Cultura

ESTRENO // DOCUMENTAL

Nunca digas nunca: desaparecidos en democracia

Vanesa Spaccavento

@VaneSpaccavento

Sábado 22 de noviembre de 2014 | Edición del día

Nunca digas nunca es la voz de quienes tienen que convivir con la sombra de la desaparición y es una invitación a replantearnos si esto es el mundo que queremos.
Es el pasado y el presente que nos duele; la herida que no deja de supurar…Esa que sangra rabia, impotencia, tristeza, dolor y lucha pero nunca resignación. Esa que nos exige dejar de esquivar la realidad y tomar conciencia sin que sea necesario que nos pase en primera persona. Ya tres décadas de democracia pero con centenares de desaparecidos y miles de asesinados por la fuerza represiva del Estado. ¿Realmente creés que con el fin de la dictadura se desmanteló al aparato represivo? ¿Sinceramente creés que los casos de gatillo fácil son hechos aislados? Nunca digas nunca es un sopapo de realidad para aquellos distraídos y un compromiso de perseverancia para todos los convencidos de que esto no va más.

“Piba vos no podes hablar de desaparecidos, vos naciste en democracia”, “Vos no tenés ni idea de lo que es que uniformados te arrebaten a alguien para no verlo nunca más y no tener siquiera un lugar para llorarlo”. Es verdad… Yo nací, crecí y vivo en democracia. Pero la Democracia no elimina “ciertas prácticas”, la democracia no acabó ni con los desaparecidos ni con las muertes de pibes atravesados por balas que disparó la policía”.

Luciano Arruga debe ser el nombre que más vigente está tanto en el consciente como en el inconsciente colectivo de la sociedad en general; es el pibe que estuvo desaparecido casi seis años y que apareció enterrado como NN. Es el pibe asesinado por la Policía por negarse a robar a para ellos. Es el que muchos medios desaparecieron con su silencio. Pero Luciano no es un caso aislado. La violencia institucional no lo es. Y los hechos demuestran que para que las causas judiciales avancen no hacen falta pruebas, sino presión y conciencia por parte de la sociedad.

Al gatillo fácil le sigue la impunidad fácil. La Justicia parece no tener casos suficientes para sentar precedente y las similitudes entre los casos es de una obviedad cínica: siempre se entorpecen las causas en favor de las fuerzas de (in)seguridad; primero se investiga con total inhumanidad a la víctima y a sus familias porque ya ser pobres los hace sospechosos.

Los medios, por su parte, son funcionales. Alimentan la estigmatización social, el “algo habrá hecho” y distraen a la audiencia repitiendo una y mil veces al día los hechos de “inseguridad” e instaurando el debate sobre el endurecimiento de las penas, la militarización de las villas y hasta alguna que otra diva se anima a pedir pena de muerte. De lo que no hablan es que hay sectores donde ya nacen condenados y donde la pena de muerte es algo cotidiano.

Nunca digas nunca es un documental que hace aparecer a quienes desaparecieron y mantiene vivos a aquellos que la mafia policial les arrebató la vida. Nunca digas nunca es una producción independiente que merece ser viralizada en las redes tanto acá como fuera de las fronteras argentinas porque ésta realidad no nos pega solamente a nosotros. Esto forma parte del sistema del mismo modo en que, durante la dictadura, fue una práctica planificada con el fin de instaurar un sistema económico en un momento en que las masas se estaban despertando.

Que no se mal interprete: no estoy diciendo que vivimos en dictadura; estoy simplemente afirmando que esas prácticas no cesaron. Las cifras son frías, son datos duros y deshumanizados pero ellas indican que mientras vos leés esto, al menos un pibe, está sufriendo la violencia institucional. Los números muestran que más de cuatro mil pibes murieron a causa del gatillo fácil y más de 200 personas se encuentran desaparecidas (éstas no incluyen a las mujeres condenadas al negocio de la trata).

“El silencio te hace cómplice”… Anímate a dudar de lo que te muestra la televisión, infórmate y difundí porque aunque suene trillado lo cierto es que a la gente solo la ayuda la gente y recién vamos a poder decir NUNCA MAS cuando logremos como sociedad desmantelar al aparato represivo en todo su conjunto.

Facebook de Nunca digas nunca

Link del documental

(…)
¿Cómo hacer aparecer lo que años de historia han insistido en ocultar? ¿Por qué resulta necesario desaparecer a un obrero, a un estudiante y a un pibe de barrio? ¿Quiénes tienen el poder de hacerlo?

Nunca digas nunca es un documental independiente, colectivo y anónimo que reflexiona y denuncia cómo funciona la represión en la actualidad.
Somos una generación que no vivió la dictadura y se pregunta qué es desaparecer en democracia.

Nos sumergimos en los casos de Luciano Arruga, Miguel Bru, Julio López y Jonathan “Kiki” Lezcano, para encontrar las respuestas.
En NUNCA DIGAS NUNCA las voces de quienes tienen que convivir con la sombra de la desaparición nos hacen replantear si esta es la realidad que queremos vivir.








Temas relacionados

Luciano Arruga   /    Documental   /    Estrenos   /    Gatillo fácil   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO