Política

CORRUPCIÖN

José López arregla una condena de un año y siete meses por portación ilegal de arma

Quien fuera presentado como un emblema de la corrupción kirchnerista quiere arreglar con la justicia que se la acusa constantemente de persecución política.

Jueves 12 de octubre | 11:27

El año pasado se multiplicaron por miles las imágenes de quien fuera secretario de Obras Públicas bajo el kirchnerismo, José López, entrando a un convento llevando los famosos bolsos con 9 millones de dólares y portando una carabina recortada.

Desde todos los medios oficialistas, empezando por el Grupo Clarín, se encumbraba a López como la prueba irrefutable de la corrupción del gobierno de Cristina Fernández y se le endilgaban todos los males de la sociedad. El discurso macrista que justificaba el ajuste por la “pesada herencia”, en los bolsos de López encontraba una certificación gráfica sólida. Desde distintos medios incluso se filtró la supuesta reacción de Macri al ver el video, soltando exclamaciones de indignación, como si la familia presidencial no se hubiera enriquecido mediante negocios turbios con el estado por décadas y fugando capital a paraísos fiscales en el exterior.

Si no podías llegar a fin de mes, si se te complicaba para pagar un alquiler y comprar era imposible, si tenías que elegir entre pagar la luz o darte un gustito, el discurso de Cambiemos, lavándose las manos del ajuste brutal que descargaba sobre la población para ampliar las arcas de los empresarios, hacía recaer sobre la corrupción kirchnerista toda la responsabilidad.

A un año de las imágenes del famoso convento, cuando Cambiemos ya utilizó hasta el final el discurso anti-corrupción para polarizar con el gobierno anterior (y de paso ocultar la propia corrupción) López pasó casi al olvido.

Demás está decir que a medida que se avanzaba en la investigación sobre la corrupción con la obra pública de funcionarios Kirchneristas, comenzaron a aparecer los lazos entre estos últimos y funcionarios del gobierno de Cambiemos, por lo que se empezó a dejar de hablar paulatinamente del tema en los principales medios.

Ahora, el ex funcionario, alejado de la opinión pública, pacta con la justicia una penar menor de un año y medio únicamente por portación ilegal de arma. La cuestión del lavado de dinero, de coimas y contratos turbios, aparentemente dejó de importar.

Una vez cumplida la misión a la que fue llamado José López (como muestra de la corrupción kirchnerista) ahora puede dejar atrás el trago amargo y cumplir una pena menor que dudosamente llegue a término.

Así, los millones de dólares en manos privadas de parte del estado, como López pasan al olvido y los negocios siguen su curso normal.

La irrisoria condena de López pone sobre el tapete que mientras no sea utilizado como discurso político para tal o cual frente electoral para atacar a otro, los negocios entre privados y el estado para beneficio exclusivo de los primeros es común a toda la casta política que representa los intereses de los empresarios, ya sea Cambiemos, PJ-FpV o el massismo.

Actualmente López esta en prisión preventiva por el juicio que le inició el juez federal Daniel Rafecas por enriquecimiento ilícito.






Temas relacionados

José López   /    Casta política   /    Corporación judicial   /    Corrupción y enriquecimiento   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO