Géneros y Sexualidades

BASTA DE DESPIDOS

Lomas de Zamora: la dirección de Género rechaza el pedido de ayuda de despedida por el municipio

Laura Cazal es una trabajadora despedida del Hospital Alende de Ingeniero Budge y la Dirección de Género del municipio de Martín Insaurralde le negó el apoyo ante la situación de violencia laboral con el argumento "nosotros no nos encargamos de esos casos".

Laura Magnaghi

Trabajadora del Hospital Alende, integrante de la CD de ATE Sur, dirigente del PTS-FIT

Paula Canalis

Docente. Lista Marrón, Agrupación Nacional 9 de Abril

Martes 18 de febrero | 13:49

El 6 de febrero de este año, Laura Cazal, trabajadora del Hospital Alende -contratada por el Concejo Deliberante lomense- se acercó a la Dirección Municipal por los Derechos de las Mujeres y por la Equidad de Género, donde funciona la recientemente inaugurada Secretaría de Género del municipio de Lomas de Zamora, buscando apoyo en el reclamo por su puesto de trabajo. Sin embargo, allí le negaron la solidaridad y ayuda ante un despido discriminatorio e ilegal.

“Nosotros no nos encargamos de estos casos”

En diciembre del 2019, luego de asumida la gestión de Alberto Fernández, en este municipio se puso en pie una Secretaría de Género que está presidida por Mariana Lesci. Allí fue a donde se dirigió Laura ya que venía sufriendo el congelamiento de su salario hacía años, hostigamientos, condiciones de trabajo precario y finalmente su despido. Ella trabajaba contratada por el Concejo Deliberante y ejercía su cargo en el Hospital Alende en Ingeniero Budge. Recibía un salario de $4700 y hacía ya 12 años que trabajaba en forma precarizada por la necesidad de tener el acceso a una obra social debido a que sufre una enfermedad degenerativa. Es en este contexto que el municipio decide despedirla.

Te puede interesar: En el municipio de Martín Insaurralde, las mujeres se ven sometidas a condiciones y salarios de miseria

Desde la Secretaría, rechazaron su pedido, y el argumento que utilizaron los funcionarios fue que “no se encarga de estos casos” ya que solo toma los referidos a “casos de violencia”, haciendo referencia a los casos de violencia física. Paradójicamente, la Secretaría se ampara en la Ley 26.485 y se propone “como misión prioritaria la atención en forma integral de las mujeres que se encuentren en situación de violencia de género en cualquiera de las formas descriptas en la Ley Nº 26.485, como así también la promoción de los derechos de las mujeres y la equidad de género a la población en general, con el fin de promover una transformación socio-cultural basada en la participación igualitaria de las mujeres en la vida social, política, económica y cultural de la sociedad”. Esta misma ley sostiene en su artículo 6 que “Constituye también violencia contra las mujeres en el ámbito laboral quebrantar el derecho de igual remuneración por igual tarea o función. Asimismo, incluye el hostigamiento psicológico en forma sistemática sobre una determinada trabajadora con el fin de lograr su exclusión laboral”.

Carta de Laura Cazal a la Dirección Municipal de Derechos de las Mujeres y Equidad de Género
Carta de Laura Cazal a la Dirección Municipal de Derechos de las Mujeres y Equidad de Género

Trabajadoras descartables

“Desde hace tiempo apostamos a la concientización y generación de políticas para asistir a las mujeres en situación de violencia. A tono con la creación de ministerios de Género tanto a nivel nacional como provincial, decidimos jerarquizar un área que realizará un trabajo fundamental en los barrios para brindar equidad y una mejor calidad de vida”, señaló el intendente, Martín Insaurralde. Sin embargo y evidentemente, cuando el precarizador es el municipio, las leyes son papel mojado.

La Dirección de Género lomense al ni siquiera recibir la nota que quería presentar la trabajadora despedida del Hospital Alende, reproduce y avala la impunidad con la que se manejan las instituciones municipales que precarizan a las mujeres trabajadoras, las despiden injustamente y cuando quieren reclamar por defender su ingreso, solo recibe el hostigamiento por parte de los directivos.

El caso de Laura refleja la realidad de miles de trabajadores y trabajadoras que trabajan "en negro" o contratadas. Según estadísticas del INDEC, en el conjunto de los 24 partidos del conurbano bonaerense el 36,8% de los trabajadores no está registrado, mientras que en el municipio que gobierna Martín Insaurralde el porcentaje trepa al 38, 9%.El caso de los trabajadores municipales no es la excepción, sino todo lo contrario, ya que en Lomas de Zamora, el 40% de sus trabajadores está en condiciones precarias de contratación.

La Dirección de Género y la Secretaría no pueden ser ajenas a los reclamos de las mujeres trabajadoras

Como trabajadoras de la salud y docentes de la agrupación Marrón en ATE SUR y Docentes de suteba Lomas, venimos acompañando a Laura en su reclamo, contra las condiciones precarias de trabajo y contra la impunidad que muestra el municipio despidiéndola y dejando a una familia en la calle. Pero también señalamos y abrimos este debate con la Secretaría de Género y su accionar. Creemos que estos espacios no pueden solo reducirse a la intervención y el acompañamiento de las mujeres se limita solo al ámbito privado y la violencia física o psicológica. Todo lo contrario, para el fortalecimiento de las peleas de las mujeres por nuestros derechos o en el caso de las mujeres trabajadoras que se enfrentan a la violencia institucional y laboral por parte de sus empleadores, tiene que tener un rol activo en garantizar el cumplimiento de las leyes que amparan y protegen a las mujeres de situaciones como esta.

Este jueves 20/02 a las 10am en las puertas del hospital Alende, se va a realizar una radio abierta. Es una oportunidad para que las organizaciones de mujeres y también desde la Secretaría revean su situación y rodeemos de solidaridad a Laura.

El movimiento de mujeres se prepara para este 8 de marzo, día internacional de la mujer a un paro a nivel internacional por los derechos de las mujeres, por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito. Durante todo el año pasado las mujeres trabajadoras organizadas en las comisiones de mujeres de Ansabo, de Coca Cola, aeronáuticas o de la fábrica bajo control obrero Madygraf mostraron un gran ejemplo de lucha contra los despidos y cierres de fábrica.

Podés leer: 8M: se debate el llamado al paro efectivo y a no regalar la jornada a las Iglesias

La asamblea preparatoria de las actividades por el 8 de marzo recibieron a Laura acompañándola en su justo reclamo, demostrando que la solidaridad y la lucha por los derechos de las mujeres vienen de la mano de la organización y la lucha por todos nuestros derechos.







Temas relacionados

#Despidos   /    Hospital Alende   /    Lomas de Zamora   /    Provincia de Buenos Aires   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Géneros y Sexualidades   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO