Política

Larreta y un discurso medieval: “Consagro mi gestión al cuidado del Sagrado Corazón de Jesús”

Las declaraciones fueron hechas en el marco del debate por el derecho al aborto, en el Tedeum de la Catedral por el Día de la Independencia. Ocurrió luego del discurso del arzobispo de la Ciudad de Buenos Aires contra la Ley. En la misma jornada, Vidal posó junto a un antiabortista con el pañuelo celeste.

Martes 10 de julio | Edición del día

Horacio Rodríguez Larreta sostuvo un discurso de carácter medieval durante el Tedeum que celebró por el Día de la Independencia en la Ciudad de Buenos Aires.

Allí "consagró" su gestión y la Ciudad de Buenos Aires "al Sagrado Corazón de Jesús por medio del Inmaculado Corazón de María”. Minutos antes, Mario Poli, el arzobispo de Buenos Aires, se lanzó contra el avance del proyecto para legalización del aborto.

El clérigo había dicho “nos duele y entristece que se piense legislar para que muchos argentinos que se están gestando en las panzas de sus mamás no puedan entrar en la fiesta de la vida y ser herederos de la independencia”. Y agregó que "no es progresista resolver problemas eliminando una vida humana"

Después de tomar la comunión Larreta, presente junto a su esposa, Barbara Diez de Tejada, pronunció un discurso. "En este 9 de julio, al celebrarse un nuevo aniversario de la Independencia Nacional, quiero presentarme ante Dios como Jefe de Gobierno consagrando mi vida, mi gestión y la Ciudad de Buenos Aires al cuidado del Sagrado Corazón de Jesús”, afirmó.

“Lo hago bajo la protección del Inmaculado Corazón de la Virgen su Madre, cuyo nombre lleva esta Ciudad", dijo, y agregó: "Me acompañan en este momento los vecinos que desde su propia oración, expresada en la diversidad religiosa, que tanto nos enriquece, o con el buen deseo del corazón, quieren lo mismo: construir una sociedad justa, pacífica, basada en el respeto y la solidaridad".

“Dios de todos, te pido por cada uno de los que viven y pasan a diario por esta Ciudad. Te pido por nuestros niños, nuestros jóvenes, por cada adulto o anciano; por nuestros enfermos; por los que están solos; por los que padecen sufrimientos materiales y han perdido la esperanza. Señor, que sepamos hacer por ellos todo lo que está a nuestro alcance. No olvidándonos mirar sus rostros cada día y ver en ellos la razón de nuestro trabajo” sostuvo.

En la misma jornada, María Eugenia Vidal posó con el pañuelo celeste, que identifica a quienes se oponen a la legalización del aborto, junto a un antiabortista.

Te puede interesar: Vidal y otros funcionarios macristas ratifican su postura contra el aborto legal

De cara a la discusión que tendrá lugar el 8 de agosto en el Senado por el derecho al aborto, los sectores más reaccionarios de la coalición oficialista se suman al lobby de la Iglesia. Su objetivo es impedir que salga la ley. Trabajan y presionan para que continúe el aborto clandestino que implica la muerte permanente de mujeres por las condiciones en las que se realizan las operaciones. Su discurso "a favor de las dos vidas" es puro cinismo e hipocresía.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO