Internacional

MÉXICO Y EE. UU.

Exjefe del Ejército de México fue detenido en EE. UU. por vínculos con el narcotráfico

Salvador Cienfuegos, titular de la Secretaría de Defensa durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto, ha sido arrestado en Los Ángeles a petición de la agencia para el control de drogas estadounidense (DEA) acusado por vínculos con el narcotráfico.

Viernes 16 de octubre | 11:23

El general Salvador Cienfuegos de 72 años, fue arrestado el jueves por la noche en el aeropuerto de Los Ángeles a petición de la Agencia de Drogas Estadounidense (DEA), según han confirmado las autoridades mexicanas a este diario. Se trata de la primera vez en la historia de México que se detiene a un exsecretario de Defensa. Cienfuegos está siendo investigado por supuestos vínculos con el narcotráfico por la misma Corte de Nueva York Corte donde fue sentenciado Joaquín el Chapo Guzmán y actualmente se desarrollan las acusaciones contra Genaro García Luna, ex secretario de Seguridad de Felipe Calderón.

Aunque aún no se han hecho públicas las acusaciones, algunos medios estadounidenses que consultaron fuentes relacionadas con el arresto apuntan a que enfrentará cargos por “lavado de dinero y narcotráfico”.

“He sido informado por el embajador Christopher Landau de los Estados Unidos que el exsecretario de la Defensa Nacional, Gral. Salvador Cienfuegos Zepeda, ha sido detenido”, publicó el canciller Marcelo Ebrard en Twitter el jueves por la noche. Desde el Gobierno mexicano aseguran que no tenían no estaban al tanto de ninguna investigación y ha sido el canciller el que ha informado al presidente del país, Andrés Manuel López Obrador.

La política mexicana se ve impactada con la detención de Cienfuegos poniendo contra las cuerdas nuevamente a las Fuerzas Armadas por sus posibles relaciones con el narcotráfico. La captura en diciembre, también en Estados Unidos, de Genaro García Luna, puso sobre la mesa las primeras grietas por las que se introdujo el narcotráfico con Gobiernos anteriores.

El ex secretario de Seguridad Pública durante el Gobierno de Calderón, entre 2006 y 2012, está acusado de colaborar con el cartel de Sinaloa durante los años de la guerra que emprendió el entonces presidente mexicano contra este tipo de organizaciones mafiosas. Si fue declarado inocente en la última audiencia, los tribunales norteamericanos lo señalan como el principal responsable de que el cartel más poderoso del mundo opere, por una millonaria suma, con impunidad en México.

El golpe de la justicia estadounidense del jueves destapa la fragilidad del Estado mexicano, con dos ex altos cargos señalados por crimen organizado fuera de sus fronteras. Dos hombres directamente encargados de la seguridad de México durante las etapas más violentas del país y en las que ambos Gobiernos, el de Calderón y el de Peña Nieto, se habían comprometido con su vecino del norte a combatir con dureza al narco mexicano.

Las declaraciones recientes del presidente López Obrador buscan salvaguardar la imagen desprestigiada del Ejército mexicano. "Es un hecho muy lamentable el que un exsecretario de la Defensa sea detenido acusado por vínculos con el narcotráfico, dijo el presidente en torno a la captura del general Cienfuegos. Todo esto debe probarse".

“Independientemente del resultado es muy lamentable que esto suceda. Es una muestra inequívoca de la descomposición del régimen, de cómo se fue degradando la función pública durante el periodo neoliberal. No era solo una crisis sino una decadencia, un proceso de degradación progresiva”, añadió.

"Como en el caso de García Luna, todos los involucrados que resulten en este nuevo asunto del general Salvador Cienfuegos van a ser suspendidos, retirados y si es el caso, puestos a disposición de las autoridades competentes. No vamos a encubrir a nadie", sentenció el presidente López Obrador.

Cienfuegos fue titular de la Secretaría de Defensa Nacional entre 2012 y 2018, un puesto clave en la continuación de "la guerra contra el narcotráfico" de Calderón que siguió Peña Nieto, seis años de gobierno más violentos de México, en el que el Estado fue responsable de decenas de crímenes, como la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa, la matanza de Tlatlaya y otras tantas. Cienfuegos fue uno de los militares más influyentes del Ejército y el más experimentado en la diplomacia militar internacional. Impulsor de la Ley de Seguridad Interior que daba facultades de seguridad pública a las fuerzas armadas, aspecto que se mantiene hoy con la Guardia Nacional de López Obrador - un cuerpo especial que está compuesto en su mayoría por soldados y también agentes de la policía federal-.

La “guerra contra el narco” en México, fue comenzada por el presidente Felipe Calderón en 2006, continuada por todos los gobiernos incluído el de López Obrador como parte de la propuesta norteamericana en la región. Esta política de seguidismo a los estadounidenses ha resultado en una de las peores tragedias para América Latina, escalando en un verdadero círculo de violencia en México justificando la militarización del país, asociando cada vez más a la DEA y la Ejército mexicano con los cárteles. El conflicto se cobró la vida de 250.000 personas, con alrededor de 30.000 desaparecidos y 40.000 desplazados. Esta escalada de militarización fue dirigida contra los líderes sindicales, indígenas y campesinos, como se vio brutalmente en con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Por parte de la DEA y Gobierno estadounidense, la "guerra contra el narco" es una bandera que han levantado para entrometerse en los asuntos internos de los países como Colombia y México. Son conocidos los vínculos de la DEA con los cárteles, con lo cuál, la detención de Cienfuegos no es parte de un acto anti corrupción contra el narcotráfico, sino que está cargado de objetivos políticos contra el Gobierno mexicano en la búsqueda de aumentar el sometimiento en su "patio trasero".

con información de El País y EFE







Temas relacionados

México   /    Andrés Manuel López Obrador   /    Estados Unidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO