×
Red Internacional
La Izquierda Diario

En medio del conflicto de los municipales de esa ciudad santacruceña, hubo tensión en la puerta del edificio comunal. En el forcejeo, a un asesor del intendente se le cayó del bolsillo una picana eléctrica camuflada de teléfono celular.

Viernes 7 de noviembre de 2014 | 11:26

La picana que se le cayó del bolsillo al asesor del intendente (Imagen: corresponsal Río Turbio)

El intendente de Río Turbio, Matías Mazu, pretendía ingresar de cualquier forma al edificio comunal, desoyendo el pedido de quienes estaban realizando un cordón humano impidiendo su ingreso hasta tanto no propiciara una reunión con los representantes gremiales para buscar una solución al reclamo de aumento salarial y el pase a planta permanente de los contratados.

La tensión provocada por la actitud del intendente hizo que toda la atención de los presentes se centrara en él. Fue en ese momento cuando, por la parte trasera del edificio municipal y por un estrecho pasillo lindante a un domicilio particular donde hay una pequeña puerta oculta, ingresó Manuel Chapa, asesor del intendente y a quien se lo ve a diario cumplir tareas administrativas como un secretario privado.

Una trabajadora que vió la secuencia alertó a sus compañeros, quienes empezaron a ver a través de las ventanas que Chapa se trasladaba de una oficina a otra. La sospecha de los manifestantes es que éste podría estar saboteando el edificio o sacando documentaciones importantes de las que luego los responsabilizaría a los trabajadores.

Al asesor de Mazu se lo ve en videos cuando intenta ayudar al intendente pasar por la ventana. Después también se lo ve en imágenes cuando desde adentro abre la puerta del ingreso principal, custodiado por mujeres, y es cuendo se produce un forcejeo para sacarlo.

Y ahí se produce el hecho inédito. Una vez afuera y por ese forcejeo a Manuel Chapa se le cae nada menos que una picana eléctrica. Los trabajadores cuentan que en un principio creían que era un teléfono celular. Pero un compañero la levantó del piso y cuando miraron bien comprobaron que era una picana eléctrica tipo celular.

Enseguida se hizo la denuncia y el dispositivo quedó como prueba en la Justicia. Muchos de los protagonistas de la protesta quedaron consternados por este hecho. Según sus propios comentarios, al analizar posteriormente "la degradante actitud de Manolo, como suelen llamarlo, muchos vecinos que se acercaron a solidarizarse con nosotros decían no sorprenderse, porque era un hecho sabido que en campañas electorales este tipo porta armas de fuego". En una oportunidad, agregan, "fue concejal y siempre desde hace años se mantiene y desempeña en algún cargo político. Y en cualquier gestión de turno, ya sea del extracto PJ o FPV."

La Izquierda Diario viene difundiendo el conflicto de los municipales de Río Turbio, que ya lleva más de un mes.

Informe: corresponsal Río Turbio




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias