CABA

Respuesta al diario La Nación: la verdad sobre el paro en la Línea B del subte

Claudio Dellecarbonara responde a una nota publicada en el diario La Nación.

Claudio Dellecarbonara

Diputado FIT PBA - Miembro del Secretariado Ejecutivo de la AGTSyP (Subte)

Miércoles 15 de junio de 2016 | Edición del día

El diario La Nación publicó este miércoles en su versión digital una nota titulada “Paro en el subte B: el gremio quiere trabajar 4 horas por día”, que contiene un gran número de errores sobre la medida de fuerza en esta línea.

La primera equivocación de la nota está comprendida en el título y en los primeros párrafos. Los trabajadores del subte, todos los días, trabajamos seis horas diarias (jornada establecida por ser un trabajo insalubre), y contamos con un solo franco a la semana. El motivo del paro lejos estuvo de estar relacionado con este tema. Muy por el contrario, exigimos algo que todo trabajador puede entender: que nos paguen nuestros salarios. Efectivamente, aunque suene increíble, Metrovías, esa empresa privatizada que recibe subsidios millonarios del Estado y ofrece un servicio deficiente e inseguro, no solo quiere aumentar las tarifas perjudicando a millones de usuarios, sino que a los trabajadores de la Línea B nos viene descontando nuestros sueldos de forma arbitraria, mientras que en otros sectores del subte avanza también con planes de flexibilización laboral y persecución gremial.

Durante más de dos meses hemos exigido que nos paguen correctamente lo que nos corresponde, pero solo hemos obtenido intransigencia por parte de Metrovías y Sbase. Agotadas todas las instancias de diálogo por la negativa de estas partes, nos vimos obligados a convocar a una medida de fuerza para hacer valer nuestros derechos. Hacemos responsables a Metrovías y Sbase por esta situación, que todavía se siguen negando a solucionar.

El artículo también es incorrecto cuando dice que “los salarios que los gremialistas no quieren que se difundan, se difundieron: $ 39.019 gana un conductor ´nivel II´ y $ 30.480 un guarda ´nivel IV´.” No tenemos nada que ocultar, y la realidad es que el salario promedio de los trabajadores del subte (dependiendo categoría y antigüedad) es de $ 17.000.

La nota de La Nación también es errónea al explicar cómo se toman las decisiones en la Línea B. Lejos de ser yo “el hombre que decidió bajar la persiana del servicio” como dice el artículo, nuestra práctica es tomar las decisiones en asambleas. Así lo hemos hecho también en esta ocasión. Se equivoca también la nota al señalar que mi propuesta fue un “paro total”. Le hemos propuesto al Secretario General de AGTSyP Roberto Pianelli un paro rotativo, pero no aceptó la propuesta.

Como se ve, la nota erra al señalar a los trabajadores como los causantes de un problema y no a Metrovías, una de las tantas empresas privatizadas que en este país hace fabulosos negociados de la mano del Gobierno de la Ciudad a costa de trabajadores y usuarios. Llamamos a trabajadores y pasajeros a enfrentar juntos esta situación.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO