×
Red Internacional
La Izquierda Diario

CINE // ENTREVISTAS.Ricardo Iacoponi: “Me resultaron impresionantes los testimonios de los trabajadores y sus historias”

Entrevistamos al director y guionista de “Industria argentina. La fábrica es para los que la trabajan", una película de ficción sobre fábricas recuperadas.

Viernes 26 de febrero | 19:26

Las fábricas recuperadas en Argentina se convirtieron en una referencia internacional de lucha y múltiples producciones artísticas han acompañado esta experiencia. En el campo audiovisual el cine documental ha producido más de una decena de películas, muchas de ellas con repercusión internacional como Fasinpat sobre la experiencia de Zanon en Neuquén y Obreras sin Patrón sobre la lucha de la textil Brukman.

Ricardo Iacoponi es director y guionista y fue el primero en escribir y dirigir una película de ficción, luego muy galardonada, sobre fábricas recuperadas en 2012 bajo el título de Industria argentina. La fábrica es para los que la trabajan”. En 2019 incursionó en un nuevo género al desarrollar su segundo film, El descanso.

¿Por qué una película sobre fábricas recuperadas por sus trabajadores? ¿Qué te llevó a contar esa historia?

En el año 2004 me llamaron para colaborar como sonidista (yo estudié para sonidista en el ENERC) en un documental sobre fábricas recuperadas. Hasta ese momento no sabía demasiado sobre el tema más allá de lo que había visto y escuchado en los noticieros o leído en los periódicos.

Entonces fuimos a hacer unas entrevistas en una fábrica de materias primas para heladerías que se llamaba Vieytes (ex Ghelco) en la Boca, que desde hacía unos meses estaba en manos de los trabajadores. La verdad es que me resultaron impresionantes y muy fuertes los testimonios de los trabajadores, sus historias y por todo lo que habían atravesado con el único motivo de no perder su fuente de trabajo. Ver como un grupo de 30 trabajadores se habían organizado y llevaban adelante la recuperación de la fábrica era algo realmente muy increíble y muy importante, creo yo, de ser mostrado...
Ese mismo día comencé a escribir una historia.

Al poco tiempo me puse en contacto con el Doctor Luis Caro, que es el presidente del Movimiento Nacional de Fabricas Recuperadas por los Trabajadores. El me asesoró a través de varias entrevistas, y a través de él comencé a visitar distintas empresas, donde conversé con los trabajadores que me contaron sus experiencias.

¿Cómo lográs en el guión hacer confluir las demandas propias de lxs trabajadores con el entramado de sentimientos que se sostiene en todo el film?

Bueno, me llevó mucho tiempo y trabajo encontrar la estructura de la película.
Lo primero fue determinar desde dónde hasta dónde quería contar de todo el proceso ya que, en algunos casos, estos llevan varios años.

Entonces decidí que la historia iba a comenzar con los trabajadores que ya venían de varios meses de no percibir correctamente sus salarios, en una situación al borde del colapso y que iba a terminar cuando consiguen que el juez les dé la tenencia provisoria y con el ingreso a la fábrica.

Con esto en claro fui delineando algunos personajes, principalmente los protagonistas y algunos secundarios que tenían mucha participación.
Tenía en claro que iban a ser dos protagonistas los que iban a llevar adelante el relato, dos buenos amigos, con distintas situaciones personales, uno que vive solo por lo tanto sin demasiados compromisos y el otro con una familia y con su señora embarazada lo que hacía que sus realidades fueran muy distintas.

También fue importante la ubicación temporal en que esta historia transcurre, por eso la elección fue poco después de la crisis del 2001. La idea era que ellos fueran una de las primeras empresas recuperadas, para que todo el camino resultase más difícil e incierto.
Lo más complejo fue encontrar todas estas historias y luego hacer que todas fueran desarrollándose a través de la trama principal. Eso se fue consiguiendo a través de distintas versiones donde iba probando hasta encontrar que todo funcione de la mejor manera para que la trama siempre fuera avanzando.

Tuviste charlas con trabajadores. ¿Cómo fue ese proceso de construcción de personaje?

Durante el proceso de investigación visité distintas empresas y fábricas recuperadas en donde pude conversar con muchos trabajadores y así fui conociendo distintas historias.
Con toda esa información fui desarrollando mis personajes. Lo importante creo yo fue conseguir personajes muy diferentes, con distintas personalidades y situaciones personales.

Esto me daba la posibilidad de jugar con diferentes realidades, puntos de vista para generar situaciones de crisis, enfrentamientos, discusiones, etc.. lo que me servía para que siempre existiera un conflicto y así hacer avanzar la historia.

La fábrica es más que una locación, aparece como un personaje más, ¿cómo pensaste el desarrollo del guión en relación con los acontecimientos que suceden allí?

Siempre pensé a la fábrica como un personaje más, incluso mucho antes de saber dónde íbamos a filmar la película. De hecho la fábrica donde se terminó filmando apareció un par de meses antes de iniciar el rodaje.. Hasta ese momento teníamos elegida otra fábrica pero cuando apareció esta no lo dudé ya que era mucho más amplia y cumplía con todos los requisitos que necesitábamos en cuanto a los distintos espacios, dimensiones, disponibilidad, comodidad, etc.

Una vez que los trabajadores nos dieron el "ok" de que podíamos filmar ahí, lo siguiente fue adaptar el guión aprovechando los nuevos espacios y también en cuanto a ciertas características como por ejemplo lo que se producía en esta fábrica... Luego los acontecimientos no variaron demasiado, sólo hubo que adaptarlos un poco.

¿Cómo fue el proceso de escritura? ¿Hubo muchos borradores?
El proceso de escritura fue muy largo, yo empecé a trabajar en el guión en el año 2004 y recién pudimos filmar en el 2011... Hubo muchos borradores pero lo bueno es que siempre tuve claro lo que quería contar y cuál era el principio y final de la película y eso fue muy importante... Después sí me llevó mucho trabajo desarrollar la trama, los personajes y de qué manera ir suministrando la información.

¿Cómo se produjo el giro para incursionar en 2019 en comedia con "El retiro"?

El Retiro también me demandó varios años de trabajo. Al principio no la pensé como una comedia pero luego, cuando imaginé a Brandoni como posible protagonista, le fui agregando más humor y situaciones más encaminadas hacia ese tono... También los productores estaban de acuerdo en llevarla más para el lado de la comedia. Luego se sumaron otros guionistas que le aportaron también situaciones que la llevaron para ese lado.

¿Cómo te acomodaste como guionista en estos tiempos de pandemia? ¿Qué proyectos tenés en puerta?

Por suerte tenía algunos proyectos en distinta etapa de desarrollo y la pandemia me sirvió para trabajar en ellos con dedicación casi exclusiva.
En este momento tengo varios guiones bastante trabajados, algunos de los cuales ya empecé a acercar a productores. Uno de ellos trata sobre un ex futbolista muy talentoso que brilló en la década del 70 y hoy a los 63 años se aferra a la actividad como director técnico, aunque no tiene las mismas condiciones que tenía como jugador.
También tengo un guión de animación para chicos cuyos protagonistas son aves y una comedia que esta coescrita con un guionista que se llama Gabriel Korenfeld (es el guionista de Permitidos) y se llama Nuevo Famoso.

Trailer

Trailer del largometraje Industria Argentina, la fábrica es para los que trabajan. Con Carlos Portaluppi, Cutuli, Aymará Rovera, Soledad Silveyra, Manuel Vicente, Daniel Valenzuela, Luis Margani, Celina Font, Marcelo Sein, Luis Lezcano, Fiorella Indelicato, Daniel Reyes, Carlos Garric, Atilio Veronelli...




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias