Mundo Obrero

Gravísimo antecedente en Santa Fe: detienen a dirigente del SMATA durante un reclamo

En un salto represivo, la Policía Santafesina detuvo a Román Moyano, Secretario Gremial del Smata. El avance que busca criminalizar la lucha contra los despidos se da al mismo tiempo que el gobierno de Perotti y el Ministerio de Trabajo no han dado solución al reclamo de los trabajadores que enfrentan 23 despidos, pese a todas las ilegalidades de la empresa. Es necesaria una gran movilización para frenar el ataque y recuperar los puestos laborales.

Miércoles 27 de enero | 14:15

En el marco de un nuevo reclamo en el que trabajadores de Guerrero se encadenaron a los portones en defensa de su fuente laboral, la policía de la Provincia de Santa Fe identificó y detuvo a Román Moyano, Secretario Gremial del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor señalándolo como instigador de los bloqueos en los portones de la empresa. Se lo llevó detenido durante el reclamo, sin causa y sin señalar delito alguno. Tras pasar 24 horas detenido en la comisaría de San Lorenzo, en el día de hoy comparecerá en una audiencia imputativa.

El accionar del fiscal Aquiles Balbis sienta un grave antecedente que busca criminalizar la protesta y el reclamo de los trabajadores. Todo lo actuado por la empresa es completamente ilegal: despidió sin causa a 23 trabajadores dos días antes de navidad por participar de una medida de fuerza convocada por su sindicato. Luego, en una actitud prepotente y patoteril, incendió el auto de un trabajador. Eso si, en este caso la fiscalía hizo lo imposible por no tomar la denuncia del laburante. Desde ese momento impide ilegalmente el ingreso a los delegados y el sindicato, violando las leyes de tutela sindical. Y desconoció la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo y faltó a todas las audiencias en el último mes.

Pese a que los despidos están prohibidos por ley, el gobierno de Perotti no ha hecho nada para detener el accionar ilegal de la empresa. Y la fiscalía decretó el “cese de estado antijurídico”, prohibiendo a los trabajadores realizar reclamos en los portones de la fábrica y este martes ordenó la detención sin causa de uno de los dirigentes gremiales. Un claro ataque al derecho a reclamar.

Este antecedente antidemocrático y autoritario tiene que ser rechazado por todas las organizaciones sindicales, políticas y de Derechos Humanos. La ofensiva de la justicia junto a la policía contra los trabajadores que reclaman por sus puestos laborales también sucede en Hey Latam, el call center de Rosario donde los trabajadores enfrentan 301 despidos y recurrieron a la solidaridad de otras organizaciones para intentar frenar el avance represivo.

La detención del gremialista del SMATA motivó el repudio de dirigentes como Octavio Crivaro, referente del PTS en el Frente de Izquierda Unidad que denunció “la enorme la impunidad patronal en Santa Fe con aval del gobierno”, y Carlos Del Frade, del Frente Social y Popular. También motorizó declaraciones de distintos sindicatos de la región: la CGT de San Lorenzo, el Movimiento Organizado Santafesino, la corriente 21F de Moyano, Amsafe Rosario y la CTA repudiaron la represión. Desde el SMATA convocaron a una reunión para este viernes para rechazar la criminalización de la protesta. Es necesaria una gran movilización en la región, con paros solidarios, para derrotar la ofensiva represiva contra el derecho a huelga y recuperar los puestos de trabajo de los 23 trabajadores de Guerrero.







Temas relacionados

Derecho a la protesta   /    Omar Perotti   /    San Lorenzo   /    Despidos   /    Santa Fe   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO