Sociedad

CÓRDOBA / GATILLO FÁCIL

Nuevo caso de gatillo fácil en Córdoba

Ezequiel Varela, de 17 años, fue asesinado esta mañana por policías en barrio Marqués Anexo.

Miércoles 11 de octubre | Edición del día

Esta mañana, cerca de las 11:30, la Policía de Córdoba mató al joven Ezequiel Varela casi en la puerta de su casa, en un pasaje del barrio Marqués Anexo.

Aunque algunos medios no dudaron en caratular el asesinato como “confuso episodio”, varias vecinas del joven contaron en un canal de televisión que el chico estaba desarmado y que los policías dispararon sin ningún motivo.

Una joven dijo que vio lo que ocurrió desde el segundo piso de su casa: “Vi al chico que venía caminando, cuando se le cruza el móvil, el chico empieza a caminar más rápido y le pegaron tres tiros. Yo lo vi desde arriba, le pegaron como si nada. Después vinieron más móviles y acá la gente sabe que tiran tiros como si nada, como si fueran dueños de la vida. El chico falleció acá, lo dejaron tirado”. La mujer brindó inclusive el número del móvil y denunció que los efectivos policiales tampoco llamaron al servicio de emergencias.

Desde del Hospital Infantil confirmaron que Ezequiel fue trasladado a ese nosocomio por sus familiares y que en el momento del ingreso ya se encontraba sin vida.

Otra de las mujeres que hablaron con el medio, dijo que estas actitudes policiales son habituales en el barrio. “No podemos salir a comprar el pan que se te cruzan y te tiran. La gente de la villa nunca tenemos justicia, nunca podemos reclamar nada. Este es el segundo chico al que le pegan (un tiro) en el barrio”, manifestó.

Como ha ocurrido otras veces luego de casos de gatillo fácil, la Policía y la Justicia dieron otra versión. Según el fiscal Iván Rodríguez, Ezequiel le arrebató la cartera a una mujer y salió corriendo, momento en el que pasaba por el lugar un móvil policial. Al dar la voz de alto, el joven habría disparado, por lo cual los agentes respondieron y lo mataron. Rodríguez informó que hay un funcionario policial imputado.

El asesinato de Ezequiel, como el de otros cientos de jóvenes en Córdoba y en todo el país es el punto final de una represión constante que sufren los jóvenes de los barrios trabajadores en Córdoba.

En Córdoba, el reemplazo del viejo Código de Faltas por el Código de Convivencia en abril del año pasado no implicó una disminución en la cantidad de detenciones arbitrarias ni en casos de violencia policial. Esto se debe a que existe una línea institucional de detener, cercar, estigmatizar, perseguir y asesinar a los jóvenes de los barrios populares. No es un policía, es la institución.

Según las cifras de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi), desde la vuelta de la democracia se registran más de cinco mil muertes en manos de las fuerzas represivas, incluyendo crímenes dentro de cárceles y comisarías. En el 2016 se registraron 259 casos, es decir una muerte a manos de las fuerzas represivas cada 25 horas.








Temas relacionados

Policía de Córdoba   /    Gatillo fácil   /    Córdoba   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO