Mundo Obrero

TRABAJADORES INDEPENDIENTES

Monotributistas: “El Gobierno está viendo otra realidad y nuestra situación es dramática”

Noelia Villafañe, presidenta de Monotributistas Asociados de la República Argentina, cuenta la desesperante situación que vive el sector. “A mí me llama gente que se quiere morir”, afirma.

Jueves 23 de abril | 12:31

Noelia Villafañe preside la organización Monotributistas Asociados de la República Argentina (MARA). Hasta hace poco nucleaban a poco más de 600 monotributistas en todo el país, pero desde que comenzó la cuarentena y la situación del sector empeoró drásticamente, ahora está organizando a más de 40.000 personas.

“Los monotributistas vivimos al día, trabajamos todos los días y vivimos el drama de que, si no podemos hacer nuestro trabajo, no comemos”, afirma Noelia en diálogo con La Izquierda Diario. Cuenta que desde que se decretó la cuarentena miles y miles de monotributistas perdieron su fuente de ingreso y ella comenzó a atender cientos de casos llenos de angustia y desesperación. “A mí llama todo el día gente muy mal, gente que me dice que se quiere suicidar”, confiesa.

“El monotributista siempre ha ido invisibilizado por el Estado. Los distintos gobiernos nunca le han puesto su voto al monotributista. Muchos de quienes conformamos este sector quizás siempre se quejaban desde su casa, pero sin actuar, sabiendo que nunca les habían prestado atención”, afirma Villafañe.

A raíz de la situación desesperante por la pandemia “se destapó la olla”, dice, y miles de trabajadores del sector necesitan respuestas del Estado, porque directamente no tienen para darle un plato de comida a sus hijos e hijas. A partir de esta realidad comenzaron a realizar protestas por redes sociales y su reclamo empezó a tener visibilidad.

Noelia asegura que uno de los problemas que enfrentan es que “muchas veces los monotributistas tenían que descapitalizar su actividad o su pequeño comercio, pensando a futuro, siempre con la esperanza de que después fueran a venir tiempos mejores, y hoy no tiene ingresos y ha tenido nula capacidad de ahorro. La cuarentena más bien vino a profundizar una situación que se arrastra de años”.

Además, continúa, “el Gobierno no ha tenido una lectura real de la situación del sector ya que deducen que un monotributista (por ejemplo categoría D), que factura $ 60.000, tiene en el bolsillo $ 60.000. En realidad, sacando los costos de su actividad que pueden llegar a ser de hasta $ 45.000, le quedan $ 15.000 de bolsillo”.

La situación empeora en las categorías más bajas. Por ejemplo, grafica Villafañe, a una podóloga le pueden llegar a quedar para todo el mes $ 15.000. Otro ejemplo común es el de un electricista o gasista que trabaja en una obra, que tiene que facturar sobre sus herramientas de trabajo que compra para la construcción, además de su mano de obra.

Como dice la responsable de MARA, “la facturación no es representativa del nivel de ingreso”. Ejemplos como esos se multiplican a lo largo de todo el país, “desde Jujuy hasta Tierra del Fuego”.

Por eso desde MARA le están pidiendo al Gobierno de Alberto Fernández la condonación del pago del monotributo. En este punto Villafañe rescata que se hayan presentado proyectos de ley que toman en cuenta la problemática del sector y destaca el proyecto que realizó el diputado Nicolás del Caño (PTS-Frente de Izquierda), siendo que él “venía previendo la situación de los monotributistas”.

Del Caño viene reclamando para que el Congreso vuelva a sesionar, para poder llevar estos reclamos al Parlamento y que se traten los distintos proyectos que puedan dar una solución a situaciones dramáticas como esta.

Te recomendamos Nicolás del Caño: “No hay razones para que el Congreso no sesione"

Además, desde MARA se está reclamando una línea de financiamiento con tasa bonificada y un plazo de gracia que funcione como “salvavidas” para continuar trabajando, siendo que los monotributistas no tienen poder de crédito bancario, lo que se traduce en que una vez que termine la cuarentena los monotributistas se verán envueltos en deudas gigantescas.

El Gobierno decretó una línea de financiamiento, pero Villafañe advierte que una vez que salió el decreto salió la decisión administrativa que deja de lado a los monotributistas que hubieran recibido el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), como si $ 10.000 alcanzaran para pagar los impuestos, el alquiler, la comida de la familia y “encima el monotributo”.

Además también el Gobierno dejó de lado a quienes le prestan un servicio al Estado, provincial o municipal, quienes no iban a poder acceder a las líneas de financiamiento.

Para la presidenta de MARA es de gran valor que desde la banca de Nicolás del Caño se vengan presentado proyectos que presentan soluciones inmediatas para los monotributistas, como la exención del pago del monotributo. Esto, como parte de un programa más general, que parte de gravar a los grandes empresarios para garantizar un salario de cuarentena de $ 30.000 y medidas más profundas como la nacionalización de la banca, para que el Estado pueda otorgar créditos a tasas bajas para los pequeños comerciantes.

Medidas necesarias para que la crisis la paguen los bancos y los grandes empresarios y no los trabajadores y los sectores populares.

Te recomendamos Medidas de emergencia de la izquierda frente a la crisis del coronavirus







Temas relacionados

Cuentapropistas   /    Monotributo   /    Alberto Fernández   /    Proyecto de ley   /    Desocupación   /    Nicolás del Caño   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO