Géneros y Sexualidades

ABORTO LEGAL, SEGURO Y GRATUITO

Casi 6.000 mujeres recurrieron a Socorristas en Red para abortar en el 2017

Según datos de la organización, han acompañado a más de 12.000 mujeres en el proceso de aborto desde el 2014.

Miércoles 11 de abril | Edición del día

Socorristas en red es una organización de mujeres activistas que ofrece acompañamiento a quienes deciden abortar y no tienen más opción que hacerlo en la clandestinidad. Actualmente tienen presencia en más de 50 ciudades del país.

En el marco de la presentación del Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) de la Campaña nacional por el derecho al aborto, dieron a conocer cifras del relevamiento que realizan desde el 2014 de todos los contactos con la red. Cifras que explican claramente la urgencia de una ley que proteja a las personas con capacidad de gestar de los negociados y peligros del aborto clandestino.

En el 2017, 5.873 mujeres requirieron información para interrumpir sus embarazos. 4.781 fueron acompañadas a abortar con medicamentos; 161 fueron acompañadas al sistema de salud para que se les realice una práctica contemplada en el Protocolo ILE; 22 fueron derivadas al sistema sanitario para una consulta experta por presentar algún problema de salud; 49 fueron derivadas para la realización de un aborto quirúrgico por decisión de las mujeres o por presentar alguna condición incompatible con el uso del medicamentos; 112 mujeres decidieron continuar con sus embarazos y 75 tuvieron un aborto espontáneo luego de realizadas la entrevistas; 673 no volvieron a contactarse.

Estos datos muestran claramente que quienes desean interrumpir un embarazo no toman esta decisión a la ligera sino de manera muy consciente y determinada. El 81,4 % de quienes se contactaron con la Red llevó adelante el procedimiento con medicamentos, mientras que el porcentaje de mujeres que realizaron una consulta y no se volvieron a contactar es muy bajo; un 11,4 %.

Los datos del 2015 agregan un elemento más sobre cómo se llega a la resolución de realizarse un aborto, en el marco de la ilegalidad de esta práctica. Un 93,9 % de las mujeres que realizaron el aborto farmacológico ese año estaban acompañadas en la decisión, mientras que un 82,2 % estuvo acompañada en el momento de usar la medicación (sólo en el 17,8 % de los casos estuvieron acompañadas exclusivamente por socorristas). Desde la organización remarcan que, para las mujeres que consultan, tener una compañía en la decisión constituye un alivio.

Desidia estatal

Desde el 2014, 12.590 mujeres fueron acompañadas desde la Red en sus procesos de aborto con misoprostol y 379 en el acceso a una interrupción legal del embarazo en ámbitos del sistema público de salud, según lo establecido en el Protocolo Nacional de Interrupción Legal del Embarazo (ILE) del Ministerio de la Salud de la Nación.

En el año 2014 hubo 1.116 acompañamientos, sin registros de ILE (ya que se comenzó a aplicar en el 2015). En el 2015 fueron 2.894 acompañamientos y 64 acompañamientos con acceso a ILE. En el 2016, 3.799 acompañamientos y 154 acompañamientos con acceso a ILE.

La Izquierda Diario consultó a Laura Vilches, legisladora de Córdoba por el PTS-FIT y dirigente de la agrupación Pan y Rosas su opinión sobre estos datos. “Los datos de Socorristas en red son muy limitados, ya que se estima que en Argentina se practican entre 400.000 y 500.000 abortos al año, pero muestran que hay un fenómeno generalizado en el que las mujeres deciden si quieren llevar adelante un embarazo no deseado o no. Que las mujeres hayan tenido que recurrir al aborto con medicamentos, que permitió evitar algunas muertes, no deslinda al Estado de su responsabilidad de esta forma de violencia hacia las mujeres que se perpetra en la clandestinidad. Esto es lo que el movimiento de mujeres viene denunciando desde hace años”.

La legisladora remarcó también: “Al igual que el relevamiento de los femicidios que realiza la organización Casa del encuentro, queda claro que, cuando hay personas y organizaciones realmente interesadas en producir datos para pensar las políticas públicas, se pueden obtener estadísticas serias que dan cuenta no sólo del número sino del recorrido y seguimiento de las mujeres. En este terreno, por parte del Estado sólo se observa desidia”.

La pelea se gana en las calles

En cuanto a la seguridad del método farmacológico recomendado por la Red, del total de mujeres que fueron acompañadas para abortar con pastillas desde el 2014, sólo un 13 % necesitó luego recurrir a una guardia médica, demostrando que el procedimiento con misoprostol es muy efectivo si se utiliza de manera adecuada. De quienes acudieron a una guardia, el 63 % requirió algún tipo de intervención de los equipos de salud. El 81 % de las mujeres aseguraron haber sido tratadas entre bien o muy bien por los y las profesionales de la salud.

Las investigaciones médicas demuestran que el uso del misoprostol para producir un aborto tiene una tasa de efectividad del 85 %, que aumenta si se combina con la administración de mifepristona, otro compuesto con propiedades similares (no disponible en Argentina). Sin embargo, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentación y Tecnología Médica (Anmat) se niega a reconocer al misoprostol como medicamento obstétrico, por lo tanto, su prescripción para mujeres embarazadas es ilegal.

Por otro lado, el fármaco es producido por un solo laboratorio en el país, lo cual le permitió manejar el precio discrecionalmente o modificar la cantidad de pastillas por caja, para obligar a los pacientes a comprar dosis que nunca van a llegar a utilizar.

Existen formas médicas para que una mujer pueda interrumpir un embarazo sin poner en riesgo su vida. Pero en tanto este acto médico no se transforme en un derecho que el Estado esté obligado a garantizar, la clandestinidad seguirá matando a cientos de mujeres y condenando a miles a sufrir consecuencias sobre su salud.

Ya no podemos esperar más. No hay tiempo para debates eternos porque la vida de las mujeres está en juego. El aborto debe ser legal, seguro y gratuito. La ley se votará en el Congreso, pero la pelea la ganaremos organizadas en todos los lugares de trabajo y estudio y en las calles, como siempre.







Temas relacionados

Misoprostol   /    Campaña Nacional por el Derecho al Aborto   /    Aborto legal, seguro y gratuito   /    Laura Vilches   /    Aborto No Punible   /    Aborto   /    Córdoba   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO