Mundo Obrero

ESTATALES

La represión como única respuesta del gobierno neuquino al reclamo de ATE

Desde hace casi 50 días ATE reclama el Convenio Colectivo del Sector Salud. Se sumaron con sus reclamos el resto de las reparticiones estatales. La única respuesta del gobierno fue represión y decenas de heridos de balas de goma y gases.

Flor Peralta

Trabajadora del Hospital Castro Rendón Agrupación Violeta Negra de ATE

Lunes 18 de diciembre de 2017 | 08:11

Desde el 30 de octubre ATE Neuquén reclama el Convenio Colectivo del sector Salud que está en tratamiento en mesa paritaria desde el año 2007. La negociación entre ATE y el gobierno llegó a un punto muerto. Según los paritarios gremiales por diferencias en el esquema salarial y de funciones propuesto por el gobierno y el sindicato.

Lo que empezó como un reclamo del sector salud ante la falta de respuesta por parte del gobierno, se fue transformando en un reclamo del conjunto de los estatales. Se sumaron al paro el resto de las reparticiones estatales enroladas a ATE y los trabajadores de la actividad privada de la CTA que realizan tareas de limpieza, vigilancia, camilleros, cocina, en los nosocomios de salud de la provincia, incorporando reclamos particulares de estos sectores.

El gobierno provincial del MPN al mejor estilo macrista y de la mano de los funcionarios Mariano Gaido y Corradi Diez, mientras garantizan los negocios de los empresarios amigos y multinacionales petroleras, responde a los trabajadores con balas de goma y gases lacrimógenos. En las últimas tres semanas, ha montado siete mega operativos represivos millonarios. Seis de ellos contra trabajadores y delegados de ATE, hiriendo de gravedad a Juan Millapan delegado de la Junta Interna del Hospital Castro Rendón. Mientras tanto los hospitales y centros de salud públicos siguen funcionando solo por la voluntad de los trabajadores, con problemas crónicos que se profundizan como la falta de personal, falta de medicamentos, insumos, aparatología, hacinamiento por falta de espacio físico, falta de camas, con el consecuente cierre de servicios, por la política de vaciar el sistema de salud público en beneficio de las clínicas y laboratorios privados.

Ahora descontó masivamente días de paro y amenaza con imputar con causas penales por medio del fiscal Vignaroli, el mismo que libró la orden de desalojar a los trabajadores de MAM S.A. disparando a quemarropa y por la espalda al diputado del PTS-FIT Raúl Godoy y a decenas de trabajadores.
Luego de tres días seguidos de represión ATE aceptó asistir a la reunión que convocó el defensor del pueblo y el obispo para intentar mediar en el conflicto. Hasta ahora lo único que ofrece el gobierno es una agenda de mesas muy distanciadas en el tiempo (la próxima es recién el 18 de enero) e hizo una propuesta en la paritaria deplorable que resulta en una rebaja salarial encubierta.

La estrategia de ATE para (no) ganar

Frente a esta política de ajuste y represión por parte del gobierno, los dirigentes de ATE lamentablemente vienen vaciando el sindicato de participación, aislando la lucha de los trabajadores estatales y llevando nuestros reclamos a un callejón sin salida. Con acuerdos salariales durante el año muy por debajo del costo de vida, en negro y sin realizar asambleas en los lugares de trabajo para ser mandatados por los trabajadores, eliminando de esta manera las voces de quienes querían seguir luchando.

Luego esperaron hasta después de la campaña electoral para decretar nuevamente paro por tiempo indeterminado, una semana después de las elecciones. Le perdonaron la vida a los candidatos del MPN en particular a Adrián Lammel director del Hospital Castro Rendón y candidato a diputado del MPN que mientras hacía campaña se cerró la Internación Pediátrica del Hospital Centenario y días después la Pediatría del Hospital Bouquet Roldan.
Mientras hacían campaña electoral por Darío Martínez y Cristina Fernández con Unidad Ciudadana.

Después de tres días de represión acordaron una tregua con el gobierno, para lograr imponer nuestras demandas necesitamos que urgente convoquen a asambleas y una medida que permita masificar y unificar la lucha contra el gobierno nacional y provincial y sus paquetes de contrarreformas contra los trabajadores.

Los trabajadores necesitamos asambleas y un plan de lucha unificado

En los lugares de trabajo permanentemente se intercambia sobre la situación cada vez peor en la que nos encontramos. Por eso participamos críticamente de las medidas de ATE y nos estamos organizando con trabajadores de 14 centros de salud, centros de día y hospitales para organizarnos para denunciar la grave situación en la que se encuentra el sistema público de salud, con el avance de la CUS (Cobertura Universal de Salud) de Macri y el cierre de servicios por falta de respuestas de Gutiérrez. Además participamos de cada acción que tienda a la unidad de los trabajadores en lucha como con los madereros de MAM aportando a su fondo de huelga y en cada acción que resuelven.

Los trabajadores y trabajadoras demostramos que queremos salir en unidad a luchar en defensa de nuestras conquistas y por nuestros derechos. Cuando ATE y ATEN convocaron en forma unificada a movilizaciones, salimos miles a las calles. Pero lamentablemente esas movilizaciones no tuvieron continuidad en un plan de lucha unificado, debatido y votado en asambleas de base en los lugares de trabajo.

Con organización, movilización y unidad se puede. Tenemos que confiar en nuestras fuerzas para frenar el ajuste y represión de los gobiernos y empresarios. Organicemos la Rama Salud en donde podamos encontrarnos referentes, delegados, activistas, trabajadoras y trabajadores de todos los hospitales, funciones, afiliados y no afiliados, y organizaciones solidarias y la comunidad, para impulsar la organización desde las bases contra la política del gobierno de vaciamiento de la Salud pública y avasallamiento de los derechos laborales. Tenemos que exigir e imponer a las conducciones de los sindicatos la urgente realización de asambleas en los lugares de trabajo en las que se expresen las distintas opiniones y salgamos a pelear masivamente con un solo puño. Es una necesidad de primer orden para impulsar un plan de lucha con masividad y unidad para ir por nuestras demandas y pararle la mano al MPN y su política de ajuste y represión.

El jueves se logró frenar el tratamiento de la reforma previsional. Ahora el gobierno de Macri con el aval de los gobernadores, entre los que se encuentra Gutierrez del MPN, se preparan para dar quórum y votar la reforma previsional que significa un nuevo robo a los jubilados. Tenemos que salir masivamente este lunes 18 al paro y movilización de la CTA y la CGT y exigir la continuidad de un plan de lucha nacional para frenar el ajuste y la represión en todo el país.







Temas relacionados

ATE   /    MPN   /    Neuquén   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO