Cultura

SERIES

Euphoria: centenialls entre los suburbios yankees

Finalizó la primera temporada de la serie de HBO Euphoria. Retratando la vida un un grupo de adolescentes, donde hay sobredosis, sexo, violencia, sin estigmatización del uso de las redes sociales. También, las típicas historias de amor.

Lunes 12 de agosto | Edición del día

Tomando todos los mismos tópicos de las series yanquis sobre adolescentes, Euphoria, creada y dirigida por Sam Levinson, (quien se basó en la serie israelí del mismo nombre); pretende reflejar las causas de las problemáticas juveniles, que por lo que vemos está en el seno de la familia (disfuncionales siempre) y una sociedad que no tiene mucho futuro para ofrecerles.

Rue, interpretada por Zendaya; es nuestra protagonista y narradora. Nace a pocos días de la caída de las torres gemelas en E.E.U.U, en el seno de una familia de clase media que vive en los suburbios. En una casa donde parece estar todo perfecto, ya desde chica tiene trastorno obsesivo compulsivo. Pero nada es eterno y la enfermedad y muerte arrasa con todas las sonrisas, así comienza su historia en la serie a los 17 años con su vuelta al colegio, luego de haber pasado por rehabilitación tras una sobredosis. Pero, a Rue no le importa mantenerse limpia, ya que lo que no soporta es el mundo tal cual es y encuentra en las drogas una forma de hacerle frente, dice “Yo no construí este sistema ni lo heche a perder”.

Todo cambia cuando conoce a Jules, interpretada por la modelo y activista Hunter Schafer, una chica trans nueva en el pueblo, quién se vuelve su amiga inseparable y su gran amor. Jules, posee una gran profundidad y complejidad; y va a protagonizar las escenas más duras de la serie.

Al principio de cada uno de los capítulos, la voz de Rue narra la historia de alguno de los personajes, desde su infancia y la relación con sus familias, para buscar respuestas a sus acciones y objetivos en la vida. Aparecen la depresión, el amor, la hipersexualización, el sexting, la pornografía, el uso de drogas y sus consecuencias en la vida de los jóvenes.

Interpretado por Jacob Elordi, el personaje Nate, es uno de los más detestables ya que tiene una relación de mucha violencia con Maddy, quién es interpretada por Alexa Demie. Para Maddy su referencia es la materialista Ginger de la película “Casino”. Barbie Ferreira se pone en la piel de Kat, una joven que con una gran personalidad y talento, a quién no le da miedo explorar su sexualidad y enfrentarse a sus amigas cuando considera que se están equivocando. Cassie, Sydney Sweeney, aparece como dulce e inocente, en medio de problemas familiares y abandono, va a aparece expuesta en las redes sociales y, sufre por los prejuicios de sus pares pero sin darle gran importancia. Además acompañan otros personajes secundarios, como el padre de Nate, Cal Jacobs una repugnante personalidad para la economía de su comunidad que consigue todo lo que desea; Lexi la incondicional amiga de Rue, y su hermana Gia, así como el deportista McKay y Kezco el dealer del pueblo.

El último capítulo, tiene lugar en el típico “baile de invierno”, sobresaliendo las escenas donde están todas las protagonistas femeninas juntas reflexionando sobre esa etapa de sus vidas. Se resuelven varias de las tramas, pero sin grandes finales felices, como un buen drama. Cassie reflexiona: “Quizás la gente se pone tan nostálgica con esta época porque es la última vez en su vida que pueden soñar. Porque luego solo hay malos trabajos, facturas y maridos horribles”.

La banda sonora acompaña excelentemente cada uno de los momentos de los ocho capítulos, y con un cierre musical muy destacable de la hermosa Rue, quién canta una canción original para la serie de Labrinth.







Temas relacionados

HBO   /    Series   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO