Política

POLÍTICA

Renunció el secretario de Seguridad de Córdoba

Diego Hak había pedido licencia el lunes luego de denunciar a su padre por supuestos vínculos con el narcotráfico.

Viernes 6 de julio | 18:57

El secretario de Seguridad de la Provincia, Diego Hak, presentó su renuncia “indeclinable” al gobernador este viernes. El funcionario había recibido el viernes pasado un video donde se veía a su padre, Ricardo Hak, hablando con Roberto Moyano, dueño de un local bailable (actualmente cerrado) de la zona norte de la ciudad. Hak había denunciado al empresario en julio del año pasado por actividades relacionadas a la venta de drogas.

Ver también: Escándalo en Córdoba: el secretario de Seguridad denunció a su padre por posibles vínculos con narcos

Con el correr de los días, salió a la luz que Ricardo Hak, conocido puntero del PJ en la zona sur de la ciudad, tiene varios antecedentes penales por coacción calificada, tenencia ilegal de armas de uso civil, abuso de armas, lesiones leves y violencia de género. Aun así, desempeñó cargos en la Legislatura de Córdoba en el período 1995-1999 y en la Cámara de Diputados de la Nación, en el bloque FpV-PJ, entre 2007 y 2015.

Denuncias cruzadas

El jueves, Moyano presentó a su vez una denuncia contra Diego y Ricardo Hak. Ante la prensa, sostuvo que periódicamente pagaba coimas a Diego Hak por intermedio de su padre para que la Policía no interrumpiera el funcionamiento del local. “Estoy cansado de las coimas y de la corrupción. Y por eso me presenté en la Justicia”, dijo.

Según el fiscal que recibió la denuncia, “Moyano hizo un relato sobre acontecimientos que datan a principio de la década de 2010 hasta hace dos meses atrás. Describía una dinámica en la cual él debía pagar dinero a ‘Coco’ Hak a los fines de mantener abierto su local nocturno”. Moyano también involucró a Alfredo Magallanes, director de Seguridad (subalterno de Hak), en la estructura. Magallanes también pidió licencia el lunes.

Pujas políticas

Al anunciar a los medios su renuncia, Hak indicó que tomó la decisión “para acabar con situaciones que todos conocen pero que nadie se atreve a denunciar”. Agregó que acercará a la justicia “elementos contundentes que ratifican la relación con el crimen organizado” y que “el intendente Mestre tiene que dar explicaciones por qué estos lugares están abiertos”.

El intendente había salido a cuestionar al gobierno provincial por el escándalo: “Lo de Diego Hak es un tema muy pero muy delicado. Se trata de un funcionario que es nada menos que el responsable de la inteligencia y la seguridad de todos los cordobeses, y que maneja información confidencial más que nadie. Tanto en la provincia como en esta ciudad”.

Por el contrario, desde la Provincia apoyaron al ex secretario. Durante los festejos por el aniversario de la fundación de la ciudad de Córdoba, el ministro de Gobierno Carlos Massei se negó a hacer declaraciones a la prensa. “Creemos que ahora el tema está judicializado y a partir de ahí ayudaremos en todo lo que solicite”, dijo. Consultado sobre si detrás de la denuncia hay una interna policial, Massei indicó: “No creo, pero no descartamos que algunas personas intenten medrar para romper a funcionarios. No lo descarto”.







Temas relacionados

Juan Schiaretti   /    Narcotráfico   /    Córdoba   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO