Internacional

WALL STREET

Tensiones en la economía norteamericana

El índice bursátil estadounidense S&P 500 cerró en baja ayer, tras una sesión volátil con malos reportes de resultados de varias empresas.

Jueves 3 de mayo | Edición del día

El índice S&P 500 cerró en baja el jueves, tras una sesión volátil con malos reportes de resultados de varias empresas.

Una fuerte caída después de la apertura llevó al S&P 500 y al Promedio Industrial Dow Jones por debajo de sus promedios móviles de 200 días, un indicador técnico clave del impulso a más largo plazo. Pero ambos referenciales redujeron las pérdidas para volver a quedar por encima de esos niveles, y el Dow subió levemente al cierre de la sesión.

El Promedio Industrial Dow Jones subió un 0,02 por ciento, mientras que el S&P 500 cayó un 0,23 por ciento. En tanto, el Nasdaq retrocedió un 0,18 por ciento.

Las acciones de la aseguradora American International Group Inc y de la distribuidora de medicamentos Cardinal Health Inc se desplomaron luego de que las firmas reportaron resultados trimestrales. AIG, con un descenso de un 5,3 por ciento, y Cardinal Health, con un declive de un 21,4 por ciento, estuvieron entre las mayores pérdidas del S&P 500.

A pesar de una temporada general de ganancias altas, los inversores aprovecharon las señales de que las ganancias corporativas podrían haber alcanzado su punto máximo.

"Las buenas noticias ahora son malas noticias", dijo Peter Kenny, estratega senior de mercados de Global Markets Advisory Group en Nueva York. "En realidad, no hay nada que permita mantener los precios de los papeles en ese nivel", agregó.

Contradictoriamente y como ya es costumbre, los datos económicos de Estados Unidos proporcionaron una perspectiva mejor. Si bien datos del jueves mostraron un modesto aumento de las nuevas solicitudes de beneficios por desempleo durante la semana pasada, el número de estadounidenses que reciben ayuda por cesantía cayó a su nivel más bajo desde 1973, lo que apunta a una mayor demanda de empleo que estaría impulsando levemente los aumentos salariales.

Un informe del Departamento de Trabajo mostró que la remuneración por hora de los trabajadores subió un 3,4 % en el primer trimestre, luego de crecer un 2,4 % en el período de octubre a diciembre. El aumento fue del 2,5 por ciento en comparación con el primer trimestre de 2017.

El déficit comercial del país, por su parte, se redujo por primera vez en siete meses, debido a que las exportaciones aumentaron por mayores envíos de aviones comerciales y soja. El aumento de las exportaciones de soja podría estar ligado a la baja de los envíos argentinos debido a la mala cosecha como resultado de la sequía en territorio nacional. Los pedidos fabriles estadounidenses para marzo también se incrementaron.

"La buena noticia es que estamos exportando más, pero con los mercados laborales increíblemente ajustados los costos laborales también se están acelerando", dijo Joel Naroff, economista jefe de Naroff Economic Advisors en Holland en Pensilvania. "El aumento de costos laborales indudablemente será un factor cuando los funcionarios (de la Fed) se reúnan en junio".

Algunos inversores expresaron su preocupación de que el crecimiento económico se haya moderado y que un futuro aumento de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal pueda desacelerar el crecimiento. Aunque el miércoles, la Fed no modificó las tasas, señaló –en lo que podría interpretarse como mensaje ante nuevas acciones- que la inflación se acercó a su objetivo de un 2 por ciento.







Temas relacionados

Rentabilidad   /    Wall Street   /    Salario   /    Desempleo   /    Estados Unidos   /    Economía Internacional   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO