Juventud

UNIVERSIDAD

Fuera el FMI y la Iglesia: las dos consignas votadas en la Universidad de Salta

Ayer estudiantes y docentes votaron en asamblea interclaustros el no pago de la deuda externa y destinar ese dinero a la Educación Pública. También por la campaña de la separación de la Iglesia del Estado.

Martes 28 de agosto | Edición del día

Luego de la profundización del ajuste por parte del gobierno nacional a pedido del FMI, la propuesta de rechazar el pago a la deuda externa y destinar ese dinero a la educación fue votado de forma unánime. Por otra parte la fuerza de la marea verde naranja está demostrando que se encuentra a la cabeza de la defensa de la Educación Pública y logró que se vote el el apoyo a la campaña por la separación de la Iglesia del Estado.

La jornada de ayer empezó en el aula virtual de la Facultad de Ciencias Exactas, donde se debatió primero que la asamblea se trasladase a las escalinatas del rectorado para que cobre más visibilidad, moción que fue rechazada en principio pero que luego se impuso por los hechos.

Al mediodía la asamblea entró en cuarto intermedio, ya que cómo se había votado la semana pasada, estaba acordado un abrazo simbólico a la Universidad. Tal como ocurrió la última vez, el abrazo se transformó en un corte de calle en las afueras del predio.

“Universidad de los trabajadores, y al que no le gusta, se jode, se jode”, se volvió a escuchar entre les estudiantes y docentes, pero también se coló otro canto: “Con los huesos de Dujovne, con los huesos de Dujovne, vamos a hacer una escalera, vamos a hacer una escalera, para que en todas las facultades...pueda entrar la clase obrera”. Pequeñas expresiones de un malestar general que de a poco cobra forma y se organiza, al igual que en otras Universidades del país y que empieza a poner en cuestión las políticas de ajuste y represión del gobierno nacional del PRO-Cambiemos y la complicidad de los gobiernos provinciales, como del radical Morales en Jujuy o el peronista Juan Manuel Urtubey en Salta.

Plata para educación, no para la deuda

Luego de las intervenciones de la dirección de ADIUNSa, que informaron sobre la situación del paro en las sedes regionales – Tartagal, Orán – y en otros colegios pre-universitarios del país, se fueron discutiendo diferentes mociones sobre la movilización del jueves 30, acordándose horario y lugar de concentración - 10 de la mañana en el monumento 20 de febrero – y una nueva asamblea inter-claustros al finalizar la movilización en plaza 9 de Julio.

Luego de votar estas mociones, desde Juventud a la Izquierda y Pan y Rosas, pusieron en debate la necesidad de que la asamblea se pronunciase contra el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), en tanto el recorte presupuestario viene dictado por la política económica que emana de las oficinas de Lagarde. Al mismo tiempo las comparaciones entre los montos siderales de dinero que se destinan para pagar intereses de la deuda externa, equivalente a 23 presupuestos de las Universidades Públicas para 2018, unos 78 mil millones de dólares, mostraron la perspectiva de exigir que ese dinero se destine para la Educación Pública en lugar de enriquecer a los especuladores. La propuesta fue votada por unanimidad.

Por otra parte, desde estas mismas agrupaciones, que forman parte de la Comisión Directiva del Centro Único de Estudiantes de Humanidades (CUEH), se puso a debate la injerencia de la Iglesia en la Educación Pública y el apoyo a la campaña por la separación de la Iglesia del Estado. Si bien esta iniciativa provocó en principio algunos roces, luego fue votada por unanimidad. Tuvo su expresión el hartazgo ante la injerencia clerical en los asuntos de la vida privada y en la formulación de políticas públicas por parte del Estado en diferentes ámbitos. Como en el resto del país, la fuerza de la marea verde naranja demostró que se encuentra a la cabeza de la defensa de la Educación Pública.

También se votó la solidaridad con los trabajadores del Astillero Río Santiago repudiando la represión que sufrieron en manos del gobierno de Vidal, y un llamado al sindicato del personal de apoyo universitario, APUNSa, para que participen activamente de la movilización de este jueves 30. Además, se rechazó unánimemente el papel jugado por Franja Morada en las Universidades de todo el país, a favor de las políticas de ajuste y contra la organización estudiantil.

Clase Pública por la separación de la Iglesia del Estado

Hoy martes 22 desde las 15 horas se llevarán adelante diferentes clases públicas en la entrada de la UNSa. Votadas en asamblea e impulsadas por estudiantes y docentes, la iniciativa abordará desde diferentes lugares la relación entre Iglesia, Estado, Educación Pública y Ciencias. Contará con la presencia del decano de la facultad de Humanidades, Alejandro Ruidrejo, que disertará sobre “Poder pastoral, Universidad y Neoliberalismo”; Martín Herrán, docente de la facultad de Ciencias Exactas, cuya clase abordará el problema de las persecuciones ideológicas y religiosas a la Ciencia en Occidente, y Daniela Planes, docente de educación media y militante de Pan y Rosas, cuya intervención será al respecto de la injerencia de la Iglesia en la Educación Pública.







Temas relacionados

Salta   /    Universidad   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO