Mundo Obrero

CAVALIERI VS MUERZA

El sindicato más grande del país en disputa: todos se aferran a los globos amarillos

La interna de Comercio se calienta: Cavalieri dice que “resistirá”, Muerza que “va por todo”. Pero también llega a Cambiemos: ministros que se dividen en la pelea por el sindicato más grande del país.

Jueves 29 de marzo | Edición del día

La interna de Comercio se calienta: Cavalieri dice que “resistirá”, Muerza que “va por todo”. Pero también llega a Cambiemos: ministros que se dividen en la pelea por el sindicato más grande del país.

La reunión fue hace pocos días y se puso tensa. Armando “Oriente” Cavalieri reunió a los “azules”, sus hombres de confianza, y les planteó la idea de renunciar. Carlos Pérez y sus acompañantes pusieron el grito en el cielo. ¿Cómo encarar una interna sin la figura del eterno jefe? Finalmente se pusieron de acuerdo y el “Gitano” salió de la reunión con su conocido slogan: “Mientras la gente me elija, voy a seguir”.

El revuelo de una interna llegó a la CGT y la Rosada: es el sindicato más grande del país

El debate fue desmentido por los presentes, pero se filtró. Lo confirmaron a La Izquierda Diario quienes visitan el edificio de calle Moreno en el centro porteño.

Y el revuelo llegó a los pasillos de la CGT y Casa Rosada. No es para menos. Comercio tiene más de 1,2 millones de trabajadores bajo su convenio. 430 mil afiliados. 2 millones de beneficiarios en la Obra Social. Por eso es uno de los gremios “gordos” de la CGT: con esos números cotiza fuerte en cualquier Comité Confederal de la CGT que defina autoridades. Por eso se jactan de ser “el sindicato más grande de Latinoamérica".

Del propio riñón

Hasta hace poco, Armando “Oriente” Cavalieri no había tenido mayores sobresaltos como “amo y señor” de semejante aparato. Otro día podemos hablar de su trayectoria y sus negociados en estas décadas. Pero lo cierto es que en los últimos meses comenzó a surgir una amenaza a ese reinado. Y lo que más le dolió es que fue de su propio riñón.

Ramón Muerza había construido su poder cerca de Armando, en el tercer piso del edificio de Moreno 649. Allí está el “cuartel” de la Secretaría de Organización, que tiene una atribución clave: es la única autorizada a convocar elecciones de delegados en los lugares de trabajo. Sus hombres fuertes son el propio Muerza, que hizo su carrera muy cerca de Alfredo Coto; Ernesto Molina, que tiene influencia en Vea, Jumbo, Garbarino y los call centers; y Mario Amado, con peso en Carrefour.

Ramón Muerza había construido su poder cerca de Armando, en el tercer piso del edificio de Moreno 649

En los últimos años, mientras compartían el manejo del aparato del Sindicato con Cavalieri, fueron construyendo su propio poder. Hoy manejan entre 500 y 600 delegados, una mayoría considerable. ¿Cómo hacen? El pacto con los empresarios es que les permitan poner a su gente como “representantes gremiales”, a cambio de garantizarle paz y orden en góndolas, depósitos y comercios de todo tipo. Eso sí, si los candidatos quieren responder a sus compañeros y no a la “banda de Ramón”, es posible que la fecha de elecciones no llegue nunca. Si son “zurdos” ni hablar.

Pero Muerza esperó el momento. Mientras Cavalieri reinaba como “oficialista de todos los gobiernos”, apoyado en el manejo de Osecac y los servicios del gremio, negoció sus secretarías y cajas correspondientes. Pero cuando en el horizonte empezaban a verse las nuevas elecciones, el hombre de Coto pidió pista.

Tires, aflojes y globos amarillos

Cavalieri primero propuso una negociación. Cuando terminaba 2017 le ofreció a su rival una lista unitaria donde su gente resignaba varios cargos y secretarías. Pero la oferta no cayó bien en la propia tropa del ‘Gitano’, que terminó retirándola. Es que todos saben que el que gana el Sindicato Capital en un par de años se queda con toda la Federación.

Así, Muerza empezó a prepararse para disputar un cargo que vence a fin de año.

Por un lado, comenzó a reorganizar su tropa. Pero sus asesores también le sugirieron “aggiornarse”. La “banda de Ramón”, más a tono con sus amistades en las barras de River y All Boys, pasó a llamarse “el equipo de Ramón”. Así llegaron las charlas motivacionales. “Vos sos parte” se transformó en el slogan con el que Muerza bajó su perfil peronista para mostrarse como un hombre cercano a Cambiemos. Y lo es. Sus relaciones van desde la gobernadora Vidal, a quien su propio hijo acompañó como candidato en Cañuelas, al jefe de Gobierno Rodríguez Larreta y un ministro muy cercano a Macri. Este último fue el que le dijo “¿Qué necesitás Ramón para ganar el gremio?”.

Y la respuesta es sencilla pero no tanto. Todo sindicalista sabe que en la pelea por el sillón del gremio la clave es la junta electoral, que debe realizarse 90 días antes de la elección. Allí decide quiénes votan, se manejan los padrones y designan los centros de votación.

La junta electoral es la próxima batalla: allí decide quiénes votan, los padrones y centros de votación

Pero todos saben que Armando también tiene sus amigos PRO. Empezando por “Jorgito” Triaca, como llama en confianza al ministro de Trabajo. Su padre no solo fue parte del sindicalismo participacionista en la dictadura y luego menemista. También fue socio de Cavalieri en distintos negocios, entre ellos los caballos de carrera. Pero además mantiene de su lado a Mauricio Macri, interesado en el rol que puede jugar Cavalieri en una CGT más “dialoguista” aún.

Semana a semana, la interna de Comercio se mezcla algunas que afloran en Cambiemos. Y confirma hasta dónde ha llegado la injerencia del Estado en los sindicatos.

¿Cambiamos?

La interna se calienta cada día más. “El equipo de Ramón” lanzó una campaña “32 años es mucho Cavalieri”. Pero asegura que no tienen nada que ver – ni sus amigos de Cambiemos – en la aparición de una causa por la que el titular de Osecac quedó imputado en una defraudación por $ 50 millones. “No van a empezar con carpetazos ahora. Si están todos salpicados, hicieron lo mismo que Cavalieri durante años”, confiesa otro allegado al gremio. Pero las carpetas están listas, uno nunca sabe.

Un conocedor del tema asegura que “a Ramón no le alcanzan los cuadros para hacerse cargo de Osecac y los negocios. Armando no tiene peso en los lugares de trabajo. Capaz la sangre no llega al río”.

“No van a empezar con carpetazos ahora. Si están todos salpicados" dicen alguien que conoce el paño

Sin embargo, la “guerra de guerrillas” sigue semana a semana. El “Gitano” retiró viáticos a sus rivales, centralizó la distribución de pañales y servicios a los afiliados y empezó a negociar alianzas con otras agrupaciones del gremio. Sabe que su fuerte no está en los lugares de trabajo sino en el aparato del gremio y la obra social. Desde allí lanzó su “respuesta” con mariposas que empapelaron las calles y veredas porteñas: “30 años recuperando derechos. Parque Norte, Osecac, Tierra Santa. Eso les molesta, no los años”.

¿Qué pensará una cajera que trabaja hasta los domingos por $ 14.500 pesos en Coto o Día? ¿Y los miles de pibes de los call centers, tercerizados de los grandes bancos y las telefónicas? ¿Y las madres que esperan meses un turno para sus hijos en Osecac?

Sin embargo, en otras cosas siguen tan “unidos” como antes. Por eso Muerza no se opuso al acuerdo del 15% en cuotas que firmó Armando para sumarse al “Club del 15” que auspician “Jorgito” y Mauricio.

Es que en el fondo, nadie piensa en los trabajadores sino en quedarse con el poder del “sindicato más grande de Latinoamérica”. Por eso todos se aferran a los globos amarillos.

¿Quién levantará vuelo y a quién se le pinchará la carrera?

En poco tiempo lo sabremos.







Temas relacionados

Sindicato de Comercio   /    María Eugenia Vidal   /    Armando Oriente Cavalieri   /    Comercio   /    Mauricio Macri   /    Horacio Rodriguez Larreta   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO