UNIVERSIDAD

¿Qué pasó en la Asamblea General de Estudiantes (AGEU) de la Universidad de Costa Rica y qué sigue?

El 29 de noviembre anterior se hizo la Asamblea General de Estudiantes (AGEU), boicoteada por Progre. De la misma se expulsó a Progre de la mesa coordinadora y se realizó entonces una reunión de 100 personas que acordaron convocar una AGEU el próximo semestre. El Directorio reformista de Alternativa no se compromete a realizarla.

Daniel Díaz Moya

Organización Socialista

Jueves 19 de diciembre de 2019 | 12:19

La realización de la AGEU el pasado 29 de noviembre significó un boicot a las más de 2000 firmas que la convocaron con el objetivo de resistir el ajuste, la violencia a las mujeres en el campus y por la refundación del movimiento estudiantil. Progre, el partido estudiantil del PAC, boicoteó dicha AGEU con todo tipo de acciones, desde el cambio de agenda eliminando convenientemente la discusión sobre el ajuste, hasta la nula campaña de convocatoria y la fecha, convocando en la última semana del semestre.

La AGEU inició y después de que se comprendiera el boicot por parte de Progre, se procedió a desplazar de la mesa coordinadora de la AGEU al directorio de la FEUCR, al presidente del Tribunal Electoral Estudiantil Universitario (TEEU) y al coordinador del Consejo Superior Estudiantil (CSE). Allí el espacio tomó una dinámica democrática y votó acuerdos con importantes tareas para el movimiento estudiantil y sus organizaciones por lo que tuvo lugar una reunión importante del movimiento estudiantil independiente de más de cien estudiantes.

Entre estas tareas destacan la necesidad de preparar una nueva AGEU para el 2020, con una campaña de convocatoria real y que garantice un verdadero espacio amplio y retomando los puntos de la agenda de la convocatoria anterior: un plan de lucha contra las medidas del ajuste económico y por la creación de espacios permanentes de lucha contra la violencia patriarcal.

El nuevo Directorio reformista

Alternativa, como nuevo Directorio, estableció su postura negándose, en la medida de lo posible, a cualquier tipo de compromiso para garantizar una AGEU el siguiente año. Sus argumentos no difieren a los que presentó el directorio vinculado al PAC: problemas administrativos, problemas logísticos y presupuestarios, evitando cualquier discusión en relación a la autogestión y autoorganización estudiantil.

En los hechos, Alternativa muestra una actitud frente a las tareas del movimiento estudiantil que dan cuenta de su programa político: su prioridad no es enfrentar el ajuste económico, si no administrarlo dentro del movimiento estudiantil. Combatir las medidas de austeridad del gobierno del PAC es una tarea para la organización independiente del estudiantado.

Después de un 2019 lleno de actividad política para el movimiento estudiantil universitario, las perspectivas de lucha para el 2020 son bastante amplias. El presupuesto nacional de austeridad que votó la Asamblea Legislativa, prepara un 2020 con recortes importantes dentro de diversas instituciones. Los aumentos de tarifas y las amenazas a programas de acción social reflejan las consecuencias del ajuste económico. Las razones para pelear sobran.

Frente a este panorama los espacios de organización estudiantil independientes tienen una gran tarea: preparar un plan contra todas las medidas que impliquen menos becas, ni despidos o rebajas salariales a docentes, funcionarios y funcionarias. Es necesario dejar de pagar los préstamos al Banco Mundial y utilizar esos recursos en salarios y cupos.







Temas relacionados

Juventud    /    Costa Rica   /    UCR   /    Universidad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO