflicto histórico dentro del Islam entre sus dos principales ramas: chiítas y sunnitas.

Martes 5 de enero de 2016 | Edición del día

Fotografía: Reuters

El chiísmo surgió tempranamente en la historia del Islam, producto de la disputa sobre la sucesión del califato a la muerte del profeta Mahoma en el año 632. Lo que estaba en juego era en qué clan recaería la dirección del cada vez más poderoso imperio islámico que ya dominaba la llamada "medialuna fértil" y que luego se extendería al norte de África y la península ibérica. Para los sunnitas el sucesor debía surgir de la comunidad de los creyentes, a diferencia de los chiítas que pretendían seguir la línea de sucesión en la familia del Profeta. Contra la opinión de Alí, yerno de Mahoma, el califato recayó en el clan Umaya que representaba a la aristocracia tribal de la Meca. Luego de tolerar por algunos años esta situación, Alí y sus seguidores se rebelaron y asesinaron al tercer califa en el año 656 lo que dio lugar a la primera guerra civil islámica. Traicionado por sus propios partidarios, Alí fue asesinado en el año 660. Veinte años más tarde, su hijo Husein, también fue derrotado y muerto en la batalla de Karbala. Esto llevó a la división definitiva del Islam entre sunnitas y chiítas. El chiísmo, que significa literalmente el "partido de Alí", estableció sus propias dinastías en lo que actualmente es Irán. Aunque son una minoría de entre el 15 y el 20% en todo el mundo islámico, los chiítas son mayoría en Irak, componen alrededor del 60% de la población árabe del país, mientras que los sunnitas son alrededor del 30%, repartidos por igual entre árabes y kurdos. En Irak están los lugares santos de los chiítas como las ciudades de Najaf donde está la tumba de Alí, y Karbala donde está la tumba de Husein.

Los sunnitas son mayoría entre los musulmanes -se estima que entre el 86% y el 90% pertenecen a esta corriente- y se ven a ellos mismos como la rama más tradicional y ortodoxa del Islam. De hecho, el nombre de suní, o sunita, proviene de la expresión "Ahl al-Sunna": la gente de la tradición.

Sunnitas y Chiítas en Medio Oriente

Los sunnitas son más del 80% de la población en Arabia Saudita, EAU, Jordania y Egipto; y más del 60% de la población en Siria, Qatar y Cisjordania, con importantes minorías en Yemen y Oman.

Los Chiítas son mayoría en Irán, Irak y Bahreín, y representan una importante minoría en Libano, Yemen y Kuwait.







Temas relacionados

Sunnitas   /    Chiítas   /    Iran   /    Islamismo   /    Arabia Saudita   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO