Mundo Obrero

FRAY LUIS BELTRAN

Trabajadores de Fabricaciones Militares definen medidas de fuerza contra los despidos

Operarios de la planta estatal realizaron una asamblea en la mañana del lunes para decidir cómo pelear por la reincorporación de los 35 despedidos. Aún continúa militarizada. En los últimos diez días el gobierno nacional echó a 111 trabajadores estatales de Fabricaciones Militares de sede central (CABA), Río Tercero, Villa María y Fray Luis Beltrán.

Martes 26 de diciembre de 2017 | 22:07

Este martes por la mañana se llevó adelante una asamblea de trabajadores en los portones de la empresa estatal Fabricaciones Militares que funciona en Fray Luis Beltrán. Fue convocada por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y la Junta Interna de la fábrica en el marco de un paro que llevan adelante contra las desvinculaciones. Según voceros de los trabajadores la asamblea definió ir en caravana el miércoles por la mañana hasta la localidad de San Lorenzo, donde se realizará un acto para visibilizar el conflicto. En esta acción confluirán con los trabajadores de la Refinería San Lorenzo de la firma OIL, que previamente llevarán adelante un abrazo solidario a la planta petrolera contra el riesgo de cierre. Por la tarde del miércoles convocan a un plenario de secretarios generales de gremios del cordón industrial con la mira puesta en acordar el llamado a un paro regional que frene los despidos en las empresas del cordón. El jueves por la mañana realizarán una conferencia de prensa en la localidad de Santa Fe y por la tarde se llevará adelante una actividad con el padre Yaco.

Los 35 despidos en la planta beltranense se conocieron el pasado jueves, luego de que los trabajadores y sus representantes gremiales denunciaran la intención del gobierno nacional de desvincular a parte de la plantilla de la firma. Los días previos el Ministerio de Defensa de la Nación a cargo de Oscar Aguad, y la Dirección General de Fabricaciones Militares habían formalizado los despidos de 27, 29 y 30 trabajadores y trabajadoras en las sede central de Ciudad de Buenos Aires, y en las fábricas de Río Tercero y Villa María (provincia de Córdoba), respectivamente.

Aún se mantiene la militarización de la planta con la presencia del grupo Albatros de Prefectura Nacional Argentina (PNA), que es utilizado para intimidar a los empleados.

De los 430 trabajadores que la planta de Fray Luis Beltrán emplea tan sólo 60 son efectivos, el resto trabaja mediante la modalidad de contratos que van renovándose, lo que facilita mucho el despido de trabajadores y el achique de la planta.








Temas relacionados

Despidos   /    Santa Fe   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO