Medios de comunicación

TELEVISIÓN

Quiebra de Crónica TV: cruce entre socios

El fundador del canal de noticias, Héctor Ricardo García, pidió la quiebra y le reclama una deuda a los hermanos Olmos, quienes salieron a negar que Crónica TV esté en crisis.

Martin Espinoza

@martinespi05

Miércoles 3 de agosto de 2016 | Edición del día

Las consecuencias del descalabro del andamiaje mediático profundizado por el gobierno kirchnerista alrededor de la pauta oficial, siguen saliendo a la luz. Es el caso de Crónica TV, fundado por el histórico empresario de medios Héctor Ricardo García en el año 1994. En 2005 le vendió el diario Crónica a los hermanos Alejandro y Raúl Olmos, hombres vinculados a la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) a través del gerenciamiento de Forjar Salud. En 2011 hizo lo mismo con el canal del mismo nombre. Entonces los hermanos Olmos le compraron a García el 51% de las acciones de Crónica TV, con dinero de publicidad oficial y el canje de millonarias deudas impositivas por avisos del gobierno de CFK.

El Grupo Crónica ocupó el lugar número 8 entre los más beneficiados por la pauta oficial entre 2009 y 2015 con mas de 140 millones de pesos. Los hermanos Olmos avanzaron comprándole el diario BAE y la Revista Veintitrés a Sergio Szpolski y luego parte de las acciones de la productora Underground a Sebastián Ortega.

Leé también: Caló, Olmos y el pacto de hierro

Ahora, Héctor Ricardo García, como socio minoritario de Los Olmos en Crónica TV con el 49% de las acciones, pidió a la Justicia “decretar la quiebra de Estrellas Satelital”, dueña del canal de noticias, por una deuda de US$ 2,7 millones. La causa está a cargo del juez en lo Comercial Máximo Astorga.

En el escrito presenado ante el magistrado, García sostiene que esa deuda por la cual pide la quiebra "la contrajo Raúl Olmos el 7 de noviembre de 2011 por el avión Lear Jet 31 LV-YMB, por un millón y medio de dólares", a lo cual le suma intereses. Sostiene además que Olmos nunca pagó por la compra y que por esa deuda hay una acción judicial es contra Crónica TV.

Por su parte, los hermanos Olmos salieron a desmentir que Crónica TV esté en crisis. En un comunicado señalan que “en relación a las versiones que se le adjudican al ex director de Crónica TV, Rubén Molina, el Grupo aclara que el ejecutivo fue oportunamente desvinculado de la empresa con justa causa, acusado de pérdida de confianza, habiéndose investigado y compulsado el total de su accionar durante el ejercicio de su función, siendo luego contratado a título personal por el accionista minoritario, en una clara conducta distante de cualquier deber societario”.

Finalmente afirman: “El Grupo Olmos desea acercar tranquilidad a sus trabajadores y reafirmar, una vez más, su compromiso de manutención de la fuente de trabajo y de informar con precisión, trabajando siempre junto y por el pueblo”.

Sin embargo, como reflejamos en La Izquierda Diario, Crónica TV es uno de los primeros medios que comenzó a implementar despidos acorde al ajuste llevado adelante por el gobierno macrista. Luego le siguieron despidos en Crónica diario y BAE, donde los Olmos echaron en forma completamente ilegal a dos delegados de prensa. A esto se suman los despidos recientes en la Revista Veintitrés, donde los trabajadores de prensa vienen reclamando además por cuestiones salariales postergadas.

Evidentemente, esta pelea entre empresarios no parece ser muy beneficiosa para los trabajadores. Como no podía ser de otra manera, son los que sufren las consecuencias de la desidia y las disputas capitalistas, mientras el gobierno macrista "deja correr" y garantiza impunidad patronal.

Nuestra solidaridad está por supuesto del lado de los trabajadores, quienes no deben ser la variable de ajuste en esta disputa de negocios.








Temas relacionados

Grupo Olmos   /    Trabajadores de prensa   /    UOM   /    Medios de comunicación   /    Televisión   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO