Sociedad

San Luis: lo que (no) importa es la salud

El caso de la beba Sol Amélie que se encuentra internada en la sala de Terapia Pediátrica del Policlínico de la Ciudad de San Luis con asistencia respiratoria ha dado a conocer la verdadera situación de la salud pública en la provincia.

Valu Barrionuevo

Estudiante Profesorado de Inglés-IFDC

Miércoles 26 de julio | 09:31

Sol Amélie, una beba de tan sólo dos meses, se encuentra actualmente internada en el Policlínico de San Luis con un diagnóstico delicado de Apnea (suspensión transitoria de la respiración). El desfinanciamiento de la salud pública salió a la luz cuando el principal hospital de la provincia, al no contar con instrumentos médicos y equipamiento de alta complejidad, no pudo hacerle frente a la enfermedad de la beba y los directivos debieron autorizar su traslado a Bs. As.

Sin embargo, el día en el que se iba a efectuar el traslado, los directivos del hospital les comunican a los padres de Sol su cancelación, atento a una deuda entre el Gobierno de la Provincia de San Luis y el Hospital Italiano de San Justo, Bs. As. El estallido de la bronca e indignación de la familia de la beba no tardó en llegar.

“El Gobierno nos debe escuchar. Sol necesita un traslado urgente para operarse. Ya no soporta más. Los médicos nos dijeron que los tubos que tiene le están haciendo daños irreversibles en su cuerpo y vías respiratorias. Necesita ya el traslado para ser intervenida, ya que en San Luis no hay complejidad suficiente para curarla. Nosotros somos pobres, necesitamos que el gobierno nos ayude, que ayude a nuestra hija”, comentaron los padres de Sol Amélie a la prensa local.

Este caso se suma a las innumerables situaciones que viven los trabajadores y sus familias cada vez que recurren a la salud pública de la provincia para atenderse. Malas condiciones edilicias, faltante de médicos, especialistas y equipos médicos de alta complejidad. Los pacientes y sus familias tienen que salir a cortar la calle y protestar frente a los hospitales para que el gobierno y sus funcionarios den respuestas y soluciones a estos problemas.

Así lo hicieron los padres y familiares de Sol, quienes en el día de ayer protestaron en las puertas del Policlínico de la Ciudad de San Luis. Emiliano Quiroga, padre de la beba, dijo “el gobierno no da respuestas. Los mismos médicos dicen que hagamos todo lo posible para que nos escuchen. Pedimos a todos que vengan a apoyarnos. Si Sol fuera hija del Sr. gobernador estaría en un lugar apropiado. Pero no, ella es hija de padres pobres y está pagando las consecuencias por eso”.

Mientras tanto, el gobierno sigue empecinado en darle la espalda a la situación de la salud pública como si no importara para las miles de familias trabajadoras de San Luis. Es que donde gobiernan los hermanos Rodríguez Saá, los beneficios y la buena vida es para los terratenientes y empresarios quienes lucran inescrupulosamente con el negocio inmobiliario de los barrios privados y de la obra pública innecesaria (como las réplicas del Cabildo y la Casita de Tucumán o el Complejo “La Pedrera”) en desmedro de la educación, la salud y las necesidades del pueblo trabajador.








Temas relacionados

San Luis   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO