Sociedad

CRISIS ECONOMICA

Niñas comen de la basura en San Pedro de Jujuy

A solo un día de las elecciones generales en nuestro país vemos como se recrudecen las condiciones de vida de los sectores más golpeados por la crisis, el ajuste y las políticas direccionadas por el FMI.

Natalia López

Docente universitaria | FHYCS UNJu

Viernes 25 de octubre de 2019 | 21:09

Foto: gentileza de TodoJujuy.com

“Las dos niñas pusieron ladrillos para poder llegar y subirse al contenedor, la que quedó afuera le indicaba que bolsa iba a sacar, tenían también un taper azul, llenaron de comida, mientras se retiraban iban sacando la comida que habían juntado de la basura en el recipiente de plástico y la iban comiendo” eso relato una vecina relata el sitio web “Todo Jujuy”

Esta imagen que tanto duele ver, es de un basural en la ciudad de San Pedro en la provincia de Jujuy, donde la pobreza alcanzó a 272.190 personas y la indigencia a 48.800, las cifras de la caída del empleo es de un 5,2 % encabezando la lista de las provincias con mayor deterioro del trabajo.

A solo un día de las elecciones generales en nuestro país vemos como se recrudecen las condiciones de vida de los sectores más golpeados por la crisis, el ajuste y las políticas diseccionadas por el FMI, mientras estas “postales” se hacen cada vez más recurrentes, en la coyuntura electoral algunos candidatos dicen que hay que esperar, que no hay que salir a las calles y hasta se habla de privatizar la educación.

También recorre medios y redes el mensaje de ahora “vota bien” pero el problema es mucha más profundo, este sistema capitalista que arroja al hambre a las grandes mayorías, mientas unos pocos los ocho más ricos del mundo concentran una riqueza igual a la mitad de la población del mundo más pobre.

Este sistema que en cada Estado tiene a sus administradores, que organizan y gestionan esas políticas, que gobiernan para los intereses de los empresarios, para los terratenientes, para las multinacionales, para el capital financiero, y esta no es solo una apreciación subjetiva.

A la mayoría es difícil poderlos distinguir, ya que no muestran proyectos políticos muy diferenciados, si son o no son lo mismo es una cuestión de apariencia, un claroscuro de verdad y de engaño, las mayorías no conocen el país de las maravillas de Macri y de Morales aquí en la provincia, gran parte de eso queda en un plano discursivo, pero ahí está la realidad que se presenta objetiva, cruda, sin rodeos y recurrente, dos niñas buscando comida en un basurero. Mientras los Moisés o los Bravo y toda la casta de funcionarios viven y vivieron del estado, mientras es fácil enumerar a los dueños de la provincia y como se enriquecen a costa nuestra.

El “vota bien” que es hashtag para este domingo, solo quiere imponer una polarización, falsa, porque el Frente de Todos y la burocracia sindical más bien se dedicaron a mantener y propiciar la gobernabilidad y a dejar pasar todos y cada uno de los ataques del macrismo, los despidos, tarifazos, inflación, acuerdos con el FMI, etc.

El “vota bien” no va a resolver los problemas estructurales, en el primer semestre de 2019 en Argentina número de personas por debajo de la línea de pobreza creció al 35,4%, esta cifra representa unos 15,9 millones de personas en todo el país cerca de 3,8 millones más que el año anterior, Macri se va pero la pobreza, el ajuste y el FMI se quedan.

Y si bien no se resuelve ahí, el “vota bien” me lleva a pensar solo en lo que si se plantaron frente a todos estos ataques, en las y los que siempre estuvieron del mismo lado, en cada lucha defendiendo un puesto de trabajo, los derechos de las mujeres, resistiendo, los que no de palabra decían que los legisladores ganen lo mismo que una maestra, las y los que aportaron a cada fondo de huelga, lasy los que se bancaron las represiones, lxs que si son consecuentes.

En América Latina y en el mundo se está poniendo en cuestión las profundas desigualdades de políticas de derecha y neo liberales, pero también de la herencia de los gobiernos progresistas. Hoy se levantan los pueblos, hoy vemos como se radicaliza la lucha de clases en Haití, en Honduras, en Ecuador, en Chile, esa poderosa juventud que se levanta harta de que le roben su futuro, los pueblos indígenas, la clase obrera cansada de dejar la vida y que cada vez alcance menos, que cada vez cueste más vivir.

El “vota bien” es dejar ese mensaje como sostienen los candidatos del Frente de Izquierda Unidad, lo más claro que podamos, y no se termina ahí, ni se termina el domingo, no hay cheque en blanco, si no que continua impulsando y organizando toda la fuerza social para poder enfrentar los ataques que se vienen y que la crisis la paguen los capitalistas. Por una vida que realmente valga la pena ser vivida.







Temas relacionados

Pobreza   /    Ajuste   /    FMI   /    Jujuy   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO