JUICIOS POR LA DICTADURA

Sentenciaron a los imputados por la megacausa Rafaela: Silvia Suppo fue una de sus víctimas

Es la primera vez que se condena el aborto forzado como delito de lesa humanidad.

Lunes 8 de octubre | 17:18

Esta mañana en el Tribunal Oral de Santa Fe se dieron a conocer las sentencias a los militares involucrados en la megacausa Rafaela por las violaciones, embarazo forzoso y aborto forzoso de Silvia Suppo, la desaparición de Reinaldo Hattemer, las torturas a Jorge Destéfani, Hugo Suppo, Ricardo Díaz y Graciela Rabellino y el asesinato de Rubén Carignano.

El final del juicio se da sin la importante testigo Silvia Suppo, cuyo asesinato ocho años atrás sigue impune. Su testimonio fue fundamental y permitió testigo juzgar como delito de lesa humanidad las torturas específicas que recibían las mujeres.

Te puede interesar: Silvia Suppo: a siete años de su asesinato, la impunidad continúa

Los acusados eran 9 inicialmente, pero fallecieron 5 de ellos a lo largo de estos 18 años que duró el juicio. Los que fueron sentenciados hoy son Ricardo Ferreyra, condenado a 16 años de prisión por el asesinato de Carignano, la violación a Silvia Suppo y las torturas de las otras cuatro víctimas; Juan Calixto Perizzotti, por las torturas y tormentos de todas las víctimas y por el aborto forzado a Silvia Suppo, 14 años de prisión; María Eva Aebi, por tormentos y participe necesaria del aborto forzado, 10 años; Oscar Farina, por aborto forzado, torturas y tormentos, 8 años.

Estas condenas se suman a las que ya tenían 3 de los 4 acusados, lo cual les da un total de 25 años de prisión a María Eva Aebi, 22 años al comisario Ferreyra y perpetua para Perizzotti.

Cabe destacar que es la primera condena en Argentina por aborto forzado como crimen de lesa humanidad.

La demora de esta sentencia es emblemática para el conjunto de las causas de esta envergadura, que vienen teniendo importantes retrasos y que en los hechos configuran una situación de impunidad. Este estado de situación de los juicios se viene agravando durante los últimos años.

En este marco, según informó la periodista Lucía Guadagno en el periódico Pausa, familiares de Silvia Suppo se mostraron disconformes porque no hubo justicia por la desaparición de Reinaldo Hattemer, novio de Suppo en 1977 cuando fue secuestrado a la salida del casamiento de su hermano en Rafaela. Hattemer era una de las siete víctimas de la megacausa Rafaela, pero la Fiscalía no pidió penas por su secuestro y desaparición porque no había imputados. Asimismo, desde Hijos Santa Fe expresaron su rechazo a la decisión del Tribunal oral Federal de Santa Fe que hoy dejó en libertad, a pesar de haber sido condenado a 8 años de prisión, a Oscar Farina, poniendo en riesgo a las testigos que lo reconocieron en las audiencias.

Respecto del juicio, la abogada del CeProDH, Celina Tidoni dijo: “Lleva la marca de la impunidad. Una causa que demoró 18 años en dictar sentencia, donde 5 imputados murieron sin condena y lo más brutal de todo: el asesinato de Silvia Suppo, donde los culpables siguen en libertad. Por eso muchos organismos de derechos humanos como el CeProDH planteamos que es necesario invertir la carga de la prueba, que el Estado abra los archivos de la dictadura militar como algo elemental para proteger a los testigos y avanzar decididamente en la búsqueda de verdad y castigo a los culpables. Esto es algo que ningún gobierno aceptó, ni el anterior, ni el de Macri. Las consecuencias son claras, juicios que avanzan a cuenta gotas y militares que mueren en la más absoluta impunidad".

Por su parte, Octavio Crivaro, referente del PTS en el Frente de Izquierda sostuvo: "Desde hace mucho acompañamos la pelea de los familiares de Silvia, que con su valeroso testimonio señaló a policías y jueces cómplices y participantes de la dictadura. Celebramos este fallo y saludamos la ardua pelea de sus familiares, mientras seguimos exigiendo justicia por el crimen de Silvia".







Temas relacionados

Crímenes de lesa humanidad   /    Silvia Suppo   /    Santa Fe

Comentarios

DEJAR COMENTARIO