Mundo Obrero

AEROPARQUE JORGE NEWBERY

Negligencia patronal: tres trabajadores heridos durante una tormenta en Aeroparque

La caída de un rayo sobre la pista terminó hiriendo a tres compañeros. Los trabajadores exigen que el trabajo se suspenda en ciertas áreas ante tormentas eléctricas.

Martín Brat

Delegado GPS | Lista Bordó

Martes 5 de julio de 2016 | Edición del día

El Aeroparque Metropolitano amaneció con problemas en el sistema de monitoreo de aviones y uno a uno se fueron cancelando los vuelos desde la torre de control.

Luego de la tormenta se cayó una antena Baires Control -a cargo de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC)- , el más importante radar con el que se valen los torreros para controlar las trayectorias de cada máquina que surca los vuelos porteños y del conurbano.

El centro de Control Aéreo (ACC) son los "ojos" de los pilotos que están en el aire. Sin él están ciegos y no saben lo que sucede a su alrededor.

La cancelación de salidas es directamente proporcional a la cantidad de gente amuchada en el hall del Aeroparque y de Ezeiza. Y lo mismo ocurre con los medios de comunicación masivos que se hacen eco de la noticia “50 vuelos cancelados en Aeroparque”.

Como hoy fue a partir de la desidia patronal que vienen denunciando hace años los trabajadores de la ANAC los títulos catástrofe no salieron a la luz. La desinversión queda a la vista cuando un fenómeno meteorológico tan común como un rayo deja fuera de servicios sistemas completos que sirven a los Servicios de Navegación Aérea para el desarrollo habitual de sus tareas y paraliza por completo la aviación en los aeropuertos más importantes del país. De esto se habla poco en los medios.

De lo otro que no se habla en los medios es de los trabajadores aeronáuticos, salvo para acusarnos de dejar a la gente de “rehén” ante nuestros viles pedidos por ejemplo de terminar con la precarización laboral. En estas historias los trabajadores o somos ocultos bajo la alfombra de la desinformación o somos demonizados por nuestro incalculable egoísmo.

Hoy sucedió una de esas historias. El rayo que cayó a las 23.30 de ayer en el sector de rodaje de la base aérea, a la altura de la plataforma norte, y que generó un apagón en el sistema de balizamiento eléctrico, hirió a tres compañeros que a pesar de las condiciones de suma peligrosidad para su trabajo estaban sobre la rampa comercial en plena tormenta eléctrica.

Tanto las empresas tercerizadas de Aerolíneas Argentinas y LAN como la mismas líneas Aéreas tienen la obligación de cancelar el servicio de rampa en momentos de tormentas eléctricas como las de ayer, es una demanda histórica de la Comisión Interna de la cual soy parte y hemos peleado para que así sea desde que el compañero de MSA sufriera problemas en su audición tras haber estado en la pista en el momento que un rayo impacto en ella.

No existe protocolo alguno entre las empresas que formamos parte del servicio de rampa comercial para ejecutar en caso de estas tormentas que podrían ser mortales en lugares como esté donde toneladas de aluminio son para rayos gigantes y sumado al agua que se acumula en la inmensa superficie de cemento que es la pista, constituye un sector de alto riesgo para permanecer. Si existiera ese protocolo ningún trabajador de los aeropuertos lo conocemos, y eso tiene una razón, se llama precarización laboral y es lo que intentan imponer las patronales de la aviación.

Una comisión de seguridad e higiene controlada por los trabajadores reducirían los accidentes y los riesgos.

La vida del trabajador no vale nada para los empresarios que están cómodos en sus oficinas con calefacción mientras miles de aeronáuticos somos los que día a día movemos el engranaje de los vuelos .Sin nosotros no habría vuelos, por eso mismo somos también los que sabemos efectivamente donde están los riesgos y cómo prevenirlos.







Temas relacionados

Aeroparque   /    Aerolíneas Argentinas   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO