Medios de comunicación

DESPIDOS

Télam: sobran fuerzas para derrotar el ajuste de Lombardi y Pousá

Hay que extender la enorme solidaridad que ya tienen los trabajadores y trabajadoras de Télam. Que los sindicatos que se oponen al Gobierno llamen a medidas de lucha más contundentes para que esta pelea triunfe.

Martin Espinoza

@martinespi05

Domingo 8 de julio | 09:17

1 / 3

Fotos: Enfoque Rojo

El acuerdo logrado por el gobierno de Cambiemos con el Fondo Monetario Internacional que impuso el fin del "gradualismo" y el comienzo de un ajuste más profundo sobre el pueblo trabajador, ya tiene sus primeras víctimas: los trabajadores y trabajadoras de Télam que fueron despedidos masivamente.

El Secretario del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, encabeza una verdadera cruzada de vaciamiento de los medios públicos, con despidos de contratados en Radio Nacional, ataque al convenio y el recortes en la TV Pública y más de 350 despidos en Télam, con casi 50 corresponsales menos en distintas provincias como Chubut, Formosa, Chaco, Catamarca y Río Negro.

Los brazos ejecutores de la política de Lombardi en la agencia nacional de noticias con más de 70 años de vida son: el procesista Rodolfo Pousá (presidente) y el ex Clarín, Ricardo Carpena (vice). A quienes se ha sumado el militante del PRO, Pablo Ciarliero, el cual ya había sido el responsable de los despidos y la persecución de trabajadores y trabajadoras de prensa en Radio Nacional .

Te puede interesar: ¿Quién es Pablo Ciarliero, el monje negro detrás de los despidos en Télam?

Como vienen denunciando los trabajadores de prensa, este ataque contra los medios públicos busca acallar la pluralidad de voces, en momentos en que el gobierno acaba de aprobar definitivamente la fusión de Clarín con Telecom. Martín Becerra, docente e investigador del Conicet, calificó esta fusión como "la hipérbole de la concentración de las comunicaciones tradicionales (medios y telecomunicaciones)". Se trata de un hecho inédito por el volumen económico y las dimensiones de la concentración conquistada por el Grupo de Héctor Magnetto.

A esto se suma la media sanción que tuvo hace unos dias en el Senado la llamada "Ley Corta", que le permitirá a las telefónicas explotar TV satelital. Así se termina de configurar un mapa de medios y telecomunicaciones donde un puñado de conglomerados se quedarán con todo o casi todo.

A nivel internacional hay un contexto dominado por la llamada concentración convergente de medios tradicionales y tecnologías de la información, con un cambio profundo del paradigma de circulación, producción y consumo de información y bienes culturales, en medio de la potente irrupción de las redes sociales y del mundo digital en la vida cotidiana. Simultáneamente, en Argentina se consolida el descalabro del mapa de medios construido bajo el gobierno kirchnerista, al calor de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, cuyo artículos centrales fueron anulados por decreto presidencial ni bien asumió Mauricio Macri.

Al desguace de los medios del Grupo Veintitrés de Sergio Szpolski y Matías Gartfunkel -a finales de 2015 y comienzos de 2016- le siguió una seguidilla de despidos y vaciamientos de distintos medios privados históricos, como fueron el cierre de la agencia DyN, los despidos masivos de Radio Del Plata de Electroingeniería, la quiebra de Radio Rivadia y la fragementación del pago de salarios y aguinaldos en el Grupo Indalo de Cristóbal López y Marcelo De Sousa (C5N-Radio 10).

En este marco se dan los despidos en Télam, dejando en la calle a trabajadores y trabajadoras de prensa con décadas de servicio en la agencia.

Se puede ganar

En Télam ya se venía dando una persecución sistemática por parte de la gerencia macrista, con el despido de dos periodistas en mayo y los sumarios abiertos contra delegadas y trabajadoras que encabezaron la protesta del 8M. Además, en 2017, la comisión gremial interna del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba) ya había denunciado el vaciamiento y la tercerización del servicio publicitario de Télam, histórico agente de contralor de la pauta oficial. Esa denuncia fue en el Congreso Nacional.

Pero la resistencia que vienen llevando adelante los trabajadores y trabajadoras, con un paro por tiempo indeterminado y permanencia en sus lugares de trabajo, ha despertado una enorme solidaridad desde distintos sectores sociales, políticos, sindicales y estudiantiles, comenzado por un enorme apoyo entre los trabajadores de prensa y periodistas de distintos medios. Esa simpatía es también un apoyo a la continuidad de una agencia de noticias gestionada por el Estado.

Te puede interesar:La carrera de Comunicación UBA apoya a los trabajadores de Télam

Una muestra de la enorme simpatía que está ganando esta lucha se ve en que ha logrado romper el cerco mediático que las empresas periodísticas montan cada vez que resistimos despidos o ataques patronales en el sector.

Este extendido apoyo y rechazo a los despidos se viene expresando ampliamente en redes y rodeando la toma. Ese apoyo también se vio en la importante movilización al CCK del último jueves 05-07. Allí se hicieron presentes referentes sociales, políticos, de derechos humanos y sindicales. También dieron su apoyo trabajadores de diversos medios y de otros sectores que resisten el ajuste del gobierno y los empresarios.

La respuesta de Lombardi y Macri son mentiras, estigmatización contra los trabajadores y cientos de policías en las manifestaciones. Además de amenazas de represión y denuncias judiciales que quieren preparar el terreno para un posible desalojo. Ellos quieren transformar a Télam en un caso testigo para ir por más "ajuste fiscal" y despidos de trabajadores estatales, tal como la historia enseña cada vez que hubo un acuerdo con el FMI.

La solidaridad recibida y la unidad que se mantiene firme entre los trabajadores y trabajadoras de Télam (despedidos y no despedidos), es la base para torcerle el brazo al gobierno de los CEO.

Es necesario extender aún más esa solidaridad conquistada, para avanzar en la coordinación con el conjunto de los trabajadores que vienen siendo atacados, empezando por el resto de los trabajadores de medios y continuando con distintos sectores que resisten, como el Subte, Inti, docentes, Vialidad; entre otros.

El movimiento de mujeres que viene copando las calles en la lucha por el aborto legal, demuestra que la movilización masiva es clave. Es otro gran punto de apoyo para que los trabajadores y especialmente las trabajadoras de Télam que son parte de la gran "marea verde", puedan ganar.

A las acciones de lucha fundamentales que se vienen llevando adelante, es necesario sumarle nuevas demostraciones de fuerza más contundentes. Los sindicatos que apoyan esta pelea y que se posicionan contra el ajuste del gobierno tienen en sus manos la posiblidad de convocar a medidas de lucha de solidaridad con esta dura lucha. Desde nuevas movilizaciones donde sumen a los miles de trabajadores que ven con simpatía la lucha de Télam, hasta paros solidarios.

Al mismo tiempo, la dirigencia de la CGT, que ya les ha dado su apoyo a los trabajadores y trabajadoras de Télam, tiene en sus manos la posibilidad de convocar a un nuevo paro nacional, como parte de un plan de lucha, que le dé mucha más fuerza al reclamo contra los despidos en Télam.

Es fundamental el impulso de un gran fondo de lucha para sostener esta pelea todo el tiempo que sea necesario. Para ayudar a que todos los compañeros y compañeras despedidas no sufran el apremio de los problemas económicos. Para aportar a los trabajadores que necesitan de tratamientos, como reconoce el fallo judicial que exige la reinstalación del periodista Marcelo Bartolomé. El fondo de lucha es parte de la tradición histórica de la clase trabajadora, a pesar de que, como dijo Rodolfo Walsh, las "clases dominantes han procurado siempre que los trabajadores no tengan historia, no tengan doctrina, no tengan héroes y mártires".

La Izquierda Diario ha venido reflejando cotidianamente la voz y las medidas de lucha que están planteando los trabajadores y trabajadoras. Lo seguiremos haciendo, poniendo nuestro medio y nuestra fuerza a disposición de esta pelea, una pelea que se puede ganar.

Desde el PTS en el Frente de Izquierda y desde el Movimiento de Agrupaciones Clasistas también venimos planteado nuestro apoyo activo a esta pelea. Porque si ganan los trabajadores y trabajadoras de Télam, es un triunfo de toda la clase obrera.







Temas relacionados

#SomosTélam   /    Hernán Lombardi   /    SiPreBA   /    Vaciamiento   /    Télam   /    CGT   /    Despidos   /    Medios de comunicación   /    Mundo Obrero   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO