Deportes

FÚTBOL

TyC Sports: banalización de la homofobia en escandalosa publicidad por Rusia 2018

En la tarde de ayer el canal deportivo lanzó una publicidad en la que –dirigiéndose al presidente ruso Vladimir Putin- se burla de “manifestaciones de amor entre hombres” en el fútbol. Amplio repudio.

Augusto Dorado

@AugustoDorado

Viernes 11 de mayo | Edición del día

Para el grupo TyC Sports parece que algunos prejuicios reaccionarios que todavía perviven en la sociedad son motivo de “broma” o “risa”: una insólita y escandalosa publicidad institucional (producida por la agencia Mercado McCann) titulada “Putin” compara livianamente expresiones de afecto o alegría en el fútbol con prejuicios homofóbicos que en el país anfitrión de la Copa del Mundo son causa de persecución o hasta tortura y muerte.

“Señor Putin: nos hemos enterado de que su país no admite las manifestaciones de amor entre hombres. ¡Estamos en problemas!...”, arranca el comercial intentando ser simpático pero logrando únicamente reforzar estereotipos y banalizar la lucha contra prejuicios homo-lesbo-transfóbicos. Pero lo que agrava el contenido pretendidamente “gracioso” de la publicidad es que se dirige a Vladimir Putin, primer mandatario de Rusia, que tiene como política de Estado la persecución a personas LGTTBI, llegando al extremo de contar con centros clandestinos de detención para quienes difundan “propaganda homosexual”. Un usuario de Facebook reflexionaba con buen criterio si quienes hicieron el guión del corto alguna vez habrán sentido “un 10% del terror que sienten los LGTB en Rusia y Chechenia simplemente por amar, por sentirse atraídos a quienes desean”.

La publicidad de TyC está plagada de lugares comunes y doble sentido: “Venimos de un lugar donde es común ver a un hombre llorar por otro hombre”, “agacharse ante un hombre”, “que se revuelquen por el pasto”, “se paseen con los genitales por el cuello”, etc.

Lo peor llega después: mientras se observa la imagen de Putin desfilando, la voz en off plantea “quizás para algunos hombres duros como Usted, sean difíciles entender algunos gestos de amor” y acto seguido se ve a un hincha haciendo el gesto de “coger” con los dedos. Calificar a un declarado homofóbico –encima uno de los personajes más poderosos del planeta- como simplemente un “hombre duro” es casi deslizar tácitamente una justificación a sus políticas represivas (de la que los publicistas reconocen ser conscientes cuando abren con el texto “nos hemos enterado de que su país no admite las manifestaciones de amor entre hombres”). O por lo menos minimizar esas políticas.

Luego le siguen imágenes del capitán de River Leo Ponzio con el pantalón sangrado en la parte trasera y la voz en off concluye “No hay nada más emocionante que ver a un hombre romperse todo por otros hombres”... Es de público conocimiento que Ponzio sufría de hemorroides y que disputó tramos de un partido en malas condiciones debido a esta afección, pese a lo cual prefirió seguir jugando. Cualquiera que haya sufrido de hemorroides (afección que por prejuicio social casi nadie reconoce padecer o haber padecido) sabe lo incómodo y hasta doloroso que puede ser eso. Los publicistas de TyC hacen el uso del verbo “romperse” en alusión a la figura “romperse el culo”, otro estereotipo homofóbico (más allá de que en este caso lo asocian a un gesto de valor, cuando mayormente en el fútbol el prejuicio es asociar la homosexualidad a la cobardía). Una “metáfora” de mal gusto.

TyC remata la publicidad con una definición: “Señor Putin (intentando hacer la gracia en la pronunciación, como derivado de “puto”, NdeR)si para usted el amor entre hombres es una enfermedad, nosotros estamos muy enfermos… y ¿sabe qué? Es contagioso”; así recoge el guante de prejuicios oscurantistas y reaccionarios que ubican a identidades sexuales diversas como una enfermedad por correrse de la “norma”. ¿Dónde estaría el chiste en esa definición?

La empresa TyC Sports dio de baja el video de sus canales oficiales de Youtube y Twitter -aunque al cierre de esta nota todavía lo mantenía en su página web- ante la ola de repudio no solamente de público usuario a título individual sino también de instituciones como la Fundación Huésped o la Coordinadora de Hinchas, que emitió a las pocas horas de lanzado el comercial un comunicado para repudiarlo.

La banalización de los prejuicios contra la diversidad sexual por parte de TyC Sports llega a pocos días de cumplirse el 20° aniversario del suicidio del futbolista Justinus Fashanu, quien desarrolló su carrera en el fútbol inglés y que el 2 de Mayo de 1998 tomó la decisión de quitarse la vida tras los terribles padecimientos que sufrió por asumir públicamente su homosexualidad. En su memoria se instauró el Día Internacional contra la Homofobia en el Fútbol, que se conmemora cada 19 de Febrero (en homenaje a la fecha de nacimiento de Fashanu). Tal vez la consecuencia casual del institucional fallido de TyC Sports sea –motorizado por el repudio que generó el comercial “Putin”- una mayor toma de conciencia sobre la problemática de la discriminación LGTBI en el deporte para poder combatirla. Desde La Izquierda Diario bregamos por ello.

Te puede interesar: ¿Qué es el Día Internacional contra la homofobia en el deporte?








Temas relacionados

Mundial Rusia 2018   /    TyC Sports   /    Justin Fashanu   /    LGTBI   /    Homofobia   /    Vladímir Putin   /    Fútbol   /    Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO