PUNTA ALTA

Paro total de ATE en Puerto Belgrano

En la jornada de ayer, jueves 4 de enero y el tercer día laboral del 2018, el personal civil de la Armada Argentina de la Base Naval Puerto Belgrano -una importante cantidad de afiliados a la Asociación de Trabajadores del Estado y otra de no afiliados-, llevó a cabo el paro convocado por ATE, sin movilización.

Viernes 5 de enero | Edición del día

También hicieron lo propio los demás estamentos integrantes de la seccional de Coronel Rosales, cuya secretaria gremial es Ana Mendoza, a saber, empleados provinciales y municipales.

Como fuera anticipado por las autoridades nacionales, el citado se da en rechazo a los despidos masivos que se vienen sucediendo en el sector público desde hace semanas y que continúan desde el inicio del año. Estos ya han afectado a trabajadores civiles de la Armada Argentina, especialmente a quienes desarrollaban sus tareas con contratos de trabajo que no fueron renovados como habían prometido las autoridades navales.

La situación afecta al personal civil en un momento particular debido a que ya se están terminando de aplicar las medidas y reglamentaciones determinadas en el marco de re-estructuración del personal, con su correspondiente modificación del estatuto que rige las condiciones laborales. Estas medidas, rechazadas por una importante cantidad de trabajadores y firmadas por ATE bajo protesta, afectan a muchos en cuestiones como desjerarquización, quita de derechos adquiridos, retiro de módulos incorporados a los salarios, reducción de la cantidad de días de licencia, entre otras.

Según lo anunciado oficialmente, a partir del próximo mes se efectivizará una medida crucial que es el pago de los sueldos con su nueva categorización -y con su correspondiente retroactividad- , cuya estimación ha sido motivo de importantes controversias desde el inicio mismo de la aplicación de las nuevas medidas y que nunca fue homologada oficialmente. Esto ha generado desconcierto entre los agentes civiles porque no se sabe con precisión cuánto serán los montos oficiales y si éstos se verán aumentados o reducidos.

Se suma al descontento la decisión del gobierno nacional de cerrar la planta de Fabricaciones Militares de Azul (FANAZUL), que dejó en la calle a más de 200 familias en la víspera de año nuevo. Se trata de la fábrica emblemática en la producción de explosivos TNT en América Latina.

Lee también: Cierre Fabricaciones Militares Azul: "Ya no tenemos nada que perder, vamos a seguir peleando"

La decisión del ministro de Defensa, Oscar Aguad, se sumó a los otros 109 despidos que ya había ejecutado en otras plantas de Fabricaciones Militares.

La semana pasada hubo 35 despidos en la planta de Fray Luis Beltrán, donde a los propios trabajadores les hicieron leer el acta con el nombre de los despedidos. En la sede central, 15 fueron los echados, mientras que la anterior hubo 30 en la Fábrica de Villa María y 29 en Río Tercero.








Temas relacionados

Punta Alta   /    ATE   /    Provincia de Buenos Aires

Comentarios

DEJAR COMENTARIO