Política

BARILOCHE

Preso político: en un juicio digitado, ordenan la extradición de Jones Huala a Chile

El juez Villanueva prohibió la presencia de prensa y público en la audiencia donde dictó sentencia sobre el lonko de la Pu Lof de Cushamen. Hubo represión en la puerta luego de conocerse el veredicto.

Lunes 5 de marzo | 12:51

Tal como se preveía desde el primer momento, cuando fue detenido a fines de junio del año pasado de forma irregular en medio de un control de tránsito, el juez federal (subrogante) de Bariloche Gustavo Villanueva dictó sentencia desfavorable en perjuicio de Facundo Jones Huala.

Así el Poder Judicial argentino dio curso al pedido de extradición solicitado por el Estado chileno para juzgar allí al lonko de la Pu Lof en Resistencia de Cushamen (Chubut) por un delito sobre cuya responsabilidad pudo comprobarse prácticamente nada. De no mediar un fallo en contrario de la Corte Suprema de Justicia (a partir de la apelación de la defensa), será la primera vez en la historia argentina que un referente mapuche es extraditado a otro país.

María Isabel Huala sobre la sentencia

Las partes habían sido convocadas para hoy a las 11 en la sede del Juzgado Federal de Bariloche, luego de la única jornada de audiencia del miércoles 28. Sin embargo el juez no ordenó la presencia del máximo protagonista de este proceso, el propio Jones Huala, quien debió enterarse de su destino desde la cárcel de Esquel, a casi 300 kilómetros de allí. Solo pudo estar su abogada Sonia Ivanoff.

Tal como lo hizo en esa oportunidad en el Gimnasio Municipal n°3 de la localidad rionegrina, el juez Villanueva se las ingenió para demostrar que en este juicio hay mucho más que un pedido de extradición de un “delincuente” a un país vecino.

Leé también Facundo Jones Huala: un juicio político y criminalizador por donde se lo mire

En esta oportunidad, precisamente para el momento de la sentencia, Villanueva decidió prohibir el ingreso de todo tipo de personas que no fueran directamente las partes del proceso judicial o miembros de las fuerzas represivas del Estado. Ni siquiera la prensa pudo acceder a registrar el hecho, lo que demuestra que el Poder Judicial tiene demasiado celo en ocultar su faz más bochornosa.

Según informó el sitio En estos días, el juez resolvió que “el mecanismo de participación en la audiencia sea vía teleconferencia. La falta de información sobre cómo se realizaría el proceso, y la falta de traslado de Jones Huala a Bariloche -permanece en la Unidad Carcelaria de Esquel- encendió las alarmas entre la defensa del lonko mapuche y los grupos de apoyo a la causa”.

En la calle San Martín a la altura de Libertad la Policía de Seguridad Aeroportuaria cortó el tránsito desde temprano. Pero eso no impidió que un nutrido grupo de miembros de la comunidad mapuche y de organizaciones solidarias se concentraran frente a las puertas del juzgado para esperar la resolución.

Según lo dicta la Ley de Cooperación Internacional en materia penal, la defensa podrá hacer uso del derecho de apelar ante la Corte Suprema la resolución del juez federal, con lo cuál Jones Huala seguirá en Argentina pero en prisión, tal como lo viene haciendo desde el 27 de junio del año pasado, cuando lo detuvieron de forma arbitraria en medio de un control de tránsito.

También hubo concentración en las puertas de la Unidad Penal Federal 14 de Esquel, donde está detenido hace más de ocho meses.

Una vez conocido el veredicto se produjo un enérgico repudio de parte de quienes no pudieron ingresar al recinto y la Policía respondió con gases y balas de goma.

Informe desde Bariloche: María Ce








Temas relacionados

Facundo Jones Huala   /    Libertades Democráticas   /    Río Negro   /    Chubut   /    Neuquén   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO