Política

MUNDO OBRERO

Neuquén: trabajadores del hospital Castro Rendón denuncian práctica antisindical del director

El director del Hospital Castro Rendón, Adrián Lammel prohíbe las reuniones colectivas y la organización de los trabajadores de sectores críticos. “Hay antecedentes de reuniones efectuadas con motivo de deliberaciones gremiales y de otra índole”. Así lo expresa la disposición 191/2018 firmada por él.

Flor Peralta

Trabajadora del Hospital Castro Rendón Agrupación Violeta Negra de ATE

Domingo 8 de julio | 14:21

En estos días apareció en el sistema informático interno del Hospital Castro Rendón la disposición 191/2018 firmada por el Director Lammel Adrián restringiendo las reuniones colectivas haciendo hincapié en las “gremiales” y en los sectores críticos, especialmente basándose en que “hay antecedentes de reuniones efectuadas en dichas áreas con motivo de deliberaciones gremiales y de otra índole”.

Con argumentos tan elementales, como que los pacientes críticos necesitan de un estado de tranquilidad y respeto para su cuidado, el director ataca nuestro legítimo derecho a organizarnos y reunirnos. Desde la Agrupación Violeta Negra denunciamos que toda la disposición tiene por objetivo perseguir y atentar contra el derecho a deliberar y protestar de los y las trabajadoras, y es en respuesta al reciente reclamo que han llevado adelante los y las trabajadoras del Quirófano, justamente por camillas nuevas y falta de personal.

Te puede interesar:Trabajadores del Hospital Provincial de Neuquén del área quirófano comenzaron medidas de fuerza

Queda claro que al director le preocupa más que los trabajadores se junten y reclamen por las condiciones laborales y de atención a los pacientes que ocuparse de resolver las falencias en las mismas. Cínicamente habla del respeto y el cuidado de los pacientes cuando en los ascensores que están obsoletos se han quedado encerrados más de una vez pacientes críticos que estaban siendo trasladados a dichos servicios.

La salud de nuestros pacientes vale más que sus ganancias

Los trabajadores denuncian que permanentemente se rompe la bomba de cobalto, esencial para la atención de los pacientes oncológicos y deben ser derivados en viajes largos y extenuantes a una clínica privada en Roca. En Pediatría cuando los niños y niñas se internan, los trabajadores y trabajadoras realizan sus tareas hacinados por la falta de lugar. Mientras sus madres y padres duermen en reposeras durante largo tiempo; y otros niños deben ser internados en la Guardia Pediátrica por la falta de camas.

Vale recordar también cuando en la Terapia Intensiva de Neonatología se construyó en un pasillo, obstruyendo un ascensor por falta de espacio. Actualmente en la Terapia Intensiva de Adultos del hospital de mayor complejidad de la provincia, hay sólo 8 camas. El mismo número desde que se fundó en los años 80.

Por otro lado el Servicio de Adicciones por ejemplo no tiene una Internación para Mujeres y otros géneros que no sean el masculino. Y así podríamos dar mil ejemplos, porque el interés de esta disposición es solo intentar acallar a los y las trabajadoras que sostenemos el Hospital Público con nuestro trabajo, en condiciones terribles por decisión política. Hay una clara intención de vaciar el hospital público.

No nos extraña este ataque del Director Lammel que fue candidato a diputado por el MPN, el principal responsable del permanente vaciamiento de la Salud Pública y de dar beneficios a los sectores privados. El ejemplo más reciente es la alianza entre el gobierno del MPN y el intendente Horacio Quiroga, quién acaba de anunciar hace pocos días que no cobrará impuestos al mega proyecto privado de Ciudad Sanitaria que impulsa la obra social de Pereyra el senador petrolero del MPN y de la directiva de la CGT, haciendo un negocio millonario con la crisis crónica que ellos mismos generaron en el sistema de salud público neuquino.

Los trabajadores y trabajadoras cotidianamente sufrimos esta situación. Es por eso que nos juntamos, deliberamos sobre las condiciones de nuestro hospital y nos organizamos para luchar contra el vaciamiento del hospital público.

La decisión de Adrián Lammel es un atentado al derecho a organizarnos. No lo podemos permitir. Denunciamos esta práctica antisindical de la Dirección del Hospital, que fue avalada por las Jefaturas y es una orden directa del gobierno provincial que mientras habla de la provincia de Vaca Muerta rica y próspera, el sistema de salud público se cae a pedazos.

Somos los trabajadores y trabajadoras quienes sostenemos y defendemos la Salud Pública. Somos nosotros y nosotras quienes queremos atención de calidad a nuestros pacientes, para que la salud esté al servicio del pueblo.
Necesitamos organizarnos en nuestros lugares de trabajo, con nuestros métodos para defendernos de este ataque que no podemos dejar pasar.







Temas relacionados

Trabajadores de la salud   /    Salud pública   /    Hospital Castro Rendón   /    MPN   /    Neuquén   /    Salud   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO