Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Río Turbio: primera batalla ganada por los mineros

Mañana vuelven a trabajar los 171 trabajadores y trabajadoras que fueron reincorporados. Fue votado en asamblea. Suman más de 200 los que han recuperado sus puestos en estos cuatros meses de conflicto. Queda por impedir que se aplique el Procedimiento Preventivo de Crisis.

Domingo 20 de mayo | 02:08

Pasaron cuatro meses de una dura huelga minera en Río Turbio (Santa Cruz) y parecía que todo estaba a favor de la intervención macrista de Omar Zeidán, con los medios masivos de prensa a su lado, el gobierno nacional, la Gendarmería intentando reprimir y aislados a tres mil kilómetros de distancia de Buenos Aires.

Sin embargo no fueron derrotados, gracias a las permanentes medidas de fuerzas desplegadas en la cuenca carbonífera, en Río Gallegos y en los viajes a Buenos Aires que buscaron coordinar con los otros conflictos obreros del país.

Finalmente reincorporaron a un sector de trabajadores que se sostuvieron inclaudicables, sin torcer el brazo a pesar de recibir una constante presión de los retiros voluntarios o irse con la liquidación final. Se suman a los que habían sido reincorporados durante estos cuatro meses de conflicto, sumando alrededor de 220 reincorporados en total, según anuncia la conducción del conflicto.

El sábado 19 de mayo se realizó una emotiva asamblea donde varios trabajadores y trabajadoras agradecieron el apoyo de sus compañeros y familiares en estos duros meses. No faltaron las lágrimas de alegría, abrazos cálidos y las sonrisas de la victoria.

Algunos de ellos consideran que todavía no está dada la derrota definitiva a los intentos de ajuste de la intervención, pero saben que a partir de ahora están más fuertes que antes y ahora vienen batallas futuras, para evitar que se aplique un ataque al convenio colectivo de trabajo.

También remarcan que va a depender de los propios trabajadores, la reactivación de la Mega Usina que puede dar energía a cuatro de las provincias patagónicas del país.

Un merecido aplauso recibieron las mujeres del carbón que subieron al escenario como parte fundamental del conflicto y la ovación fue contundente. Ellas pusieron el cuerpo desde el principio alentando a sus compañeros a salir a la calle y no bajar los brazos.

El secretario general Miguel Páez invitó a subir uno de sus compañeros despedidos junto a su hijo pequeño y entre lágrimas contaba cómo su hijo recibía la carta de reincorporación de su padre. ¿Cómo no emocionarse?

Queda claro que la férrea resistencia minera ganó una batalla que, para los trabajadores y trabajadoras del carbón, es un paso enorme contra el ataque recibido. También es un triunfo para el resto de los trabajadores que los acompañaron en todo el país y así los agradecieron con un saludo fraterno al finalizar la asamblea.

La intersindical que agrupa a los cuatro gremios de la base minera va a seguir discutiendo con la intervención de YCRT, para reclamar otros puntos importantes como el rechazo al Procedimiento Preventivo de Crisis. Porque si se aplica puede significar la pérdida de los derechos laborales de los trabajadores.

La clave del triunfo fue no aislar la lucha y la nacionalización fue elemental para el desenlace que permitió que vuelva una parte importante de los trabajadores.

Este lunes van a retornar a sus trabajos con una moral mucho más fuerte y el siguiente paso es organizar al resto de sus compañeros para seguir luchando. Es lo que dijeron en la asamblea que fue acompañada por un día soleado.

Es una batalla importante ganada a la patronal y todos los trabajadores del país festejan junto a los mineros de Río Turbio.







Temas relacionados

Yacimiento Carbonífero Río Turbio   /    Río Turbio   /    ATE   /    Despidos   /    Santa Cruz   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO