Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Laminados Industriales: metalúrgicos derrotan los despidos en Villa Constitución

Laminados Industriales había despedido a trabajadores en medio de un conflicto por aumento salarial, pero tuvo que reincorporarlos por la lucha de los obreros. LID entrevistó a Matías Garfagnoli, delegado de LI, y al delegado de Acindar Luciano Molina.

Lunes 9 de abril | 21:31

Laminados Industriales había despedido a 4 trabajadores y amenazó con despedir a 3 más, en medio de un conflicto por aumento salarial, pero tuvo que reincorporar a los despedidos y frenar los demás telegramas debido a la lucha de los obreros. LID entrevistó a Matías Garfagnoli, delegado de LI, y al delegado de Acindar Luciano Molina.

Contanos cuál es el conflicto que llevan adelante con la empresa Laminados Industriales

  •  Matias Garfagnoli: La realidad es que nosotros tenemos un básico de convenio de UOM que es muy bajo, no nos alcanza, me sobran los argumentos para mostrar que no puede vivir una familia tipo con este sueldo, aumenta la luz, el gas, el alquiler, etc. y nosotros nos vimos en la necesidad de encarar la lucha en nuestra empresa porque Caló hace malos acuerdos. Estamos totalmente en un mundo del revés, estamos viviendo para trabajar y tendría que ser al revés, trabajar para vivir. La empresa no quiere dar el aumento y llega un punto en el cual el hilo se corta, la gente está cansada de no poder llegar a fin de mes.

    ¿Por qué considerás que se llega a esta situación?

  •  MG: Porque la empresa se pone en una postura dura con nosotros, con los laburantes, porque no creo que tenga la misma actitud dura con la empresa de energía o con la del gas, van y pagan, porque el ajuste siempre tiene que pasar por el eslabón del obrero, la sociedad piensa que somos el eslabón más débil, pero los chicos se están dando cuenta que no somos débiles, como dice el refrán, el elefante está encerrado porque no sabe que tiene la fuerza de cortar la cadena, pero se están dando cuenta que no es así. Con este sueldo no tengo posibilidades de progreso y a mis hijos los estoy condenando a que sigan el mismo camino porque no les puedo pagar un estudio de abogacía o algo de eso.

    Contanos, ¿cómo está el conflicto hoy?

  •  MG: Nosotros veníamos con este reclamo de aumento y cortamos las horas extras, la empresa está muy necesitada de las extras para producir, entonces el viernes por la noche, le impide el ingreso a dos compañeros, como represalia, ahí nomás decidimos parar la planta. El sábado a la mañana, tuvimos una reunión con la gerencia de la planta, ahí nos dijeron que habían 5 telegramas más en curso, o sea ya teníamos 7 compañeros despedidos, la empresa nos dijo que necesitaban una reestructuración y nosotros le contestamos que no podíamos seguir hablando con compañeros despedidos. Así que nos levantamos y nos fuimos afuera y a las 13 convocamos a una asamblea general en la portería, donde pudieran participar los compañeros que no estaban en turno, fue masiva, creo que habrán faltado uno o dos compañeros, pese a la lluvia, estuvimos todos, y las cámaras de la fábrica lo ven eso. Hoy lunes durante la mañana se realizó una nueva reunión entre el cuerpo de delegados, la comisión directiva y representantes de la empresa en donde se llegó a un acuerdo.

    Se desestiman los 7 despidos y con todos los compañeros reincorporados se vuelve a prestar colaboración (horas extras), se van a pagar los dos días caídos por el paro, se le reconocen las 4 horas de molestia al personal que se presentó a la asamblea de hoy a la mañana y que vuelve a trabajar esta noche.

    Y el jueves en una nueva reunión la empresa se compromete a traernos una oferta de mejora salarial para ser evaluada en asamblea con los compañeros y ahí se decide en conjunto como seguimos.

    ¿Cómo ves la situación de la región?

  •  Luciano Molina: No sólo en la región, sino que en todo el país, se nota un intento de ataques, moderados pero ataques al fin, de las patronales, avaladas por el gobierno. Hay cosas que están esperando y “rezando” para que salgan gracias a la reforma laboral, pero en otras, las van pasando a cuentagotas por empresas y donde encuentran un mínimo de oposición a estos ajustes es donde se desencadenan los conflictos. En la región podemos ver la resistencia a los despidos de los aceiteros de Cargill por ejemplo, o en La Virginia de Rosario, acá está el ejemplo de los compañeros de Laminados que quieren mejorar su salario, un trabajador tiene que estar reclamando para estar por arriba de la línea de pobreza, a esa situación nos arrastraron las políticas de los sucesivos gobiernos y los negociados de las cúpulas sindicales. El avance en la tercerización y la precarización lo van haciendo como un trabajo de hormiga, porque saben que si quieren hacerlo de un solo saque, los trabajadores resistimos. El gobierno y las patronales tomaron nota de lo que fue el 18 de diciembre y saben que la ley de flexibilización no pasa tan fácil. Por eso van a querer golpear por sectores, por plantas, por “grupitos”, así no saltamos todos juntos.

    ¿Cómo ves que pueda seguir esta situación?

  •  LM: La situación puede ir cambiando según como se vayan dando las cosas, por ejemplo, acá en Laminados, los compañeros lograron un triunfo, hicieron un paro y lograron la reincorporación de los despedidos. Esto fortalece, da confianza y demuestra que cuando hay una base decidida se pueden enfrentar los ataques. Yo creo que fuerzas en las bases hay, lo que te decía antes, se viene demostrando desde diciembre sobre todo, pero la gran traba que tenemos es la dirigencia sindical. Tanto Moyano y Caló como los de la CGT están en una gran tregua con el gobierno y por otro lado hay algunos gremios que están enfrentando los ataques, como los docentes, los bancarios los aceiteros, que enfrentan a las patronales pero que son conflictos que las diferentes conducciones sindicales quieren que se den por separado, de forma dividida cada uno en su gremio o en su sector. Los cientos de despidos, los tarifazos y los techos a las paritarias son ataques que podríamos enfrentar todos juntos. La misma UOM Villa Constitución, tiene que ponerse a la cabeza de unificar los diferentes reclamos de la región. Incluso en Acindar tenemos una Comisión Interna encabezada por compañeros de izquierda, y es fundamental que encabece medidas que tiendan a unificar los conflictos, como el apoyo a los compañeros de Laminados o de otras fábricas de la región. En conflictos como el que llevaron adelante los compañeros de Laminados necesitamos la mayor unidad de todos los sectores que quieran luchar.






    Temas relacionados

    Laminados Industriales   /    Trabajadores metalúrgicos   /    Despidos   /    UOM   /    Villa Constitución   /    Santa Fe   /    Mundo Obrero

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO