Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

La larga marcha y la aún más larga espera del paro general

Miles de trabajadoras y trabajadores fueron a Plaza de Mayo en la denominada Marcha Federal. Daer y Schmid vieron luz, pasaron y se fueron rápido. El FIT participó con una columna y consignas propias.

Sábado 2 de junio | Edición del día

La denominada Marcha Federal, organizada por la CTEP, la CCC y Barrios de Pie, había arrancado desde distintos puntos del país cinco días antes. Este viernes, pasado el mediodía, finalizó con un importante acto en la Plaza de Mayo.

La movilización originalmente iba a dirigirse al Congreso para presentar una serie de proyectos de ley en beneficio de los sectores representados por los convocantes. Pero el veto presidencial del jueves a la ley que frenaba los tarifazos motivó un cambio en la cita y se decidió marchar hasta la Casa Rosada, ampliando la convocatoria a otras organizaciones y dirigentes sindicales, sociales, políticos y de derechos humanos.

Así, en el palco estuvieron la Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora Nora Cortiñas, el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, referentes de La Garganta Poderosa, del Frente Popular Darío Santillán, del Frente de Organizaciones en Lucha y otras organizaciones sociales.

A nivel sindical, se hicieron presentes dirigentes de las dos CTA como Hugo Godoy (ATE), Roberto Baradel (Suteba), Roberto Pianellli (Subte) y de la CGT como Pablo Moyano (Camioneros) y Sergio Palazzo (Bancarios - Corriente Federal). Algunos de ellos tomarían la palabra durante el acto.

[Videos] #MarchaFederal: contra el ajuste y el veto a la ley contra los tarifazos

“Toco y me voy”

Habiendo olfateado la probable masividad de la marcha, los triunviros Héctor Daer y Juan Carlos Schmid se acercaron con una pequeña delegación de la CGT. Aunque no habían sido invitados a participar oficialmente, se hicieron ver y hasta fueron encarados por varios medios de comunicación. Allí anticiparon que la semana que viene habrá una reunión del Consejo Directivo de la central y que, probablemente, se definiría la convocatoria a un próximo paro general.

Minutos antes de que comenzara el acto e inesperadamente para sus seguidores que se aprestaban a ingresar a la Plaza de Mayo, Daer y Schmid decidieron pegar la vuelta y retirarse. Quizás presentían que el grito de “paro general” se haría insoportable para sus oídos y que algún discurso desde el palco plantearía la misma exigencia. Tan inesperado fue el “raje” que los propios hombres de seguridad con pecheras del sindicato de Sanidad que responden a Daer se quedaron mirándose entre ellos sin saber qué le había pasado a su jefe.

Foto Marcelo Scoppa

Discursos

Arrancó el acto Daniel Menéndez de Barrios de Pie, quien aseguró estar contento de compartir el acto “con dirigentes sindicales que están dispuestos a ponerle el pecho a esta realidad. Porque no es tiempo para cobardes y hay que pagar el precio de salir a la calle y hay que pagar el precio, si es necesario, de convocar a un paro nacional activo con cortes de ruta en todo el país”.

Luego saludó la marcha Nora Cortiñas en nombre de las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, quien llamó a Macri “el Robin Hood al revés, que le roba a los pobres para darle a los ricos”. Denunció la represión, la militarización y, “lo peor, el hambre al que están llevando al pueblo en un país que fabrica alimentos para 400 millones de personas”. La secundó Adolfo Pérez Esquivel, quien se preguntó “cuál es la hipótesis de conflicto” para que las Fuerzas Armadas actúen en la seguridad interior y reafirmó la lucha por la defensa de “los derechos de nuestro pueblo, que este Gobierno los va perdiendo día a día. No podemos renunciar a nuestra libertad para someternos y perder la soberanía”.

Hugo “Cachorro” Godoy (CTA Autónoma) aseguró que “esta marcha federal nace para alimentar la esperanza” y que todos los presentes en el palco se comprometen “a que en el mes de junio realicemos un gran paro nacional con movilización en todo el país”.

Lo siguió el bancario Sergio Palazzo, quien habló en representación de “los gremios de la Corriente Federal y de los compañeros del Consejo Directivo (de la CGT) que acompañan a Pablo Moyano”. Desde ese sector, aseguró, están “reclamando también que la CGT acompañe la decisión de un paro nacional para reclamarle al Gobierno que cambie sus políticas”.

Roberto Baradel, por su parte, les pidió a Macri y a Vidal que “dejen de atacar a la escuela pública” y anunció que las dos CTA pararán el próximo viernes 8. “Pero como somos una sola clase no podemos estar en divisiones, tenemos que ponerle fecha con todas las organizaciones sindicales y las organizaciones sociales a un paro general donde nadie vaya a trabajar”.

El cierre del acto quedó a cargo de Juan Carlos Alderete de la CCC y Esteban “Gringo” Castro de la CTEP. Alderete dijo que “necesitamos el paro nacional urgente para pararle la mano a la política de este gobierno”. Castro, por su parte, centró su discurso en explicar los objetivos de la marcha federal, relatando las experiencias recogidas en su recorrido desde La Quiaca.

El acto fue un pronunciamiento contra las políticas de ajuste y entrega de Macri. Sin embargo los discursos, particularmente de los dirigentes sindicales, no dieron certezas sobre qué medidas contundentes se piensan tomar para frenar esas políticas.

Sin dudas un plan de lucha y un paro coordinado entre docentes, estatales y trabajadores de la salud de todo el país, bancarios, camioneros, del subte y del resto de los sindicatos representados en el palco sería una contundente demostración de fuerzas de sectores muy significativos de la clase trabajadora. Pero nada de eso se anunció ayer desde los parlantes montados en la Plaza de Mayo.

En ese marco, la exigencia a la CGT de un paro general por parte de algunos oradores resultó, además de insuficiente, poco convincente.

Columna independiente

El Frente de Izquierda y de los Trabajadores (PTS, PO e IS) participó con una columna independiente que se concentró en el cruce de la Avenida de Mayo y 9 de Julio. Desde allí movilizó a la Plaza de Mayo.

El FIT denunció la actitud cómplice de las distintas variantes del peronismo que han votado muchas de las leyes pedidas por Macri, pero también de las conducciones sindicales que vienen conteniendo la bronca y “llaman a que esperemos sentados hasta el 2019”.

A poco de que Macri vetara la ley que frenaba los tarifazos y en el marco de una movilización que se convirtió en un importante pronunciamiento contra el gobierno y sus planes, el Frente de Izquierda se manifestó con una columna propia tras una bandera que decía “Abajo el veto de Macri-FMI, paro activo nacional”. Y distribuyó en la marcha una declaración, difundida previamente, con su posicionamiento político y sus propuestas de paro general y plan de lucha.

Los planteos centrales del FIT fueron “abajo el acuerdo entre Macri y el FMI; no pago de la deuda externa y que esos fondos vayan a salario, trabajo, salud, educación y vivienda; anulación de los tarifazos desde enero de 2016 hasta hoy; nacionalización de la industria energética y de transporte; estatización de todas las empresas privatizadas, bajo gestión de los trabajadores y el control de los usuarios populares; y nacionalización de la banca y del comercio exterior”.







Temas relacionados

Marcha Federal   /    CTEP   /    Pablo Moyano   /    Barrios de Pie   /    Sergio Palazzo   /    Roberto Baradel   /    CGT   /    CTA   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO