Política

OPINIÓN

San Luis: más ajuste y represión

Una temporada de verano con despidos, tarifazos y represiones a mansalva.

Miércoles 3 de enero | 13:28

Ph: Enfoque Rojo

“Estalló la temporada veraniega del 2018”, anunciaron los canales de televisión.

Pero, esto no es todo. También estalló la bronca de millones de trabajadores, estudiantes y jubilados al enterarse del paquete de medidas que el Gobierno nacional busca llevar adelante bajo el calor apaciguador de las vacaciones de enero

Aumento de las tarifas de los servicios básicos, aumento de los precios de los alimentos que componen la canasta básica familiar, aumento de los combustibles, aumento de los alquileres, aumento de los remedios, aumento de los beneficios al empresariado industrial y del campo, aumento de los despidos, aumento de la represión y aumento del aumento.

Haciendo lo que no dijeron que iban a hacer durante la campaña electoral del año pasado, “Cambiemos” pretende seguir profundizando el ajuste sobre el bolsillo de los que menos tienen a pesar de que la confianza popular en su gobierno haya caído un 20% en diciembre, según un reciente informe del Instituto Di Tella.

Están haciendo lo mismo los gobernadores de las diferentes provincias quiénes no tienen escrúpulos a la hora de atacar los derechos de los trabajadores para seguir beneficiando cada vez más a los empresarios amigos.

La ayuda de los medios de comunicación adictos a los globos amarillos que construyen las agendas temáticas diarias a gusto de Durán Barba; la cada vez más alarmante escalada represiva con persecuciones políticas, detenciones ilegales y feroces represiones a militantes de izquierda, activistas de toda índole y comunidades originarias; y el sueño eterno de la “bella durmiente” burocracia sindical vienen siendo herramientas fundamentales para que los inquilinos de la Casa Rosada y de las gobernaciones provinciales sigan desarrollando y aplicando su programa antipopular.

También lo es el peronismo cuyos dirigentes políticos y sindicales, unos más y otros menos, le han dado a Macri el apoyo y el respaldo suficiente para comenzar el año nuevo con el ya conocido combo de leyes aprobadas en el Congreso de la Nación durante las últimas semanas de diciembre: reforma previsional y tributaria, Ley de Presupuesto 2018, entre otras.

El traje de “opositores” les ha quedado grande a los dirigentes de un justicialismo que busca superar las divisiones internas, reagrupando la tropa y preparando el estómago para soportar los “sapos” que haya que digerir, de cara a la carrera presidencial del 2019.

Así las cosas, todo parecería indicar que el film y los actores van a ser los mismos cuando se trate la patronal reforma laboral en febrero de este año. Sin embargo, los trabajadores han comenzado a darse cuenta que la coalición gobernante avanza y retrocede con sus políticas neoliberales de acuerdo a la relación de fuerzas.

Las acciones de diciembre del año pasado dieron pruebas suficientes de lo que es capaz de hacer la unidad de los trabajadores, estudiantes y demás sectores populares cuando se trata de defender los derechos históricamente conquistados.

Lejos de tratarse de actos perpetradas por “los violentos” o de una conspiración izquierdista para romper las baldosas de la ciudad, se trata de la lucha legítima del pueblo trabajador contra las olas de ajuste y los mares amarillos de represión de un Gobierno nacional desfachatado que gobierna para los ricos.

La próxima pelea que haya que dar en defensa de los derechos de las mujeres, los trabajadores, la juventud y los jubilados se puede ganar si se preparan planes de lucha reales y comunes en cada lugar de trabajo y estudio.

De la misma manera que no se le pueden pedir peras al olmo, tampoco se puede esperar que los gobernantes o la burocracia sindical se pongan del lado de los humildes.

Ellos son empresarios y cuidan los intereses de sus “colegas”. El presente inmediato de millones de trabajadores, estudiantes, jubilados y la izquierda es seguir luchando por construir un futuro con sus propias manos sin ajuste ni represión.







Temas relacionados

San Luis   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO